Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 09 de mayo de 2021
  • Actualizado 12:47

Carta a TD, sobre el libro de Chacho

Una reseña sobre la obra ‘La revolución de NETFLIX en el cine y la televisión. Pantallas, series y streaming’, del crítico peruano y docente en la Universidad de Lima Isaac León Frías, editada por el Fondo Editorial de Comunicación
Portada de la obra ‘La revolución de NETFLIX en el cine y la televisión. Pantallas, series y streaming’ (izquierda) y su autor Isaac Léon Frías.    INTERNET
Portada de la obra ‘La revolución de NETFLIX en el cine y la televisión. Pantallas, series y streaming’ (izquierda) y su autor Isaac Léon Frías. INTERNET
Carta a TD, sobre el libro de Chacho

Te lo había dicho en enero, “escribió Chacho compartiendo su nuevo libro”. Isaac León Frías había publicado a finales del 2020 La revolución de NETFLIX en el cine y la televisión. Pantallas, series y streaming. Editado por el Fondo Editorial de la Universidad de Lima, este nuevo volumen de uno de los críticos de cine más prolíficos del Perú, se convierte en una de esas piezas clave para entender los fenómenos culturales contemporáneos.

“Navegantes del futuro cuántico”. Esta frase que se encuentra en la dedicatoria del libro es la que condensa toda la esencia de lo que “Chacho” León Frías desarrolla en su libro. Porque lo que hace es también navegar por una historia de imágenes en movimiento con erudición, y el noble gesto de compartir el conocimiento, llevando al lector a descubrir orillas y puertos, sin zozobrar en las aguas de este mar que muchas veces invita al naufragio.

Las formas en las que el autor ordena, las más de las veces cronológicamente, el desarrollo del cine y la televisión, permiten descubrir aquellos detalles que son las razones del propio desarrollo de la cultura de la imagen en movimiento, donde la frontera entre uno y otro lenguaje se va diluyendo con el pasar de los años en tanto los soportes son modificados a favor de las multipantallas móviles y portátiles.

Todo un acercamiento a la industria norteamericana desde sus comienzos, dialogando con las tradiciones europeas de lo cinematográfico y televisivo, y un acercamiento preciso a lo que cada una de estas, como también otras experiencias, significa para una dinámica de producción continua y siempre innovadora es lo que el libro ofrece. 

En esa primera frase nos nombra: navegantes. Lo hace con la precisión de quien conoce el valor de las palabras, nos dice navegantes de un modo inclusivo, y nos invita a descubrir otros tiempos desde este propio tiempo, y además avista lo que viene, es el libro también un catalejo con el que se puede ver aquello que está por venir o el hacia dónde es que estamos yendo. 

Habiendo presentado estos dos campos de estudio, el del cine y la televisión, se arriesga a descubrir las nuevas aguas de lo que en su condición de híbrido representa NETFLIX, no como una cuestión primigenia sino también como una consecuencia de otros procesos que han ido sucediendo y que tienen en la internet uno de sus mayores respaldos en tanto los soportes de los nuevos contenidos están íntimamente ligados a las formas inventadas dentro de esta red que permite tener mayor acceso a imágenes que no estarían disponibles, sino fuera por estas plataformas que han logrado poner a disposición de los “usuarios” cada vez más imágenes que parecían haber estado condenadas al olvido.

El libro es en sí mismo una respuesta al fenómeno actual de lo que NETFLIX representa dentro de un modo de distribución y exhibición que tiene también otros nombres propios como puede ser el caso de Disney +; y sin embargo, lo que provoca su lectura son cada vez más preguntas, no es en caso alguno un documento absolutista, sino más bien todo lo contrario, una invitación a seguir atentamente lo que sucede dentro de estas formas actuales del consumo cultural.

Por eso mismo resulta tan especial llegar hacia el final de lo que está escrito y encontrar entonces una nueva frase: “Ya estamos, pues, en el futuro.” De esta forma cierra Isaac León Frías este estudio sobre lo audiovisual, desde el futuro. Lo hace con la maestría de quien sabe enseñar y no deja de aprender, como una lección de entrega absoluta hacia una pasión, la que le generan las pantallas, pero también la que le provoca seguir enseñando. Es tan delicado en sus formas que incluso hace uso del humor en algunos pasajes, para hacer de este trabajo un documento de fácil lectura sin alejarse de la profundidad que exige un estudio de esta naturaleza.

Como un Anexo el libro incluye el “Análisis de la película Roma” un texto que es en sí mismo una lección de apreciación cinematográfica, una clase magistral de cómo puede acercarse uno a una película o cualquier discurso audiovisual. Entonces vuelvo a vos, porque un día indeterminado también habíamos hablado de esta película. Sobre la que te dije que me había impactado una imagen, aquella del reflejo de un avión sobre un charco de agua, de la que dijiste que también la habías notado. Volví a vos, y recuperé la frase de Chacho: “Ya estamos, pues, en el futuro”. 

Después de todo, en esta tarde de domingo, te contaría de Chacho en su Lima y también en Valparaíso, o de La Paz y él, o más bien, volvería a La Paz con vos. Volvería al libro subrayado, a su precisión y exactitud con la que mantiene al lector cautivado, tal vez como me has cautivado vos, desde tu primera página telefónica, desde tu abrigo que fuiste a recoger.