Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 19 de septiembre de 2020
  • Actualizado 01:54

MÚSICA

Música para respirar

La Sociedad Boliviana de Música de Cámara lanza un programa de miniconciertos gratuitos a través de la aplicación de mensajería instantánea para personas afectadas por la covid-19
Uno de los músicos ofrece un recital para el personal de salud.
Uno de los músicos ofrece un recital para el personal de salud.
Música para respirar

El arte existe para que la realidad no nos destruya. Nietzsche 

La música compone los ánimos descompuestos y alivia los trabajos que nacen del espíritu. Cervantes

Music is so easy to explain, yet so inexplicable, as it reproduces all the emotions of our inner being without reality, remote from pain. Schopenhauer

La Sociedad Boliviana de Música de Cámara, más conocida como “La Sociedad”, lanza este 6 de Agosto, como un regalo a Bolivia en su aniversario patrio, su programa “Música para respirar 24/7” destinado a afectados de la covid-19 con el objetivo de ofrecer mini conciertos personalizados a través del Whatsapp; generando un espacio sonoro de tranquilidad, paz y bienestar a personas que están atravesando los embates de la enfermedad directa o indirectamente. Estará en funcionamiento del 10 al 17 de agosto. 

El propósito de este grupo de 14 músicos es, según sus propias palabras: “colocarnos en primera línea 24 horas al día, como lo han estado haciendo doctores y enfermeros, para proporcionar lo más valioso que podemos ofrecer: nuestra música” y “sacar a la luz como ha sido duramente impactado el sector cultural durante la pandemia y cómo la música, y el arte, pueden ser un arma fundamental para superar esta crisis”. 

La pandemia de la covid-19 ha estado afectando a millares de personas en Bolivia y el mundo. Han pasado cuatro meses desde que nos encontramos paralizados en nuestras casas y apartamentos en la mayor parte de América Latina, sin ninguna perspectiva sobre cuándo el mundo volverá a funcionar de manera normal o cuando alcanzaremos la llamada “nueva normalidad.” Asimismo, están quienes forman parte del grupo de trabajadores indispensables, desde el personal de salud hasta conductores de carros basureros o cajeros de supermercados, que nos han mantenido en las mejores condiciones posibles durante este confinamiento, arriesgándose todos los días al contagio; y finalmente, está ese gran porcentaje de población vulnerable,  que ha enfrentado esta pandemia de maneras más precarias, volviendo aún más evidentes las desigualdades sociales que se deben resolver en nuestra sociedad.

“La Sociedad” observa que su “labor como músicos se puso en pausa, hasta que podamos volver a reunirnos para tocar y escuchar música en vivo, en carne y hueso. Aun así, vemos que la humanidad hoy más que nunca, necesita de algo que solo las artes proporcionan: un espacio de reflexión y distracción, un intervalo de paz, alegría y  esperanza, un espacio para trascender. El arte es una ventana hacia lo abstracto, levanta el espíritu, nos ofrece aire para no sofocarnos en la soledad y lo desconocido del futuro. Ahora, más que nunca, el arte es una forma de conectarnos cuando no podemos vernos y, a veces, ni siquiera oírnos”.

En la primera fase de “Música para respirar 24/7”, catorce de los mejores músicos bolivianos y algunos extranjeros estarán disponibles para tocar conciertos personales a cualquier hora del día, sea en la madrugada, a medio día o a la medianoche. Cada músico hará un turno de 12 horas -parecidos a los turnos que hace el personal médico en los hospitales- en las cuales estará disponible para tocar para oyentes directamente afectados por la covid-19 -enfermos de covid-19, parientes cercanos de enfermos de coronavirus, doctores y enfermeras y enfermeros. El repertorio de cada músico será elaborado con el intuito de proporcionar aire, espacio y tranquilidad. Los conciertos serán personalizados, de un músico a un oyente y tendrán una duración flexible de entre 5 a 30 minutos vía Whatsapp.

Los oyentes que necesiten un momento de paz y música podrán enviar un mensaje a La Sociedad a través de Facebook o Instagram solicitando escuchar un concierto, se deberá dejar algunos datos personales y un teléfono de contacto. El o la oyente recibirá un mensaje de confirmación y una llamada de uno de nuestros músicos en un periodo de máximo 5 minutos si el músico no está en otra sesión. Si se encuentra en otra sesión, se esperará hasta 20 minutos máximo. Se recomienda al oyente usar audífonos, si los tiene disponibles, para mejorar la experiencia. Al finalizar los oyentes, si lo desean podrán llenar un pequeño formulario como registro de la experiencia y si quisieran que acompañemos su recuperación.  

Los músicos por su parte, realizaran turnos de doce horas para dedicarse únicamente a atender a sus oyentes. Todo este proceso quedara registrado en una entrada en el diario digital de Música para Respirar 24/7 compartiendo sus vivencias y reflexiones del turno. Ningún nombre será publicado en ninguna red sin previo aviso y sin consentimiento.

El impacto que los músicos esperan de esta iniciativa es “que cada uno de nuestros oyentes se sienta animado, apoyado y acompañado para atravesar el delicado momento por el cual está pasando, y por el cual, a diferentes niveles, estamos todos pasando. La música es un arma potente de curación y estamos formando un ejercito musical listo para eliminar los malos aires de este coronavirus”. 

Productora y gestora cultural- albit[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad