Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 06 de julio de 2022
  • Actualizado 16:26

‘El Padrino’ cumple 50 años: ¿Qué legado ha dejado en la historia del cine?

Varios expertos analizan el drama épico sobre la mafia dirigido por Francis Ford Coppola. El filme, que se proyectó en 1972, se reestrena restaurado en 4k UltraHD y se encuentra disponible en la cartelera nacional y en los cines Center, SkyBox y Prime, en Cochabamba, hasta el 1 de marzo
Marlon Brando se puso en la piel de Don Vito Corleone en ‘El Padrino’.       PARAMOUNT
Marlon Brando se puso en la piel de Don Vito Corleone en ‘El Padrino’. PARAMOUNT
‘El Padrino’ cumple 50 años: ¿Qué legado ha dejado en la historia del cine?

El próximo 24 de marzo se cumplen cincuenta años del estreno de El Padrino en Estados Unidos, una efeméride que Paramount Pictures celebra por adelantado desde el pasado jueves en cines selectos de nuestro país reestrenando de forma limitada, hasta el 1 de marzo, la película dirigida por Francis Ford Coppola en 4k Ultra HD. El drama épico sobre la mafia ideado por Mario Puzo volverá a vibrar en pantalla grande después de un titánico trabajo realizado también en las otras dos películas de una saga que se ha ganado por derecho propio la consideración de ser una de las mejores de la historia.

Coescrita por Coppola y el propio Puzo, El padrino narra la trágica historia de los Corleone, familia de inmigrantes sicilianos que se introduce en el crimen organizado y se hace con una cantidad desmedida de poder en la Nueva York de la década de los 40. Logró tres premios Oscar: mejor película, guion adaptado y actor principal para Marlon Brando, excepcional como el patriarca Don Vito Corleone. El filme supuso un nuevo empujón a su carrera y encumbró la de Al Pacino, magnífico en su papel de Michael Corleone, el hijo menor que pasa de los asuntos turbios de la familia a implacable jefe de la mafia ítalo-estadounidense. 

“Estoy muy orgulloso de El Padrino, que ciertamente define el primer tercio de mi vida creativa”, señala el cineasta, que pasó de los elogios de crítica y público a arruinarse a lo grande con osadías artísticas como Corazonada (1981). El medio siglo de vida de esa pieza de orfebrería que es El padrino invita a que varios expertos opinen sobre cuál ha sido su legado en la historia del cine. Una oferta imposible de rechazar.

Lluis Bonet (La Vanguardia)

“En tiempos de virus mafiosos, el más legendario mafioso del cine vuelve a instalarse en los cines con el regreso de un Vito Corleone al que Marlon Brando se mostraba reticente en prestar su rostro, pero Coppola lo consiguió”.

Javier Ocaña (El País)

“La película que mejor engloba el espectáculo del cine, el carisma interpretativo, el poder del lenguaje artístico, tanto visual como sonoro, y la reflexión de altura sobre algunos de los grandes temas de la condición humana. Es al mismo tiempo tragedia griega y pieza shakesperiana, marcada por la imposibilidad del personaje de Michael Corleone de escapar de un destino marcado de antemano”

Nuria Vidal (Crítica e historiadora)

“¿Por qué El Padrino o mejor aun los Padrinos, son fundamentales en la historia del cine? Cada uno puede tener sus respuestas personales de por qué fue importante la película. Pero creo que hay cuatro razones objetivas de esa importancia: El Padrino revolucionó el género del cine negro sacando a la mafia de la marginalidad y elevándola a la categoría de aristocracia del dinero; descubrió un conjunto de jóvenes actores que iban a cambiar el cine americano; hizo de Coppola el director de referencia de su generación; demostró que el cine independiente podía ser un éxito tanto comercial, como de crítica. Cincuenta años después, El padrino es un clásico indiscutible de la historia del cine que sigue deslumbrando cada vez que se vuelve a ver.”

Oti Rodríguez Marchante (ABC)

El Padrino (en realidad, “los” Padrino) es ya inamovible del puesto de honor de la Historia del Cine. No importa las veces que se haya visto, siempre encuentras otra idea, otra imagen que justifican esa vieja frase de que en El Padrino y en La Biblia está Todo.

Quim Casas (El periódico)

“El padrino supuso un punto y a parte en el tratamiento cinematográfico de los clanes mafiosos y el crimen organizado. En la primera película, a través del trabajo con la luz, Coppola retrató a sus personajes sin enjuiciarlos, en la cotidianidad de las relaciones familiares y la crudeza en el ejercicio de la violencia, mientras que en la segunda aportó elementos de gran tragedia para mostrar sus debilidades y vulnerabilidad. Casi todos los films posteriores sobre la Mafia están en deuda con El padrino. El montaje en paralelo del bautismo del sobrino de Michael y los asesinatos de sus rivales es uno de los grandes hitos de la película y del cine sobre mafiosos.”

Manu Yáñez (Fotogramas)

“Desde la coyuntura actual, y con cierta nostalgia, resulta tentador ver El padrino como el resultado de una era, la del Nuevo Hollywood, en la que el cine popular se interesaba por la Historia, por personajes complejos, y sacaba todo el partido de la riqueza del lenguaje cinematográfico. La película ilustra también el lugar de centralidad que ocupó el cine a lo largo del siglo XX. En términos iconográficos, El padrino fijó un imaginario vinculado a la mafia italiana que todavía persiste. Hoy en día, ese tipo de impacto cultural parece reservado para la ficción serial”.

Begoña Piña (Público)

Uno de los títulos del llamado Nuevo Hollywood. Con la fórmula de los grandes estudios y sus estrellas en grave crisis, El padrino fue una de las películas clave de la ‘década de los directores’. La película se convirtió en un éxito inmediato y con ella, Coppola aniquiló definitivamente la idea, que parecía inalterable, del cine comercial. Un lenguaje visual moderno, un reparto de actores desconocido y un relato shakespeariano que encerraba la historia de todo el país, unidos a la mirada indiscutible de un autor -todo ello nuevo para los esquemas de Hollywood- cambiaron para siempre la representación y las perspectivas del cine. Se ganó, sin ninguna duda, el mérito de ser una de las películas más influyentes en la historia del cine. Hoy es uno de los clásicos modernos con más autoridad para hablar del cambio radical que sufrió entonces Hollywood.