Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 28 de septiembre de 2022
  • Actualizado 00:06

Emiliano Brancciari: “Encontramos en el disco una salvación a nuestra psiquis”

La banda uruguaya No Te Va Gustar ha presentado Luz, su nuevo álbum, que se estrenó el pasado 7 de mayo. Está disponible en todas las plataformas digitales. Además, próximamente se estrenará un documental sobre su grabación.
Emiliano Brancciari, vocalista de la banda uruguaya “No Te Va Gustar”. CORTESÍA
Emiliano Brancciari, vocalista de la banda uruguaya “No Te Va Gustar”. CORTESÍA
Emiliano Brancciari: “Encontramos en el disco una salvación a nuestra psiquis”

No Te Va Gustar es una banda uruguaya con 27 años de trayectoria. Hace poco más de un mes, lanzaron su décimo álbum de estudio: Luz. Este disco se compone de 12 canciones inéditas de la banda. La Ramona conversó con Emiliano Brancciari, vocalista de la agrupación, sobre este álbum y todo lo que representa para No Te Va Gustar.

Debido a la pandemia, los planes de grabar el décimo disco de la banda fuera de Uruguay se suspendieron. Entonces terminaron grabando el disco todos juntos a unos kilómetros de Montevideo. ¿Cómo fue esa experiencia?

Bueno, mira sí cambió. Se cambiaron todos los planes. Teníamos pensado ir a grabar afuera. Y después, por toda la incertidumbre de fronteras, aeropuertos... Preferimos hacerlo acá, a 200 kilómetros de Montevideo, en una estancia turística que estaba cerrada para nosotros. Y la verdad es que la experiencia fue la mejor. Yo creo que fue, si no fue la mejor, está entre las mejores experiencias que hemos vivido. También tiene mucho que ver que nos extrañábamos. Nosotros estamos acostumbrados a convivir mucho tiempo durante el año estando de gira y con esta situación extrañábamos esa convivencia. Entonces el hecho de ponernos a grabar y estar juntos durante 20 días, donde dormíamos ahí y desayunábamos juntos, almorzábamos juntos en una mesa larga. Toda esa convivencia fue vital para el equipo.

¿Cuál fue la anécdota más memorable de este proceso?

Bueno. Qué buena pregunta. Yo creo que tuvo un montón de puntos altos... La visita de Ricardo Mollo a grabar en el estudio fue superimportante, estuvo todo el día con nosotros. También el hecho de que nuestros hijos fueran los fines de semana a visitarnos y estuvieran jugando mientras nosotros estábamos grabando, eso también es de las mejores anécdotas de este disco. La verdad que lo hizo sumamente disfrutable porque por momentos se tornaba algo muy familiar.

Les tocó producir el álbum en un contexto totalmente diferente. ¿Qué representa para la banda haber grabado este disco en medio de todo el caos de la pandemia?

Bueno, para nosotros lo que significa, y de hecho, se refleja en el título del álbum, es una situación súper luminosa para los tiempos que se están viviendo. Nosotros encontramos en el disco una salvación a nuestra psiquis. Poner nuestra energía en el disco, más allá de la incertidumbre laboral, de no poder tocar, poner toda nuestra creatividad ahí fue una salvación. Entonces, dentro de tanta oscuridad, este disco para nosotros es luz pura.

Claro, y eso justamente va a mi siguiente pregunta. ¿Por qué ponerle Luz a este disco?

Bueno, en parte es por eso. Y en parte porque las canciones también, capaz que parten de un lugar más oscuro, pero todas se encuentran la esperanza y la luminosidad. Hablan todas de diferentes temas, pero es un disco que tiene mucho que ver o que habla mucho de sentimientos, de relaciones interpersonales. Es algo que, bueno, se ve que estos tiempos me han llevado a escribir desde ese lado. Pero yo te digo, siempre con una mirada esperanzadora. Más allá de que esas relaciones a veces son un poco complicadas, siempre se busca la salida.

Después de mirar atrás en 2019 con Otras Canciones, fue momento de empezar una nueva producción de cero. ¿Cómo ha sido este reto para la banda?

Y bueno, la banda la verdad que donde mejor se siente es en el presente y mirando hacia adelante. Entonces, si bien era algo lógico que a los 25 años revisemos nuestro repertorio y que también el hecho de haber publicado un libro con las memorias era algo que queríamos hacer, donde nos sentimos realmente cómodos es creando de acá para adelante. Entonces volvimos a ser la banda que somos, que es la que la que pone toda su energía en superarse y en que artísticamente lo que estamos haciendo sea mejor que lo anterior.

Luz es un disco diferente a lo que No Te Va Gustar había hecho antes. Coméntame un poco sobre esta reinvención.

Es un disco que se aleja un poco de lo combativo de Suenan las alarmas para adentrarse en la tierra de los sentimientos y de lo interno.  Eso en cuanto a letras. Y después creo que la música va acompañando y tratamos de explorar otras cosas, otros sonidos. Para que no suene parecido ni al acústico del que veníamos (Otras canciones), ni a Suenan las alarmas que es el último disco.

Como mencionas, es un disco diverso. ¿Cuál es el hilo conductor o el factor común que reúne a todas las canciones en este álbum?

Bueno, primero que nada, la energía con la que fueron trabajadas y grabadas, porque esto es un período muy especial. Le pusimos muchísimo amor y mucha, mucha dedicación. Siempre le ponemos dedicación a los discos, pero en este caso el álbum era lo único que teníamos para hacer. Entonces nunca un disco nuestro contó con tanta atención y con tanto tiempo de trabajo. Entonces creo que eso se nota. Y también es esto que te he contado recién de la introspección en cuanto a las letras. Me parece que eso es, ese es el hilo conductor.

Con Luz, los procesos de producción fueron diferentes. ¿Qué otras cosas cambiaron?

 Cada disco es diferente porque estamos en otro momento de nuestras vidas. Estamos escuchando otras cosas, no te puedo decir qué en particular, porque aparte somos un montón y cada uno escucha lo que quiere en su casa. Pero todo termina influenciando. Entonces creo que somos personas diferentes a las que éramos en su momento. Tenemos otras preocupaciones. Nos está pasando algo que le está pasando a todo el mundo que antes no nos habían pasado. Entonces todo eso se ve reflejado de alguna manera en el sonido de cada disco. Todo lo que nos está pasando, todo lo que venimos escuchando, todo lo que escuchamos y no nos gusta, también eso e intentamos que quede fuera... aunque no somos muy cerrados, todo lo contrario, somos bastante permeables. Pero tiene que ver con eso, con el contexto de cada momento.

¿Qué tal la recepción del público a este nuevo material?

Bueno, la verdad es que la reacción del público de buenísima ha sido buenísima. Todo el tiempo nos están llegando comentarios de lo bueno que está el disco. A medida que iban escuchando, más les iba gustando y eso está buenísimo, porque nos da ganas de que llegue el momento de tocarlo. Falta todavía, pero tenemos muchas ganas de salir a tocarlo. Es un disco que está bueno para eso y la repercusión en la gente la verdad que por ahora viene siendo la mejor.

¿Qué podemos esperar de No Te Va Gustar de ahora en adelante?

Bueno, primero volver a tocar en vivo. No somos una banda que se haya acostumbrado al streaming. Necesitamos el calor del público, así que estamos esperando eso. Para fin de año tenemos pensado ya empezar a presentar este disco y después, el año que viene, empezar a viajar y a tocarlo en todo el lugar donde estamos acostumbrados a ir y capaz que alguno nuevo. Pero bueno, ya dentro de poco ya vamos a tener que empezar a preparar el show de presentación, a ensayar, a ver las opciones de estéticas y de armado de un concierto que va a estar basado en el disco nuevo. Vamos a hacer dos o tres videoclips más y dentro de unos meses también sale un documental que fue filmado mientras estábamos grabando. Así que la gente va a poder ser partícipe de lo que fue esa grabación, vernos trabajar desde adentro, que eso a veces se vuelve interesante y a la gente le gusta.

Estudiante Universidad Católica Bolivia “San Pablo” Regional Cochabamba