Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 26 de junio de 2022
  • Actualizado 19:31

Dos analistas dicen que se cometieron siete errores

Dos analistas dicen que se cometieron siete errores



El Movimiento Al Socialismo (MAS) cometió al menos siete errores durante su campaña para el Referendo Constitucional del 21 de febrero afirmaron ayer, por separado, el presidente del Colegio de Politólogos de La Paz, Ludwig Valverde y, el analista Iván Arias Durán.

1.- El primer error, es que el MAS basó su campaña política electoral íntegramente en la figura del presidente Evo Morales, relacionando su imagen con el proceso de cambio y los logros obtenidos en los 10 años de gestión, apuntó Valverde.

Este punto fue aprovechado por quienes impulsaban el No para interpelar las acciones del Presidente y magnificar los errores de su gestión, como las denuncias de corrupción del Fondo Indígena.

"Eso ha provocado que el mismo Presidente no tenga respuestas convincentes para aclarar las denuncias de corrupción sobre el Fondo Indígena".

2.- El segundo error en el que incurrió la campaña del MAS fue el uso desequilibrado de los medios de comunicación estatales para hacer campaña política, tanto impresos como audiovisuales, en detrimento de la opción por el No.

Según Valverde, el MAS asoció la campaña por el Sí con el mensaje de que votar por esta opción era apostar al proceso de cambio y la continuidad para una buena gestión.

3.- Un tercer error de la campaña por el Sí fue subestimar el rol de las redes sociales, pese a que en este espacio prácticamente se libró la batalla política entre ambas opciones.

"El MAS estuvo con equipos organizados para tratar de abatir los argumentos a favor del No, pero no ha sido contundente".

Apuntó que las redes sociales en Bolivia y en otros países del mundo son espacios de comunicación en los que la población ejerce su ciudadanía y debate diferentes temas.

4.- Un cuarto error cometido por la campaña del Sí fue haber utilizado nombres de políticos que han sido expulsados del país, tratando de encasillar a todos los que impulsaban el No con figuras como Gonzalo Sánchez de Lozada, Carlos Sánchez Berzaín y Manfred Reyes Villa, entre algunos otros.

"Los ha relacionado con la campaña por el No. Sin embargo, no se ha dado cuenta de que la población no se deja manipular fácilmente y que puede emitir un criterio democrático, crítico, respecto a lo que sucede en el país".

5.- Hubo falta de transparencia en las acciones del Gobierno, porque no explicó con contundencia las denuncias de corrupción y del supuesto tráfico de influencias en el caso de la empresa china CAMC.

6.- En tanto que el analista Iván Arias se refirió a viejas herramientas para un nuevo periodo. Se utilizó una vieja estrategia que le dio resultados en 2005, 2009 y en 2010, pero que ya se notaba agotada y cansada en 2014. “Está en esa lógica de la confrontación, de meter en una sola bolsa a todos, de contraponer amigos - enemigos”.

7.- La crisis que surgió a raíz de la denuncia del “zapatazo” y de los hechos violentos en El Alto, no fueron administrados de manera correcta.

Arias se refirió así a Gabriela Zapata, expareja del Morales que es ejecutiva de la empresa china CAMC y se adjudicó al menos 7 obras estatales y, los sucesos de El Alto, donde un grupo de padres de familia que exigía atención a sus demandas encerró a funcionarios en la Alcaldía e inició el fuego a cuya consecuencia murieron 6 personas y otras 25 quedaron heridas, el 17 de febrero pasado.

El analista señaló que el Gobierno no supo manejar la crisis. “Creyeron que diciendo cualquier cosa ellos podían salir del paso y les salió muy mal. Problemas que podían haber sido confrontados de una manera más inteligente y profesional fueron enfrentados en base a declaraciones que confundían más”.