Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 27 de octubre de 2021
  • Actualizado 16:06

‘Free Guy’, un referente más de la cultura pop en el cine comercial

Una reseña sobre la película más reciente de acción y comedia del director Shawn Levy y del actor Ryan Reynolds, disponible todavía en la cartelera nacional.
Un afiche promocional de la película protagonizada por Ryan Reynolds (centro). 20TH CENTURY STUDIOS
Un afiche promocional de la película protagonizada por Ryan Reynolds (centro). 20TH CENTURY STUDIOS
‘Free Guy’, un referente más de la cultura pop en el cine comercial

“¿Amor entre NPC y Usuario?”. Free Guy, la nueva película de 20th Century Studios, fue estrenada el 13 de agosto del 2021 con un presupuesto que rondaba entre los 100 y 130 millones de dólares. Actualmente su recaudación mundial alcanza a 239 millones de dólares siendo un éxito en la taquilla postpandemia.  

La sinopsis del filme nos presenta a Guy (Ryan Reynolds) trabaja como cajero de un banco, y es un tipo alegre y solitario al que nada la amarga el día. Incluso si le utilizan como rehén durante un atraco a su banco, él sigue sonriendo como si nada. Pero un día se da cuenta de que Free City no es exactamente la ciudad que él creía. Guy va a descubrir que en realidad es un personaje no jugable dentro de un brutal videojuego.

La película, en general, me hace recuerdo a la cinta Ready Player One (2018), dirigida por Steven Spielberg, en la que nos sumerge a un mundo de referencias de la cultura pop. Esta, de igual manera, nos muestra de manera más equilibrada las referencias, como por ejemplo a videojuegos como Fornite (2017), Free Fire (2017), Grand Theft Auto; Vice City (2002), The Sims (2004), así también como referencias a películas; Virgen a los 40 (2005), The Truman Show (1998), Meet Joe Black (1998), Deadpool (2016), a la saga de Star Wars y Avengers, entre otras referencias. 

La película busca solo ofrecer entretenimiento hacia el espectador, con una narrativa o historia similarmente contada en Ready Player One, pero de menor calidad. La cinta busca tocar temas como el amor, la cultura pop, la violencia en los videojuegos y cómo se debería transformarla; movimientos sociales dentro de los videojuegos, el robo digital, el sacrifico, la amistad entre otras micro-narrativas.  La película genera interés y entusiasmo entre los conocedores de estas referencias, pero el espectador que no las entienda no logrará sumergirse en la historia como tal.