Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 06 de octubre de 2022
  • Actualizado 00:07

LOS TERRITORIOS DE LOS URU CHIPAYAS Y GUTIÉRREZ MOSTRARON AMPLIO INTERÉS POR EL PROCESO ELECTORAL Y ACUDIERON A LAS URNAS DESDE MUY TEMPRANO. NO HUBO INCIDENTES A EXCEPCIÓN DE LA INASISTENCIA DE ALGUNOS JURADOS ELECTORALES DE MOJOCOY

Autonomías indígenas llevaron a tres municipios a las urnas

Autonomías indígenas llevaron a tres municipios a las urnas



Los municipios Uru Chipaya en Oruro, Mojocoya en Chuquisaca y Gutiérrez en Santa Cruz vivieron ayer una jornada diferente. Los tres territorios habitados por indígenas dejaron de lado sus actividades dominicales, entre ellas comerciales y laborales, para asistir a las urnas y decidir su futuro a través del voto.

La forma de gobierno autonómico que permite la administración política y económica de cada pueblo es lo que los convocó a ejercer su derecho al voto, su objetivo es buscar su propio desarrollo.

MOJOCOYA Situado a 185 kilómetros de Sucre, Mojocoya es un pueblo que vive de la agricultura y ganadería. Hablan el quechua y el castellano y visten poncho y sombrero en el caso de los hombres, y pollera las mujeres. Tienen un respeto por la Madre Tierra y tratan de vivir en armonía con esta.

Ayer, la población salió a las urnas, pero mostró poco interés al proceso, pues hubo ausencia de jurados electorales, lo que hizo demorar el inicio de votación.

El retraso hizo que el cierre de mesas se extendiera hasta las 17:00 horas, informó el Tribunal Departamental de Chuquisaca.

Los votantes que estaban en las filas de sus mesas tuvieron que asumir la labor de jurados para llevar adelante el proceso.

Los ciudadanos acudieron a las urnas para aprobar o desaprobar el Estatuto Autonómico Indígena Originario Campesino de Mojocoya.

En esta entidad territorial se habilitaron a 3.406 ciudadanas y ciudadanos para el plebiscito. De esos 1.677 fueron varones y 1.729 mujeres. En su estatuto se prevé la elección de la autoridad mayor a la que denominarán Jatun Kamachi. Su estatuto plantea elegir a los candidatos de acuerdo a sus costumbres para luego escoger a uno mediante el voto.

Para su Asamblea Legislativa se prevé 10 representantes, 5 titulares y 5 suplentes.

URU CHIPAYA El milenario pueblo Uru Chipaya, situado a 188 kilómetros de Oruro, fue acompañado en su proceso electoral por gran cantidad de observadores y medios de comunicación.

El gran movimiento de gente que llegó el sábado al lugar llamó la atención de los 2.300 pobladores que, por lo general, no tienen la visita de los citadinos.

La jornada fue calificada como histórica por las autoridades del pueblo, que desde hace tres años prepararon su estatuto autonómico a través del que buscan conservar sus costumbres.

En el pueblo, en el que los hombres visten una camisa tejida y un sombrero de copa y las mujeres llevan un vestido de color oscuro y trenzas 915 personas fueron habilitadas para sufragar. Los votantes acudieron a cinco mesas distribuidas en tres recintos electorales cercanos a los putucus (vivendas de tepes de tierra y paja en forma de hongo donde habitan los chipayas).

Hubo amplia participación de los electores. Hasta el mediodía, al menos la mitad de los habilitados ya había acudido a las urnas.

La pregunta que se puso a consideración fue; “¿Está usted de acuerdo con la aprobación y puesta en vigencia del Estatuto del Gobierno Autónomo de la Nación Originaria Uru Chipaya?”.

GUTIÉRREZ El municipio de Gutiérrez es el paso obligatorio entre Camiri y Santa Cruz departamento al que pertenece.

El 90 por ciento de su población habla guaraní y vive entre la ciudad y el campo debido a la falta de oportunidades que hay en ese territorio.

Gutiérrez es el único pueblo indígena que consultó ayer a sus habitantes sobre la conversión a autonomía indígena.

De los 12.273 habitantes que tiene, 5.973 fueron habilitados en el padrón para responder la pregunta: “¿Está usted de acuerdo que el municipio de Gutiérrez se convierta en Autonomía Indígena Originaria Campesina, de acuerdo con los alcances, preceptos y procedimientos establecidos en la Constitución Política del Estado y la Ley?”.

En los recintos se observaron largas filas y la mayoría de las mesas inició la jornada sin inconvenientes. Las autoridades municipales impulsaron el proceso porque creen que al convertirse en Autonomía Indígena Originaria Campesina podrán administrarse mejor económica y políticamente para buscar su desarrollo y progreso.

EN SU IDIOMA

Las consultas en el pueblo Uru Chipaya se realizaron en el idioma Chipaya y en Gutiérrez, en Guaraní que es la primera lengua de ese municipio. En Mojocoya la consulta se hizo en español.

Yacuiba, Caraparí y Villa Montes unidos por la autonomía regional



La provincia Gran Chaco conformada por los municipios de Yacuiba, Carapari y Villa Montes vivió una jornada electoral distinta a la de todas las provincias del país, ya que es la primera en buscar, por medio del voto, su autonomía regional.

Pese a las elevadas temperaturas que se registraron, los chaqueños asistieron muy temprano y con normalidad a los recintos electorales. Se habilitaron a 100.814 ciudadanos para decirle Sí o No el Estatuto Autonómico Regional. Las autoridades del Organo Departamental Electoral de Tarija inauguraron la votación en Yacuiba con la presencia de autoridades de ese municipio.

El día también sirvió para disfrutar en familia y salir de paseo a pie.

Los pueblos indígenas Tapiete, Guaraní y Weenhayek, que están dentro de la provincia, también ejercieron su derecho al voto en esta región.

Gran Chaco, tierra bendecida por los hidrocarburos, quiere a través de su autonomía convertirse en el principal polo de desarrollo de Bolivia y referente geográfico del Chaco sudamericano. Su estatuto plantea conformar una Asamblea Regional que tendrá 9 miembros y un ejecutivo regional que será la máxima autoridad.

La Asamblea tendrá a su cargo la labor de fiscalización del Ejecutivo y elaborar leyes regionales.