Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 15 de abril de 2024
  • Actualizado 22:10

Centenario de Jorge Ruiz: 100 años de un imprescindible del cine boliviano

El autor de 'Vuelve Sebastiana', nacido el 16 de marzo en Sucre y muerto el 24 de julio de 2012 en Cochabamba, fue una figura tutelar del documentalismo latinoamericano y mundial
El autor de 'Vuelve Sebastiana', nacido el 16 de marzo en Sucre y muerto el 24 de julio de 2012 en Cochabamba, fue una figura tutelar del documentalismo latinoamericano y mundial.
El autor de 'Vuelve Sebastiana', nacido el 16 de marzo en Sucre y muerto el 24 de julio de 2012 en Cochabamba, fue una figura tutelar del documentalismo latinoamericano y mundial.
Centenario de Jorge Ruiz: 100 años de un imprescindible del cine boliviano

Hace 100 años, un 16 de marzo de 1924, nació en Sucre el cineasta boliviano Jorge Ruiz Calvimonte, uno de los baluartes de la cinematografía nacional y latinoamericana, autor de filmes imprescindibles como "Vuelve Sebastiana", "Los Urus", "La Vertiente" y "Mina Alaska".

De hecho, su mediometraje documental que tiene por protagonista a la niña uru chipaya Sebastiana Kespi fue seleccionada como una de las 12 películas fundamentales de la historia del cine boliviano.

Aunque fallecido el 24 de julio de 2012 en Cochabamba, su centenario es un recordatorio de su inestimable legado cinematográfico y de su enorme contribución a las artes bolivianas mediante el reconocimiento audiovisual de las culturas indígenas.

De la agronomía al cine

Jorge Ruiz nació en Sucre en 1924, pero creció en La Paz. Al terminar la secundaria en el colegio Alemán pasó a estudiar en la escuela de agronomía de Casilda, en Argentina. En 1944 le despertó el interés por el cine gracias a su amistad con uno de sus compañeros, Juan Gerardo Bechis, quien tenía una filmadora de 8 milímetros para aficionados.

En 1952 hizo su primera incursión en el campo del largometraje argumentado. En codirección con Gonzalo Sánchez de Lozada filmó en el Beni. Pero, al cabo de unos meses de accidentado rodaje, esta producción tuvo que ser suspendida principalmente por falta de dinero. Un par de años después, Ruiz comenzaría a ganar rápidamente una amplia resonancia internacional en virtud de película "Vuelve Sebastiana".

Jorge Ruiz asumió en 1957 la dirección del Instituto Cinematográfico Boliviano (ICB), que Waldo Cerruto había fundado en el primer periodo de gobierno del MNR, a cuya línea de promoción desarrollista daría continuidad.

También alternaría el ejercicio de esa función pública con cortos contratos ocasionales con productores del exterior. Por ejemplo, la BBC de Londres, la CBS y la NBC de Estados Unidos, la Televisión Española y la televisión de la República Federal de Alemania.

La primera realización de Ruiz en aquella entidad estatal fue también su primer largometraje; "La Vertiente", una historia de la lucha de una comunidad selvática por lograr acceso al agua, entrelazada con romance entre una maestra y un cazador de caimanes. Hizo luego, siempre combinando hábilmente la ficción con realidad, "Los primeros", un filme.

Del documental a la ficción 

“Vuelve Sebastiana” fue la primera cinta boliviana en obtener un galardón internacional, y Jorge Ruiz el primer realizador del país en rodar en el extranjero

“Los Urus” (1948), “Donde nació un Imperio” (1949), “Vuelve Sebastiana” (1953), “La vertiente” (1958), "Mina Alaska" (1968), entre otras, son algunas de las decenas de películas documentales y de ficción del cineasta Jorge Ruiz que marcaron la historia del cine boliviano.

En 1953, Ruiz estrenó “Vuelve Sebastiana”, cortometraje que en 1956 ganó el Primer Premio del Festival de Cine de la Alcaldía Municipal de La Paz y obtuvo luego el premio en el II Festival Internacional de Cine Documental y experimental del S.O.D.R.E. en Montevideo, Uruguay, convirtiéndose en la primera película boliviana en obtener un galardón internacional, y Jorge Ruiz el primer realizador del país en rodar en el extranjero.

“Vuelve Sebastiana” fue la obra en la que por primera vez mostró a los chipayas con un mensaje de revalorización cultural, a partir de la historia de una niña: Sebastiana Quispe.

Gracias al reconocimiento obtenido con “Vuelve Sebastiana”, Ruiz fue convocado al Ecuador en 1954 donde realizó “Los que nunca fueron”, adaptación de un cuento de Óscar Soria Gamarra .

En 1954, Gonzalo Sánchez de Lozada fundó la productora Telecine con la que Ruiz y Bolivia Films realizaron el documental “Juanito sabe leer” acerca de la normal de Warisata.

Un año más tarde, en 1955, Ruiz, de nuevo con Sánchez de Lozada, realizó el mediometraje “Un poquito de diversificación económica”, galardonado con el premio "Khantuta de Oro" de la Municipalidad de La Paz en 1957.

En 1956, presentó "Voces de la tierra", con el que obtuvo nuevamente el primer premio del Festival del SODRE en Uruguay en la categoría antropológica.

En 1957 relevó a Waldo Cerruto en la Dirección del Instituto Cinematográfico Boliviano (ICB), con el que, al año siguiente, realizó su primer largometraje “La vertiente”. Entre 1962 y 1983, Ruiz vivió en Chile, Colombia, Guatemala, Ecuador y Nueva York, donde continuó su producción, fundando Cine 70 en Perú, realizando varios trabajos independientes con BBC, CBS y NBC y Televisión Española, entre otras.