Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 16 de septiembre de 2019
  • Actualizado 22:59

Sandra Bullock cuenta su experiencia en “bird box”

La actriz destaca la posibilidad de mostrar cómo actua el ser humano ante el temor y la desesperación. <BR>
Sandra Bullock cuenta su experiencia en “bird box”



Sandra Bullock levantó su teléfono celular y grabó a una multitud que entonaba la canción del feliz cumpleaños. Eran miles de fanáticos que le cumplieron la cita para ser los primeros en ver su película “Bird Box: a ciegas”, para la plataforma de Netflix y que supone su debut en streaming.

“Estoy aquí y dejé a mis hijos en casa; soy muy mala madre, así que les pido que les manden una felicitación a ellos”, dijo durante su visita a la Cómic Con de São Paulo, Brasil.

“Bird Box: a ciegas” es una película de un poco más de dos horas que cuenta el conflicto de una mujer que tiene que lidiar con una extraña situación que lleva al mundo al caos y la destrucción, lo que a su vez implica tener que limitar uno de los sentidos para sobrevivir.

“Tiene esos elementos de tensión y un poco de suspenso, pero en realidad expone el drama de Malorie (su personaje): una mujer que pasa por algo terrible para luego encontrar un poco de estabilidad. También es una producción que trata de rescatar esa idea de solidaridad y amor que aflora en la personas cuando viven una situación extrema”, recalca la actriz en una entrevista con El Tiempo.

Contada en dos tiempos, la película expone otras temáticas, como el miedo a quienes no pertenecen a un circuito social establecido, el racismo, la intolerancia; todo, en el marco de la aventura y de la mano de la realizadora danesa Susanne Bier.

“Nunca he tenido problema con que una historia sea contada por un pene o una vagina”, bromea la actriz, haciendo referencia a que esta aventura fuera dirigida por una mujer y al hecho de que la protagonista lleva casi todo el peso dramático. En el proyecto también la acompañan Sara Paulson, John Malkovich y Tom Hollander.

“Lo que realmente me encantó es que es una historia llena de muchas capas y, sobre todo, analiza esa idea de que las personas tendemos a alejarnos por el miedo, cuando en realidad estamos para crear conexiones muy fuertes con los demás”, precisa.

“Para mí también era interesante hacer parte de una película en la que asumiera el reto de ser una especie de heroína contundente cuando lo situación lo amerita”, revela.

“Soy optimista, creo que la humanidad es buena, pero es esa mezcla de ignorancia y miedo lo que lleva a que las cosas no funcionen bien. Al final, la bondad tiene que brillar, tenemos que abrirnos a los demás y, claro, nunca terminar escondidos en un búnker”, concluye.