Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 16 de septiembre de 2019
  • Actualizado 22:57

“Bullying, un problema social”

“Bullying, un problema social”


El “bullying” (acoso, hostigamiento, intimidación o matoneo) es un tipo de violencia presente en el ámbito escolar; tiene como actores a tres clases de estudiantes: agresores, agredidos y testigos o instigadores. Es decir, que no es una cuestión dual (agresor-agredido), es un fenómeno grupal que donde involucra a los observadores presentes o no. 
Esta forma de violencia implica la presencia de conductas repetitivas de exclusión, burla, amenaza, descalificación, golpes, robos, discriminación y otros. 
El “bullying” es un problema que está presente en el ámbito educativo, pero repercute de manera directa o indirecta en la sociedad. Uno de sus efectos es el malestar individual de las víctimas y agresores, que suele ser el detonante posterior, e influye en la vida futura, situando a la persona en una posición activa de violencia o pasiva de sumisión. 
El psicoanalisis, desde Sigmund Freud hasta Jacques Lacan, profundiza el alcance del bullying en el contexto socio-cultural. S. Freud (Malestar en la Cultura; 1930) nos habla sobre la pulsión de muerte que da origen a conductas agresivas hacia el mundo externo y hacia uno mismo. J. Lacan con su teoría del Estadio del Espejo, fundamenta que la violencia es un acto inconsciente que se instala de manera simbólica a través del aprendizaje.  
Ambos psicoanalistas ponen énfasis en la influencia que tiene la cultura en el accionar violento. Freud decía que el ser humano es el único que puede golpear, torturar, humillar y matar a su semejante. Este autor también se cuestiona sobre la imposibilidad de relacionarse de manera pacífica entre los hombres. Lacan dice a esto: “que lo que no se habla, se actúa”, transgrediendo leyes relacionales. 
¿Será el bullying un acto violento impuesto por un sistema socio-político que empuja a la exclusión de lo diferente, que no responde a los modelos socio-culturales?

NOTA: Para cualquier consulta o comentario, contactarse con Claudia Méndez del Carpio (psicóloga), responsable de la columna, al correo electrónico [email protected] o al  teléfono/whatsApp  62620609. Visítanos en Facebook como 
LECTURAS SUTILES.