Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 11 de abril de 2021
  • Actualizado 05:30

Cristina Kahlo: “No fue una feminista en los términos que conocemos ahora”

El 8 de marzo Nat Geo estrena el documental Viva la vida, un repaso por la vida y obra de la pintora mexicana, construido a partir de imágenes de archivo, el testimonio de historiadores, artistas y familiares. Su sobrina nieta y también artista, Cristina Kahlo Alcala, profundiza en la figura de una autora que trascendió más allá de sus pinturas.
La pintora y artista mexicana Frida Kahlo.   ARCHIVO
La pintora y artista mexicana Frida Kahlo. ARCHIVO
Cristina Kahlo: “No fue una feminista en los términos que conocemos ahora”

Sobre la dimensión artística y humana de Frida Kahlo se conoce mucho. Desde su muerte, en 1954, se han publicado diversos libros, compilados, reportajes, documentales y exposiciones, que repasan desde diversos frentes su compleja historia de vida en términos de salud, sus relaciones amorosas, su faceta de activismo político, así como sus pinturas -siempre un fiel reflejo de sus vivencias y sentir- o su influencia en la moda, entre otros aspectos.

Frente a este panorama, el canal Nat Geo prepara un estreno con grandes ambiciones: Frida, Viva la vida, un documental que pretende abarcar todas las facetas e hitos de la artista. O, dicho de otro modo, el que podría ser el documental definitivo en torno a Kahlo y su compleja biografía; desde su infancia marcada por la poliomielitis y el accidente de tránsito que fracturó su espalda a los 18 años, repasando también su trabajo pictórico como correlato de sus experiencias de vida: amores, desamores, abortos, viajes, la construcción de su imagen -la que actualmente es un ícono- y, por supuesto, su fuerte vínculo con México.

La producción dirigida por Giovanni Troilo y producida por Ballandi Arts y Nexo Digital, presenta la vida de la mexicana entre cactus, flores, monos, venados y loros, por medio de imágenes de archivo, entrevistas con curadores de arte, pintores, historiadores y familiares. 

Entre los últimos destaca Cristina Kahlo Alcala, fotógrafa, curadora de arte, galerista y sobrina-nieta de Frida Kahlo, quien detalla a Culto su participación en el documental, los detalles de la producción y, sobre todo, lo que significó para ella el hecho de crecer en una familia marcada por una artista mundialmente reconocida y convertida en un símbolo de autenticidad.

Contactada por Nat Geo vía email para dar su testimonio en el filme, Cristina Kahlo señala con entusiasmo que ella misma “continúa aprendiendo sobre Frida”. Una investigación que comenzó como por inercia, como miembro de la familia Kahlo, y que continuó con el paso de los años siendo una artista por derecho propio.

Una herencia que luce con orgullo, pero cuyo peso no desestima. “Lo más complicado fue construirme a mí misma”, reconoce a través de Zoom. “La gente piensa que es muy fácil, que es una ventaja ser de la familia Kahlo, lo que es un error. Es mucho más difícil construirse a partir de los propios medios, de lo que tú haces y de lo que tú eres. Pertenecer a esta familia es muy complicado, pero tiene también este lado positivo, que es el gran amor por la herencia, por México, el amor por la cultura, eso es lo que nos queda”.

La fotógrafa explica que creció sin saber que su tía abuela -quien murió seis años antes que ella naciera- era una artista de talla mundial, aunque desde pequeña escuchó las historias que su padre contaba sobre “la tía Frida”, a quien este describía como una mujer muy simpática, divertida y alegre, siempre rodeada de animales y flores, “como hablarías de cualquier pariente”, cuenta.

Una imagen que cambió radicalmente a partir de los 10 años, cuando Cristina decidió abrir un libro titulado Cinco pintores mexicanos, entre los que figuraba su tía abuela. “Recuerdo muy bien la obra ‘la columna rota’, que para mí fue un shock tremendo ver representada a esta tía tan alegre y rodeada de animales y flores, con la columna rota, ese fue mi primer impacto visual importante”.

Con el paso de los años comenzó a investigar por su cuenta y fue configurando una idea más completa de quién era Frida Kahlo. “Es difícil separar a tu familia de lo profesional. A través de la investigación comienzo a construir un personaje muy distinto, mucho más completo. Ya no es solo la tía de mi papá, o la hermana de mi abuela, sino que se convierte en un objeto de estudio”, añade.

Curiosamente, dentro de esta investigación que hace por iniciativa propia, fue desmitificando también ciertos aspectos en torno una de las artistas femeninas más famosas del mundo. En el proceso -cuenta- descubrió una verdad que puede parecer paradójica: Frida Kahlo no era feminista. Un aspecto que también es tratado en el documental de Nat Geo, por medio del testimonio de la fotógrafa y pintora mexicana Graciela Iturbide.

“Fue una militante política, sí, pero no una feminista en los términos que conocemos ahora”, afirma Cristina Kahlo a Culto. “La primera biografía seria que se escribe fue la de Hayden Herrera, que es interesante porque tiene la oportunidad de entrevistar a gente que conoció a Frida. Este libro llegó a Estados Unidos, y las feministas chicanas tomaron a Frida como un estandarte. Entonces surge esta idea errónea de que Frida fue feminista”.

“Considero que fue muy femenina y lo que es una realidad, es que ella dependió fuertemente -tanto emocional como económicamente- de los hombres. Efectivamente fue una mujer que se dio todas las libertades y tenía una mentalidad muy abierta para la época, pero no la podría encasillar dentro del feminismo”, explica.

Con la narración de la actriz Asia Argento, Viva la vida busca “reflejar las dos almas de Frida Kahlo: por un lado el ícono y el símbolo del feminismo contemporáneo, y por el otro, la artista, libre, a pesar de las limitaciones de un cuerpo torturado”.

Frida: Viva la vida será estrenado el lunes 8 de marzo por Nat Geo.