Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 25 de noviembre de 2020
  • Actualizado 20:26

Red Lights

Reseña de "Red Lights", thiller del 2012 protagonizado por Cillian Murphy, Robert De Niro y Sigourney Weaver.

Red Lights
Red Lights

Ya me tocaba hablar de esta película que ando recomendando a cada rato pero nunca dando detalles del por qué.

Me topé con esta película cuando volvía del colegio muchos años atrás. Recién me había mudado y no tenía internet, así que yo construía mi propio Netflix, comprando más películas de las que pretendía ver (al final las veía todas). Con el dinero que me tocaba para almorzar y esas cosas, me compré un kilo de dvd´s piratas para matar las tarde-noches. Levanté «Red Lights» sólo por el rostro del De Niro en la portada.

redlights

Hay dos tipos de películas buenas, las que son buenas porque tienen un catálogo de actores reconocidos, se estrenan en cine y basta que sea medianamente buenas para que todos hablen de ellas. Y tenemos a las que son buenas porque nadie las conoce, y el sólo referenciarlas ya te convierte en un genio erudito cinéfilo con gustos particulares, nombrando títulos que nadie jamás verá.

En esa época (y sólo en esa, ja y ja) yo prefería el segundo, por lo que pensé que esta de De Niro de la que jamás había escuchado antes, debía ser mala.

Mi sorpresa fue una película que no sólo tenía un elenco de primera, además de De Niro estaban Sigourney Weaver, Cillian Murphy, Elizabeth Olsen, Toby Jones. A cada uno de ellos los considero actores de nivel superior menos a Olsen, a la que solo creo que tiene un acertado criterio en los roles que elige.

La trama, sin spoilear casi nada, va de un grupo de científicos que se especializa en desmentir eventos, personas, conspiraciones y crímenes que pretenden tener algún carácter «sobrenatural». Su profesionalismo y seriedad en esta práctica los lleva a ser muy reconocidos y solicitados incluso por instituciones como la policía. Todo bien con esto hasta que se topan con un psíquico ciego (interpretado por De Niro) quien lleva décadas ejerciendo y al que nadie le ha podido desmentir. Supongo que ya pueden deducir hacia dónde va la cosa.

Soy un fanático obsesivo y apasionado de la ciencia ficción, y sólo después de los viajes en el tiempo, me encanta ese sub género que pone a la ciencia a lo metafísico (sea religión, espiritualidad, etc) dentro de un ring para que el espectador cree su propio debate.

Este tipo de premisa suelen escaparse de la etiqueta «ciencia ficción», ya que esa etiqueta puede arruinar la trama, pero este no es el caso y yo prefiero generalizar en cuanto a géneros.

Esta película te da la opción de que saques tus propias conclusiones, aunque sin llegar a ser tan explícita y subjetiva como un Lynch, por nombrar a alguien.

Dirigida por el español Rodrigo Cortés, es una obra de culto que mezcla momentos de tensión y horror, con escenas de acción muy satisfactorias y sin cortes que sobren. Cillian Murphy haciendo de un protagonista frustrado, como siempre y como debería ser; y De Niro haciendo de un antagonista de moral dudosa y con cara de que oculta algo, como debería ser.

Lamentablemente, debido a la complejidad de la trama y a que cada actor en el elenco tiene un gran catálogo para presumir, es normal que este proyecto pase desapercibido, pero hoy más que nunca, en una era en la que la ciencia ficción está dejando de ser ficción, quiero darle la recomendación que merece.