Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 18 de septiembre de 2019
  • Actualizado 01:44

NASA revela datos de bennu, el “asteroide de la muerte”

La NASA compartió imágenes de este cuerpo estelar que se cree podría impactar contra la Tierra en el siglo XXII<BR>
NASA revela datos de bennu, el “asteroide de la muerte”



La nave espacial OSIRIS-REx de la NASA, cuyo fin es tomar una muestra del asteroide Bennu y traerla a la Tierra -para obtener información adicional acerca de los orígenes del universo-, observó que la superficie de su objetivo es diferente a las observaciones preliminares de la misión.

Las imágenes del asteroide que es considerado un remanente de la formación del Sistema Solar, po- see un terreno accidentado repleto de grandes rocas, contrario a datos previos que exponían un área lisa cubierta de polvo fino.

“La superficie accidentada fue en contra de todas nuestras predicciones. Bennu ya nos está sorprendiendo, y nuestro emocionante viaje allí recién comienza”, señaló Dante Lauretta, el investigador principal de OSIRIS-REx en la Universidad de Arizona en Tucson.

"El descubrimiento de esas columnas es una de las mayores sorpresas de mi carrera científica", añadió.

El equipo aún no determina la cantidad y tamaño de las rocas, no obs-tante, debido a que la densidad de piedras es mayor a lo esperado, significa que los planes de recolección de muestras se deben ajustar.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), señala que debido a las condiciones rocosas del terreno, el equipo no ha identificado un lugar de descenso de la misión.

“Bennu lanzó un desafío para enfrentar su terreno, y estamos seguros de que OSIRIS-REx está a la altura de la tarea”, expresó Rich Burns, gerente de proyectos de esa misión del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA.

Las nuevas fotografías también re-velaron las primeras observaciones, en primer plano, de columnas de partículas que emergen de la superficie del asteroide.

Luego de una evaluación de seguridad, el equipo de la misión concluyó que las partículas no representan un riesgo para la nave. Sin embargo, continúan el análisis y sus posibles causas.