Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 06 de octubre de 2022
  • Actualizado 00:07

LAS TAREAS PENDIENTES TIENEN QUE VER CON LOS TEMAS FINANCIEROS Y TRIBUTARIOS DE LOS GOBIERNOS SUBNACIONALES, ASÍ COMO LA DESCENTRALIZACIÓN.

Expertos ven freno del Gobierno a la autonomía

Expertos ven freno del Gobierno a la autonomía



Aunque consideran que el proceso de consolidación de un régimen de autonomías en el país atraviesa su fase inicial, e incluso una de transición desde el sistema anterior, expertos en el tema afirman que su avance es frenado por el nivel central de la actual gestión de Gobierno. Identifican como tareas pendientes reformas que permitan a los gobiernos subnacionales ser más autónomos en términos financieros y tributarios, así como voluntad política del Ejecutivo hacia la descentralización.

“Nos hemos quedado en el concepto de Estado plurinacional, pero en la fase autonómica estamos todavía en un modo inicial”, señala Carlos Cordero, analista político. Recuerda que esa fase comenzó en 2009, cuando se aprobó una Constitución que reconoció en Bolivia a un Estado plurinacional y con autonomías.

Si bien la construcción de institucionalidad lleva tiempo, “el proceso autonómico no ha recibido por parte del Gobierno el suficiente estímulo; no ha tenido la suficiente voluntad política porque le convenía y le conviene tener esta actitud centralista para seguir promoviendo el desarrollo y la inversión desde el nivel central”, dice.

MENOS CENTRALISTA Cordero ve a futuro un Estado menos centralista y en el que las regiones tendrán cada vez más atribuciones y competencias, pero cree que para ello será importante un cambio de gobierno. “La continuidad del Movimiento Al Socialismo (MAS) en el gobierno es como poner freno de mano al proceso de las autonomías”.

Fabián Yaksic, exviceministro de Descentralización, confía en que los cambios necesarios para la consolidación de las autonomías ocurran en la gestión actual, la cual corresponde a la segunda generación de gobernadores y alcaldes elegidos por voto popular. “Todavía estamos en la transición del viejo Estado centralista hacia uno realmente con autonomías; ojalá que en estos tres años que quedan de gestión se sienten las bases para profundizar el régimen autonómico”.

MONOPOLIO En términos de diseño político, añade, se ha roto el monopolio legislativo del nivel central del Estado, pero quedan obstáculos por librar. Uno de ellos, menciona, es que la Ley Marco de Autonomías transfirió competencias al nivel subnacional sin asignar los recursos financieros necesarios. La otra traba consiste en que la norma no contempla el aspecto económico de las autonomías.

“Los municipios cuentan con un dominio tributario importante, que tienen que seguir trabajando y fortaleciendo, pero las gobernaciones carecen de ese dominio para tener recursos por recaudación fiscal (…) Hay que pensar qué impuesto hoy cobrado por el nivel central puede ser transferido a las entidades autónomas, y paralelamente avanzar en un manejo autónomo de los ingresos y egresos”, explica el actual director del Servicio Departamental de Fortalecimiento Municipal de la Gobernación de La Paz.

Para Yaksic, lo anterior depende en gran medida de que se logré o no un pacto fiscal, aquel referido a la distribución y uso de recursos de coparticipación tributaria entre los diferentes niveles gubernamentales.

SIN FUTURO Yerko Ilich, especialista en descentralización, coincide con Cordero al señalar que no existe mucho futuro para las autonomías en el país con el gobierno del MAS. “La administración actual es centralista y no quiere el desarrollo de las regiones, ni de los gobiernos locales; absorbe recursos y sobre todo logros de gestión”.

El analista va más allá del freno gubernamental del que hablan Cordero y Yaksic. Ve un retroceso en lo que hasta un tiempo se logró. “De 1995 a 2016, hubo una etapa en la cual el sistema subnacional empezó a desarrollarse y adquirir una musculatura interesante que nos podría haber llevado a un modelo descentralizador más eficiente, pero desde el 2010 hasta ahora, no solo hay un retroceso, sino que hay una pugna del gobierno central por hacer desaparecer los poderes subnacionales”.

Argumenta que las gobernaciones y municipios han sufrido recortes presupuestarios fruto de una política de austeridad que tiende a agravarse.

REFERENDO 15 Entidades Territoriales Autónomas irán a referendo en el país para aprobar o rechazar 10 cartas orgánicas municipales, cuatro proyectos de estatutos indígena originario campesinos y un estatuto regional.