Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 03 de diciembre de 2022
  • Actualizado 21:00

Grito-Rock Mundo 2022: ¡Festival, plataforma y rock!

Una crónica del festival internacional que reunió a 13 bandas de cuatro países el sábado 17, en el mARTadero de Cochabamba
2
Grito-Rock Mundo 2022: ¡Festival, plataforma y rock!

Después de tres años por efectos de la pandemia, cuarentena y emergencia sanitaria, hace unos meses se anunciaba el regreso de varios eventos artísticos y culturales en nuestra ciudad. Uno de los más importantes y los más esperados, sin duda alguna es el Grito-Rock.

Con la fecha confirmada para el pasado 17 de septiembre; el trabajo empezaba hace más de cinco meses; la logística que se mueve al interior del Grito coordinada por la cabeza de todo esto, Susana Obando Morales, quien gracias a un equipo de primer nivel hacen que el Grito 2022 fluya de una manera natural.

El Grito-Rock a diferencia de otros eventos, no solo es un festival y nada más, el Grito se ha convertido y consolidado como una plataforma cultural alternativa basada en la colaboración y en la horizontalidad de todos quienes forman parte de él, sobre el escenario, bajo el escenario, pero también, detrás del escenario. De tal manera funciona esta coordinación que poco espacio queda para la improvisación.

Las actividades públicas relacionadas con el Grito-Rock empezaron a principios de septiembre con el Taller sobre la historia de la música impartido por Xavier Jordán, director de la Carrera de Comunicación Social de la Universidad Mayor de San Simón, y el viernes 9 de septiembre empezaba el primer Pre-Grito-Rock con un regreso más que simbólico del rock a la UMSS; con tres grandes bandas: Mosa Nostra, La Poncho y Triciclope”. Un día después y en otro lugar referente de la cultura alternativa en Cochabamba se llevaría a cabo el segundo Pre-Grito, en la plazuela del Granado en la calle España; allí Chili Jam, Los Últimos Glaciares y Jhulian Casanova llenaron aquel lugar con su música y su energía.

Finalmente llegaba la fecha, sábado 17 de septiembre; sin embargo, no podemos llegar al evento principal del Grito sin el ya clásico conversatorio previo, el viernes 16 de septiembre y ya en la casa del Grito-Rock, el proyecto Martadero, se llevaría adelante el Conversatorio “¿Qué Carajos Es Esa Música?”, con la participación de periodistas, gestores, personalidades y músicos, tanto locales como nacionales e internacionales, de las bandas que ya llegaban a nuestra ciudad para el magno evento.

Hasta que por fin; sábado 17 de septiembre, 14:00 hrs arrancaba la actividad principal de este Grito-Rock, precedido por la Ch’enko Feria desde aquella hora y demás actividades satelitales, el Martadero fue recibiendo poco a poco a la gente que llegaba para el evento principal.

Un problema técnico de cierta gravedad hizo que el Grito-Rock 2022 tenga un retraso considerable, pero algo debe estar claro para todos y es que lo principal en cualquier evento es la seguridad y si garantizarla en un 100% toma un tiempo más, pues debemos aceptarlo e incluso exigirlo.

Una vez garantizado todo, y después de una espera que se hizo menos incomoda gracias a la música del DJ Jhulian Casanova, quien nuevamente nos hizo todo más llevadero, ¡un grande!

Y de una vez arranco el Grito-Rock 2022 con la presencia de Oportuncrisis, banda liderada por Julitoxx Ramone, con un sonido punk de origen y con un mensaje claro, crítico y autocritico sobre la realidad actual. Con formato de cuarteto y prendiendo al público de inmediato, Oportuncrisis fue la mejor manera de iniciar el festival.

Desde La Paz llegaba una de las bandas más prometedoras a nivel nacional, con 11 años de carrera, dos discos y varios singles editados Los Prana, de ninguna manera son una promesa, son total y absolutamente una realidad, excelente puesta en escena y una propuesta musical fresca y sólida. Con razón una que otra “vaca sagrada” de la escena nacional les teme.

Antes de que el ambiente se enfríe y a pesar de una pequeña falla en el sonido, llegaban al escenario la primera banda internacional, el power trio Tregua, sin dejarse amedrentar por los detalles, dieron una lección de cómo sobreponer la adversidad con pura buena onda, actitud y calidad. Si bien la banda es relativamente nueva, los músicos que la componen tienen mucha experiencia, calidad y un ejemplo de resiliencia. Qué maravilla es recibir a gente con tanta calidad humana.

Volvemos a darle una mirada a lo que pensamos que es el futuro de la música nacional, desde Santa Cruz nos encontramos con La Luz Mandarina, con una clase magistral de cómo se enfrentan las nuevas generaciones a un público entregado a ellos, La Luz es un ritual, una ceremonia de música, puesta en escena y presencia, son realmente grandes.

Un Cuarto de Vida llegaba al Grito como la banda más joven del festival, cosa que en escenario jamás se notó, personalidad, actitud, desenvolvimiento, momento catárquico en el escenario del Martadero, de nuevos solo el tiempo, que maravilloso es ver en una banda joven esa intención de comerse a todos. Llegaron para triunfar y si todo sigue como hasta ahora, fuimos testigos del nacimiento de una leyenda. La organización del Grito-Rock tuvo el enorme acierto de entregar a Un Cuarto de Vida un reconocimiento por el espíritu joven de su música. Tal vez la única pista sobre su juventud es el hecho de tocar un par de covers, que a nadie molestó, pero esperamos un siguiente concierto con material 100% propio, calidad y talento no les falta.

Hace mucho tiempo que Odas se hacía esperar en una presentación de este calibre y no decepcionaron en lo absoluto, todo lo contrario; un sonido limpio, pulcro, rozando la perfección, además con la presencia de Chelo Navia de Oil que ayudo a la policromía de la banda, punto aparte se lo lleva la saxofonista Lu Cortez, impecable. Sin duda alguna, el momento más elegante de la noche, lo puso Odas; calidad infinita.

Primer encuentro con la historia en el Grito del 2022 gracias a la presencia de GoGo Blues, encabezados por la eminencia Gonzalo Gómez, hombre que de por sí solo representa una de las partes más grandiosas y gloriosas de la historia del rock boliviano. Es imposible obviar a GoGo Blues y al Gómez al hablar de nuestra historia, y por supuesto el Grito lo sabe y lo hicieron patente con un más que merecido reconocimiento a la banda, que aun con los años, es imposible que pierda la energía sobre el escenario; con un “line-up” renovado y en su mejor momento los “GoGo” siguen escribiendo la historia de este país a fuerza de blues y Rock N’ Roll.

Reytoro es una banda fundada en Montevideo en 1998 por Fabián Furtado que venía de Chopper, una de las bandas más importantes en la historia del metal uruguayo. Han compartido escenario con bandas tan importantes e históricas como Guns N’ Roses, Sepultura, Rata Blanca o los grandiosos Deep Purple. Es increíble como teniendo tan cerca de Reytoro y siendo vecinos del Uruguay no hayamos podido escuchar más y antes a esta gran banda. Los uruguayos tomaron por asalto el escenario del Grito y fueron amos y señores del festival por el tiempo que estuvieron en este. Cochabamba entera se rindió ante Reytoro, es una prioridad que esta gran banda vuelva a nuestro país, y lo antes posible.

La gran responsabilidad de tomar el escenario después de la descarga despiadada de Reytoro cayó sobre Napoleón se fue a Marte, y tanto en estilo y genero serían muy diferentes a los uruguayos, pero eso no impidió que se mandaran un tremendo set en el que, con su propio sonido y personalidad, no solo estuvieron a la altura, si no que sobrepasaron toda expectativa, impresionante.

La segunda cita con la historia volvería al escenario del Grito; después de 30 años, volvía a pisar un escenario cochabambino una de las bandas más grandes de la historia del metal boliviano, una verdadera banda de culto, León Heráldico consolidó su retorno a escenarios y a la vida activa de la mejor manera, esto sin mencionar que dos verdaderas figuras antológicas forman la columna vertebral de esta gran banda, el genio de las seis cuerdas Glen Vargas y el genio absoluto de León Heráldico, Billy Castillo juntos bajo el ala del león; que está más vivo que nunca y ruge más fuerte en su historia, volví a tener 18 años otra vez, y, para León Heráldico, 30 años no son nada. ¡Legendario!

La cosmovisión andina y la fusión de su música con el rock son las credenciales de Sajra, sin duda alguna, una de las bandas con mayor crecimiento y solidez en la escena nacional, el haberse presentado con el grupo cultural autóctono Mosoj Onko fue la nota perfecta del Festival; pero el tiempo fue el principal enemigo de una de las mejores presentaciones del Grito 2022.

De igual manera se tuvo de acortar la presencia de Deszaire Project, que, con un set bastante corto, pero contundente y lleno de energía hicieron recordar que Deszaire es una de las bandas ineludibles en la historia de los últimos 25 años en Bolivia. De igual manera, el momento conmovedor de la jornada se dio, cuando el Grito, entrego un reconocimiento póstumo a la carrera de Omar Ríos, fallecido ex-líder de la banda.

De esta manera finalizarían más de 12 horas del festival que hoy por hoy presenta mayor cantidad de propuestas, en equilibrio perfecto entre bandas emergentes y nuevas con bandas consolidadas y también leyendas del rock local, nacional e internacional.

Mención especial al magnifico público que se dio cita al Proyecto Martadero, de los mejores que tenga yo memoria.

Eventos como el Grito-Rock no pueden faltar y no deben nunca dejar de existir, son lo que el Rock, el arte y la cultura necesitan.

¡Viva el Rock, Viva el Grito-Rock!

Director de El Fin del Silencio