Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 06 de diciembre de 2019
  • Actualizado 09:20

Cuando la depuración se vuelve un orgasmo

Una reseña a La Purga, la saga fílmica y televisiva disponible en servicios de streaming y el mercado pirata.
Cuando la depuración se vuelve un orgasmo

Recientemente pude apreciar la trilogía de La Purga, y asimismo la serie que cuenta con 10 episodios del canal USA NETWORK. Tanto las tres películas como la serie se desarrollan en EE UU, en un momento en el que el país funciona perfectamente, la seguridad ciudadana es absoluta, la tasa de crimen disminuyó, la pobreza es mínima, y el desempleo no alcanza el 1 por ciento de la población. Pues para conseguir este estado “perfecto”, el Gobierno aprueba una “Purga anual” en el que durante 12 horas está permitido, o sea, es legal la actividad criminal, incluida el asesinato. Durante esas 12 horas no están disponibles los servicios de emergencias ni hospitales y mucho menos la policía.
La serie y las películas de La Purga tienen un argumento realmente interesante, y mucho. Hace plantearnos si en algún caso sería productivo aceptar una conducta social desviada con el fin de mantener una estabilidad económico-social. Se encuentra además varios puntos a destacar si pensamos en esas personas que el día de la purga sale de sus casas. ¿Son psicópatas? ¿O simplemente personas que quieren aprovechar la oportunidad? Desde mi punto de vista, serían ambos tipos.
Aunque también en este punto surge otra variante que sería el resentimiento que tiene uno mismo con sus mismos familiares, o con su jefe del trabajo, o en otro de los casos los celos en una relación o el rechazo. En sí, existen muchos motivos por cuales una persona puede estar pasando, pero en el momento de la purga, pues solo queda tomar una decisión, en vengarse y sacar el odio interior, o solamente seguir la vida sin resentimientos y esperando a que la noche acabe. Las películas como la serie son interesantes y te hacen pensar en si se pudieran aplicar en la vida real.
Sin embargo lo que le falta a las películas y a la serie es un “post purga”, es decir, cuáles serían las consecuencias de las próximas 72 horas después de la purga. Lo que me refiero es a cuáles y cómo serían los traumas psicológicos de alguien que ha purgado, e incluso cuáles serían las relaciones sociales o convencionalismos sociales que sucederán con sus mismos vecinos, amigos, y compañeros de trabajo; y digo esto porque en la toda la saga de la purga solo hay muertes, venganza, resentimiento y horror show. Y tal vez falta mostrar si efectivamente existe un cambio social económico que beneficie al país; es decir, revelar los efectos positivos de la purga.
Creo que, hasta Thanos, el villano más perverso del increíble mundo de Marvel tiene mucha más lógica  y filosofía en hacer desaparecer al 50 por ciento de la humanidad, para así poder conservar y preservar los recursos naturales y para que los animales no se extingan; como pasó en la película de El Lorax, que por generar más dinero, se taló hasta el último árbol y al final no existe vegetación ni animales en el mundo.  Incluso hasta el mismo Zamas, de la famosa serie de Dragón Ball Z, tiene más sentido en eliminar a toda la humanidad, ya que no se puede confiar en el ser humano y es peligroso para todo el universo. Es un ser despreciable.
Ambos villanos, o sea, así se los conocen en las pantallas, creo que serían más héroes que malos, ya que tienen un fin claro, y es hacer desaparecer a los humanos, todo lo malo. Y lo atrayente de La Purga es que igual pueden existir héroes, como los que se hacen llamar los nuevos padres de la patria, en la saga fílmica y la serie, y efectivamente fueron ellos quienes declararon la purga anual. Estos héroes en otro plano también se vuelven villanos, porque la noche de la purga la utilizan como un beneficio y satisfacción económica, es decir hacerse más ricos de lo que son. En este punto se puede resaltar que, como consecutivamente todos los años se realizan las purgas, existe ya esa necesidad y satisfacción de asesinar solo por gusto, se vuelve una especie de orgasmo, o como una masturbación, porque se vuelve algo vicioso y  todo ser vivo necesita sentir ese placer, ese gusto y esa felicidad, es por eso que en la noche de la purga todos ya tienen esa necesidad orgásmica de asesinar.
Sin embargo, algo destacable y que cabe resaltar de las películas de La Purga al igual que de la serie, es que aún existen personas caritativas, se podría decir héroes, pero héroes de verdad, no como Goku o todo el grupo de Los Vengadores con sus tecnología de otro mundo, pues no, en La Purga hay gente que sale en autos y empiezan a defender a aquellas personas que estaban siendo purgadas, pues los resguardan, y claro, el que estaba purgando, termina purgado.
Las películas como la serie se basan en el odio interior que consiste en “purgar”, en asesinar a “alguien”, y posteriormente ser alguien y superarse; sin embargo eso solo se consigue vengándose. “Purgando”. Y esto se convierte en un aspecto psicológico, de querer hacer desaparecer algo momentáneo. Pero luego volverá a aparecer y tendrás nuevamente la necesidad de hacer desaparecer.  De purgar.
Egresado de Comunicación Social - [email protected]