Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 10 de agosto de 2022
  • Actualizado 17:08

Stranger Things 4 Parte II: “Es la temporada más terrorífica de toda la serie”

Los intérpretes Natalia Dyer y Charlie Heaton, que encarnan a Nancy Wheeler y Jonathan Byers, respectivamente, hablan sobre la nueva amenaza del Upside Down, con inspiración en ‘Pesadilla en Elm Street’, y cómo esta aterrorizará a los personajes de una de las series más populares de Netflix. La segunda parte de la cuarta temporada se encuentra disponible desde el 1 de julio en la plataforma de streaming
Una imagen promocional de la cuarta temporada de ‘Stranger Things’.          NETFLIX
Una imagen promocional de la cuarta temporada de ‘Stranger Things’. NETFLIX
Stranger Things 4 Parte II: “Es la temporada más terrorífica de toda la serie”

¿Es posible morir durante una pesadilla? Freddy Krueger nos demostró que nuestros sueños podrían convertirse en un terreno muy peligroso, a merced de sus cuchillas. Y Stranger Things 4 vuelve a recordarnos ese miedo. Los misterios de Hawkins tocan a su fin con un nuevo arco que homenajea a una estrella del cine slasher y, por supuesto, siguiendo el paralelismo de Dragones y Mazmorras. Charlie Heaton (Jonathan Byers) y Natalie Dyer (Nancy Wheeler) han acudido a la presentación de la cuarta temporada. Ambos cuentan sus experiencias durante el rodaje y qué podemos esperar de la segunda parte de Stranger Things 4.

Una temporada más terrorífica

“Esta temporada es más oscura y la más terrorífica; muy intensa”, asegura Natalie Dyer. Charlie Heaton destaca que esta temporada es la más ambiciosa, comenzando porque en este arco la historia trasciende más allá de Hawkins. Además, se suman nuevos actores al reparto y a las expectativas de crear un cierre redondo a una serie que nos ha acompañado durante años. La evolución, según el actor, es clara: “Si la primera temporada era como Los Goonies, esta es Pesadilla en Elm Street”.

Stranger Things 4, en efecto, no es tímida a la hora de rendir su homenaje a Pesadilla en Elm Street y cuenta con la presencia de Robert Englund, quien interpreta a Freddy Krueger en la saga clásica. Dyer le dedicó palabras muy cariñosas sobre cómo ha sido trabajar con él: “Aportó una energía muy positiva. Desde el principio los hermanos Duffer [showrunners y guionistas de la serie] nos hacían recomendaciones sobre películas que teníamos que ver antes de iniciar el rodaje, y Pesadilla en Elm Street era una de ellas”. La actriz destaca un monólogo de Robert Englund en el que puso mucho sentimiento y sensatez, que fue una masterclass para todo el equipo presente. “Stranger Things rinde homenaje a ciertos clásicos del terror y trabajar con el protagonista de uno de ellos ha sido increíble”.

“Como una gran familia”

Tras tantos años compartiendo este proyecto, el equipo de Stranger Things 4 ha creado una conexión muy especial, como remarca Charlie Heaton: “Es como una gran familia, y eso ayuda mucho a gestionar la presión causada por las expectativas que han crecido junto con la serie. Con los Duffer nos sentimos seguros y hacemos algo muy divertido y emocionante”.

Asimismo, nos han proporcionado detalles del proceso creativo. Natalie Dyer comenta la confianza ciega que tienen en los guionistas, “pero los actores también tenemos libertad de hacer nuestras propias propuestas dentro del rodaje”.

La pandemia, por su lado, ralentizó mucho un rodaje que se ha alargado durante dos años y que, además, cumplía con mayores exigencias: 9 guiones, 800 páginas de guion, nuevas localizaciones y un mayor elenco con respectivas nuevas tramas paralelas. Dyer destaca la dificultad de haber llevado adelante esta última temporada, en la que finalmente ha llegado todo a buen puerto.

Además, como es habitual en otras obras audiovisuales, las escenas se graban desordenadas. En Stranger Things, los actores resaltan la importancia de adaptarse rápidamente al tono de diferentes secuencias: pasar de momentos dramáticos a la comedia es todo un desafío. Natalie Dyer lo describía como “estar haciendo constamente un puzle”. Charlie Heaton subrayó lo satisfactorio que es ver los capítulos completos en lo que todo encaja, con escenas en las que no han estado presentas.

En cuanto a su temporada favorita, ambos actores están de acuerdo: la primera. Charlie Heaton, de manera honesta, explica: “La primera temporada es especial, y es muy difícil reconocer esto porque en una gira promocional tendría que decir que la cuarta es la mejor. Pero la primera vez que haces algo suele ser especial”. No obstante, también destaca que desde la misma lectura de guion los personajes ya se quedaban boquiabiertos.

Evolución en 4 temporadas

Como curiosidad, Charlie Heaton relató que uno de sus mayores retos a la hora de interpretar a Jonathan fue desarrollar un acento estadounidense, siendo él británico y, en especial, le costó pronunciar el nombre de Nancy con el acento adecuado: “Hay muchísimas escenas grabadas con todo el equipo gritándome tras las cámaras cómo pronunciar ‘Nancy’”. Cabe recordar que la experiencia de Heaton antes de Stranger Things era muy escueta: “Mandé un vídeo para el casting y no se me tuvo que dar mal, ¡porque me llamaron!”. Charlie Heaton se empapó de cultura estadounidense para meterse en el papel, y destaca la sincronización de él y Jonathan a través de la música.

Durante la rueda de prensa, surgió la interesante cuestión de la evolución de los personajes de Nancy y Jonathan a través de estas cuatro temporadas de Stranger Things. Natalie Dyer es consciente de la madurez de su personaje, quien ha pasado a ser más indepediente: “En comparación con la primera temporada, Nancy ha encontrado su propia voz y ha aprendido a confiar en su intención”. La actriz elogia el equipo de guionistas, quienes nos han proporcionado un elenco de personajes femeninos bien dibujados y positivos. Uno de ellos es Robin, interpretado por la actriz Maya Hawke. “La dinámica entre Robin y Nancy es fantástica. Tenemos algunas escenas juntas muy estupendas, y me encanta formar parte de una historia con mujeres tan fuertes e inteligentes”.

Charlie Heaton también habla de Jonathan en esta temporada, quien se separa de Nancy e intenta lidiar con su relación a distancia. “Uno de los nuevos personajes es Argyle, que ayuda mucho a Jonathan aunque acude a la ‘medicación’”. Eduardo Franco, quien interpreta a Argyle, ha causado un impacto muy positivo en Heaton. “Hicimos muchas improvisaciones desde el humor y me ha encantado sacar esta faceta de Jonathan con él”.

Nancy y Jonathan han pasado por muchas cosas desde los primeros capítulos de la primera temporada. Nancy perdiendo a su mejor amiga Barb y culpándose a sí misma por ello, mientras que Jonathan pasó la primera parte de la serie buscando a su hermano Will quien también había desaparecido y por lo que él también se culpaba, sin embargo, fue la búsqueda de Will y de Barb lo que en un principio los unió y por lo que nació esta bonita relación que hemos visto crecer y desarrollarse hasta convertirse en una de las favoritas de los fans.

Sin embargo, al final de la tercera temporada la familia de Jonathan dejó Hawkins para mudarse a California, poniendo una distancia enorme entre ellos. 

“Realmente los hermanos Duffer no nos dicen mucho”, dijo Dyer al respecto. “Pero nosotros también tenemos curiosidad sobre lo que pasará”, agrega. “La distancia es algo que nos ha deprimido, pero claramente hay una esperanza” continuó Heaton y complementa: “Es solo que hay problemas en el paraíso”.

Han sido siete años desde que Stranger Things comenzara y a través de ese tiempo ha habido muchos momentos que la producción ha tenido que solventar, especialmente con la reciente pandemia, que afectó las filmaciones durante casi un año por lo que ambos cuentan cuál fue el momento más difícil que han enfrentado al filmar la serie. “Es difícil decirlo, han sido siete años de historia”, comentó Heaton. “Esta es la clase de historia con muchas escenas emocionales y en muchos casos las escenas son muy técnicas, lo que puede hacer que se vuelvan repetitivas o aburridas”, añade.

“Sí, escenas muy técnicas”, corroboró Natalia. “En ocasiones nos cuesta mantenernos en escena y te puedes sentir tonto o raro, ese es el verdadero desafío”.

Sobre lo que se podrá ver en el futuro de Stranger Things prometen que es algo grande y que sin dudas el público quedará muy satisfecho y complacido con el resultado. “Yo creo que a la gente le encantará”, concluyó Dyer.