Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 04 de agosto de 2020
  • Actualizado 10:15

TELEVISIÓN

Emmy 2020: la cancha está para cualquiera

Un análisis al panorama diverso que espera a los galardones más relevantes de la televisión mundial.
Fotograma de algunas de las series nominadas.
Fotograma de algunas de las series nominadas.
Emmy 2020: la cancha está para cualquiera

Cuando se entreguen los premios Emmy de este año, de seguro que muchos discursos quedarán escritos y nunca dichos. Preparados en los bolsillos de las chaquetas o dentro de la cartera de guionistas, productores y elencos con verdaderas ilusiones rotas. Porque este año, mucho más que los anteriores, pareciera que cualquiera puede ganar.

2019 fue el momento de rendirse ante Fleabag y de darle la ovación final a Game of thrones, y en temporadas anteriores había series que parecían imbatibles (Veep), y otras favoritas que siempre estaban dando la pelea, como The Americans y Barry.

Hoy ninguna de esas producciones está en la competencia, y antiguas predilectas como The Marvelous Mrs. Maisel o The crown parecen haber perdido su impacto inicial, lo que significa algo entretenido para los espectadores, que verán una ceremonia sin apuestas seguras.

En la carrera a Mejor Serie de Comedia, The Marvelous Mrs. Maisel corre con cierta ventaja, considerando que en sus dos temporadas anteriores nunca salió de una premiación con las manos vacías y ya se ha llevado la estatuilla mayor. Pero la producción de Amazon no compite sola, y quizás su mayor amenaza viene de Canadá: Schitt’s Creek es una comedia protagonizada por Eugene Levy (American pie) y Catherine O’Hara (Mi pobre angelito), que entregó seis temporadas de consistente buena comedia, contando la historia de una familia de ex multimillonarios caídos en desgracia. Sus primeros ciclos, estrenados sólo en la TV canadiense, no llamaron la atención del público masivo en EE.UU. ni de sus premiaciones, pero en los últimos años la crítica ha caído de forma unánime a sus pies, por lo que podría ser ahora premiada con su temporada final.

Por el lado del drama, The crown y The handmaid’s tale ya han tenido su momento de brillar y sería una buena sorpresa ver a otra ganadora. Quizás la siempre candidata y nunca premiada Better call Saul, que con cinco temporadas al aire sigue sin fallar, o Succession, que probablemente compite en la sección de drama porque su humor es tan, pero tan oscuro, que no podría estar en comedia, pero que merecería salir triunfadora en cualquier categoría.

Las cartas están sobre la mesa, y también las categorías de miniserie o serie limitada están reñidas, con Watchmen, Little fires everywhere, Unbelievable, Unorthodox y Mrs. America en competencia. Sólo queda esperar y ver qué es lo que sucede en un año donde la estatuilla no la tiene ganada nadie.

Crítica de series de La Tercera.