Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 23 de septiembre de 2019
  • Actualizado 11:50

De ancianas tenaces a chicas inseguras, Hollywood explora la amistad femenina

Sobre Poms y Booksmart, entre otras cintas de reciente estreno.
De ancianas tenaces a chicas inseguras, Hollywood explora la amistad femenina


De las entusiastas ancianas de Poms a las entrañables pero inseguras jóvenes de Booksmart, Hollywood se ha asomado recientemente a la amistad femenina con varias películas que exploran los vínculos íntimos entre las mujeres más allá de las relaciones románticas y familiares.

Toda una leyenda del cine como Diane Keaton, que en mayo estrenó en Estados Unidos la cinta Poms de la realizadora Zara Hayes sobre unas jubiladas que organizan un equipo de animadoras, se mostró sorprendida en una entrevista con Efe por la relativa escasez de películas sobre la amistad, especialmente si se compara con la lista infinita de filmes que giran en torno al amor.

“Lo que me atrajo de Poms es el rol de la amistad en el proceso de morir y cómo de importante es la amistad”, dijo.”Me gustó de verdad que la amistad fuera el elemento central que salvara los últimos meses de vida de esta mujer”, añadió la ganadora del Oscar por Annie Hall (1977).

Keaton interpreta a una enferma de cáncer que, buscando un retiro de paz en una urbanización para jubilados, acaba topándose con unas mujeres que se convertirán en sus amigas inseparables y con las que forma un equipo de animadoras. La depresión, la soledad o el paso del tiempo son, tras las risas y las situaciones divertidas, el telón de fondo de esta comedia emotiva en la que brilla Keaton, quien el año pasado ya indagó en la amistad entre mujeres de la tercera edad con Book Club (2018).

De la misma forma que su personaje en Poms se apoya constantemente en el papel que interpreta Jacki Weaver, quien se convierte en “una salvavidas” para ella, Keaton subrayó que esa amistad traspasó la frontera de la ficción. “Jacki fue alguien que realmente me ayudó en las escenas difíciles. Cuando mi personaje estaba enfadada o muy asustada, ella estaba ahí. Es el tipo de actriz que da muchísimo”, aseguró.

Mientras Poms se fija en la amistad femenina durante la jubilación, Booksmart, el aclamado debut como directora de la actriz Olivia Wilde, se centra en otra etapa única de la vida, aunque quizá algo más convulsa e intensa: la adolescencia. “No hay suficientes películas y canciones sobre el amor entre amigos y, por supuesto, el final de una amistad. ¿Sabes? La ruptura de una amistad puede ser algo traumático de modos que son a veces más profundos que los de una ruptura romántica”, dijo Wilde a Efe. “Porque la sociedad nos da el contexto para el fin de una relación romántica. De alguna manera, nos preparamos para tener diferentes relaciones y sabemos que nos curaremos. Pero las amistades son tan profundas... Eres muy vulnerable respecto a ese mejor amigo, especialmente en el instituto”, añadió.

Estrenada hace un par de semanas en EEUU entre críticas muy positivas, Booksmart relata el último día en el instituto de Molly (Beanie Feldstein) y Amy (Kaitlyn Dever), dos amigas inseparables que, demasiado obsesionadas por ser las estudiantes perfectas, se han olvidado de disfrutar de su adolescencia.

Descrita como el equivalente femenino de Superbad (2007) y heredera de otra referente generacional como Mean Girls (2004), Booksmart tiene un antecedente más cercano en Blockers (2018), una comedia que también describía la amistad entre las jóvenes prestando atención a temas como la sexualidad o la presión social.

Y otra actriz que dio el salto recientemente a la dirección fue Amy Poehler, que en Wine Country, estrenada el 10 de mayo en Netflix, contó la historia de unas amigas de mediana edad que, para celebrar el cincuenta cumpleaños de una de ellas, se van de vacaciones a los viñedos californianos de Napa. “Tienen hijos adolescentes, tienen padres ancianos, a veces sus trabajos son más atareados que nunca. Hay mucho que explorar ahí”, dijo Poehler a Efe sobre los desafíos de las mujeres de entre cuarenta y cincuenta años. “Quería permitir que las mujeres en la película se muestren a sí mismas porque no siempre tienen la oportunidad de hacerlo”, indicó sobre una cinta que recuerda ligeramente a Sideways (2004).

Con las mujeres pidiendo más presencia en Hollywood, las películas citadas, desde diferentes enfoques, añaden matices a un retrato de la amistad femenina que en años recientes tuvo otros títulos destacados como Bridesmaids (2011), Frances Ha (2012), Girls Trip (2017), las dos cintas de Bad Moms (2016 y 2017) o la trilogía de Pitch Perfect (2012, 2015 y 2017).

Periodista