Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 23 de septiembre de 2019
  • Actualizado 16:15

¿Dormir con mascotas proporciona bienestar?

Descansar con nuestro perro o gato tiene consecuencias. Nuestro descanso puede ser más relajado, disfrutamos de su cariño, su cercanía y su protección.
¿Dormir con mascotas proporciona bienestar?

Son muchas las personas que comparten su cama con animales. En Australia, por ejemplo, existe un refrán que dice aquello de que “en noches frías, lo mejor es dormir con tres perros”. Ni más ni menos. Sea como sea, pocas cosas para algunos ojos parecen más normales que dejar que las mascotas se suban a la cama y pasen la noche con acompañadas. Sin embargo, ¿dormir con nuestras mascotas es una práctica recomendable?

La comunidad médica tiene sus dudas. Es más, si hay algo que preguntan los especialistas en higiene del sueño, cuando una persona sufre un mal descanso nocturno, es si duerme junto a sus mascotas. Queda claro que nuestros pe-rros dan muchas vueltas a la hora de encontrar ese rincón idóneo donde dormir. También, que los gatos adoran la noche y que es normal que se sientan a veces más activos

Ahora bien, no solo nuestros amigos de cuatro patas pueden ser molestos. Los compañeros y compañeras de cama también pueden interferir de vez en cuando el descanso nocturno. Tanto los animales como los humanos roncamos, tenemos pesadillas y nos entra sed a media noche. Toda convivencia tiene sus pros y sus contras, pero en lo que refiere a dormir con nuestras mascotas hay una serie de ventajas a destacar.

Este tema sigue levantando cierta polémica. Hay quien ve en esta costumbre una práctica peligrosa, poco higiénica y nada recomen-dable. Otras personas, en cambio, no ven problema alguno. Muchos ya pasaron su infancia compartiendo cama con mascotas. Así, es común que llegada la edad adulta y viviendo en pareja siga habiendo algún animal entre los edredones

Un estudio de la Universidad de Queensland, en Australia, a cargo del doctor Bradley Smith, señala que más de la mitad de personas que tienen mascotas duermen con ellas. Y, las razones por las que lo hacen, son las siguientes:

Porque les tienen cariño y les gusta su cercanía; les generan cierta sensación de seguridad y protección; en ciertos casos, tener cerca a una mascota, mitiga la sensación de soledad.

Hay personas que experimentan cierta relajación con la cercanía de su perro o su gato. La respiración de los primeros o los ronroneos de los segundos genera paz y tranquilidad.


¿QUÉ DICE LA CIENCIA?

En el 2018, se llevó a cabo un interesante estudio que alcanzó bastante repercusión. La Universidad de Canisius College, en Buffalo, Estados Unidos hizo un seguimiento a 962 mujeres para profundizar en la calidad del sueño vinculada al hecho de compartir descanso con alguna mascota

* Se demostró que tener un animal en la habitación siempre elevará la probabilidad de sufrir interrupción del sueño

* Ahora bien, el grado de satisfacción y de conexión emocional con la mascota genera       bienestar

* También quedó demostrado un hecho interesante. A la hora de de dormir con nuestras mascotas, deberíamos tener en cuenta un detalle. Por término medio, los gatos provocan más interrupciones del sueño que los perros. Los felinos suelen estar más activos por las noches y es común que suban y bajen de la cama o que nos reclamen nuestra atención

* Por otro lado, también se demostró que dormir con un perro es más relajante. Y no solo eso, en este estudio se demostró los dueños los perros siguen unos horarios más ajustados y tienden a levantarse más temprano.

¿Por qué les gusta a nuestras mascotas dormir con nosotros?

* A los perros les gusta dormir con nosotros porque somos su clan, esa manada a la que proteger. Muchos son hasta territoriales y pueden ver mal que suban a la cama otros animales (u otros humanos)

* A los gatos, por su parte, les encanta la comodidad de la cama. Dormir calientes y entre edredones es un placer. Además, la cama es una superficie alta desde la cual pueden tener mayor visión del “territorio”

* Por otro lado, tanto perros y gatos adoran dormir con nosotros por afecto, cercanía  y porque somos su familia.

RECOMENDACIONES

 * Nuestros animales deben tener un control veterinario periódico (vacunas, desparasitación, descartar posibles enfermedades, etc.)

* La higiene es un aspecto importante

*  Tendremos especial cuidado con niños y ancianos. En el caso de los pequeños, valoraremos su edad y madurez a la hora de permitirle dormir con un animal; y en el de personas mayores, no es recomendable en        caso de que tengan problemas de movilidad, demencias, etc

* Asimismo, si padecemos alguna enfermedad o sufrimos insomnio, valoraremos la idoneidad o no de dejar que nuestra mascota duerma con nosotros

Para concluir, todo aquel que sea amante de estos maravillosos compañeros de vida, se habrá planteado alguna vez la posibilidad  de darles un rincón de su cama

Hacerlo o no, no deja de ser una opinión personal, algo muy particular que cada uno decide. Sea como sea, lo más importante  es garantizar su bienestar y el nuestro, y si la noche es más plácida con ellos al lado, no hay por qué poner más objeciones.