Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 17 de octubre de 2021
  • Actualizado 03:16

15 años de ‘Raro’, el disco que catapultó al Cuarteto de Nos a toda Latinoamérica

Entrevista a Roberto Musso, vocalista de la banda uruguaya, que habla sobre el disco emblemático de la agrupación.
La banda Cuarteto de Nos.  CortesÍa Majareta Producciones
La banda Cuarteto de Nos. CortesÍa Majareta Producciones
15 años de ‘Raro’, el disco que catapultó al Cuarteto de Nos a toda Latinoamérica

Raro es el disco número 11 del Cuarteto de Nos, una de las bandas uruguayas más importantes de las últimas décadas. Fue este álbum que logró que la banda tuviera éxito más allá de Uruguay y Argentina. De este disco se desprenden canciones como “Yendo a la casa de Damián”, “Nada es gratis en la vida” y “Ya no se que hacer conmigo”, hits en todo Latinoamérica. Hoy, 15 años después, Raro está más vigente que nunca. Roberto Musso, vocalista del Cuarteto de Nos, cuenta un poco más sobre este emblemático disco del rock latinoamericano y lo que significó para la banda.

Han pasado 15 años del lanzamiento de Raro. Ahora, miran atrás y ¿qué opinan del disco y todo lo que desencadenó?

Sí, mirá, Raro fue un disco bisagra, que le decimos nosotros. Que hay un antes y un después de lo que pasó con Raro en la carrera del Cuarteto. Nosotros, para la gente que no conoce mucho el detalle, somos una banda que se hizo muy masiva y muy popular aquí en Uruguay a mediados, fines de los 90. O sea teníamos una trayectoria grande. Sin embargo, estos discos, estas canciones que teníamos ahí grabadas en aquellos momentos no trascendieron fronteras más allá que ir tímidamente a Argentina que bueno, nos queda acá cerquita y poca cosa más. Con Raro quizás hubo una especie de reformulación, viste, de la banda a nivel artístico, a nivel ejecutivo, digamos, y logístico que hizo que esas canciones trascendieran. A partir de ahí empezó una nueva etapa del Cuarteto, con giras internacionales, grabando para sellos discográficos multinacionales... Y bueno que la gente nos conoció a partir de Raro pensando que éramos una banda nueva, así mucha gente en Latinoamérica... Cuando en realidad teníamos un bagaje histórico atrás de nuestras espaldas.

Desde este disco, la banda ha evolucionado. ¿Cuál es el factor que define la esencia del Cuarteto después de todos los cambios?

La esencia de la banda, el sello distintivo, yo creo que siempre fueron las letras, me parece. La lírica que, como ustedes saben, cuenta situaciones y describe personajes poco comunes, digamos... que no está en lo estándar, yo creo, de lo que son las letras de las canciones de cualquier género de un tiempo a esta parte. Me parece que la gente encuentra en el Cuarteto esa diferencia ¿viste?, que las canciones como que transmiten mucha información, por más que muchas estén lindando a veces con el absurdo, con lo abstracto. Van cambiando con los discos. Hay mucho en el último disco, por ejemplo, que tiene mucho de realidad y de crítica social Latinoamericana. Me da la impresión de que es muy contemporánea con lo que estaba pasando. Vamos cambiando mucho, pero la esencia de las canciones, las letras con mucha información, que son con mucho juego de lenguaje, que somos como muy fanáticos del idioma español y de las rimas, llama la atención. Además de un tratamiento musical que me parece que va mucho más allá que ser fundamentalistas del rock. Por más que tenemos una instrumentalización rockera, experimentamos con un montón de géneros, hacemos fusión con todo sin ningún prejuicio, digamos ¿no?

¿Cuál es la anécdota que recuerdas con más cariño vinculada a este álbum?

Mirá, con Raro nos pasó que nos dimos cuenta de que estaba sucediendo algo bastante después de que el disco fue editado. Como te decía, por más que nos reformulamos trabajar de forma distinta, con un productor musical, que no teníamos hasta ese momento; profesionalizar un poco más la banda en todo aspecto... recién yo te diría que cuando pasaron un par de meses de la salida de Raro fue que empezamos a ver señales de que estaba pasando algo distinto y muy positivo con la banda ¿no? Que nos empezaban a contactar de sellos internacionales, entrevistas fuera de Uruguay y Argentina que no era nada común para nosotros, nos empezaron a llamar productores de festivales, ¿viste? en Colombia, México que para nosotros era súper novedoso, además influyó muchísimo en aquel momento, me acuerdo, los videos. Los videos de “Yendo a la casa de Damián” y de “Ya no sé qué hacer conmigo” que eran también videos muy novedosos en aquel momento que los empezaron a pasar en los canales de cable porque tampoco había tanto desarrollo de YouTube en aquel momento, era el 2006, recién estaba empezando… ni de las redes sociales. Y mucha gente conoció al Cuarteto por el canal Sony, por el canal AXN, canales que no eran específicamente de videos musicales pero que pasaban esos videos del Cuarteto en sus ediciones, digamos. Fue un espaldarazo importante y ahí fue que empezamos a ver, empezamos a recibir mails de distintos países que ni pensábamos que tuviéramos algún fan ahí. Fue una suma de cuestiones que nos dijeron que se estaban prendiendo las alarmas de que estaba pasando algo positivo con el disco.

Después del éxito que fue Raro, ¿sintieron algún tipo de presión con el siguiente álbum?

Sí, porque en el momento que Raro fue lo que sucedió, digamos, que empezamos a internacionalizar la propuesta nuestra; mucha gente nos preguntaba “Che, y ahora cómo se siente la presión de hacer un sucesor de Raro con todo ese éxito” y yo siempre decía que, para mí, ya la peor presión había pasado, que era el ya tener un disco consagrado, por decirlo de alguna forma. Que, me parece, es capaz la presión más grande que puede tener un músico en sus espaldas. Ya te digo, vino como una sucesión de Raro y como que todas las canciones que vinieron después de Raro ayudaron muchísimo al setlist del show en vivo que era un poco lo que la gente pide. E, increíblemente para nosotros, también el momento de más popularidad de la banda y de más masividad, digamos, no coincidió con el lanzamiento de Raro, sino que es ahora. O sea que se fue como acumulando, me parece, por eso que tuvo mucho de importancia los discos que vinieron después, porque fueron acumulando gente o gente que nos conoció por los discos subsiguientes, después iba para atrás al pasado y se encontraba con Raro.

Han pasado 15 años desde el estreno de Raro y es un disco que, como dices, todavía sigue vigente. ¿Cómo ven a Raro dentro de otros 15 años?

Mira, con Raro sucedió algo… ¿viste como cada vez que hablamos del disco Raro, la palabra “raro” se va repitiendo (risas)? aparece sucesivamente. Este, el disco como que no quedó nada anacrónico, me da la impresión. Es como que hay canciones que nosotros obviamente testeamos siempre y vamos viendo en los shows en vivo, donde todavía, no te miento, todavía hay seis o siete canciones de Raro que están siempre en el setlist de la banda, como una espina dorsal del show en vivo y también tiene eso de que vos decís, no han envejecido muchas de las canciones, que a veces pasa. A veces canciones un poco más contemporáneas con lo que está pasando y obviamente van envejeciendo cuando eso va pasando de moda o la gente se va interesando en nuevas cuestiones. Yo creo que temas como “La casa de Damián”, por ejemplo, que es un tema que linda con el absurdo y con lo abstracto como te decía, es atemporal. Porque esa situación que describe a ese personaje que no sabés quién es y que va a la casa de una persona que no se sabe quién es ni porque va… lo que importa es lo que la va sucediendo en el trayecto parecería que es como un tema super universal y ya te digo también que es atemporal, digamos, y ubicuo también. Por otro lado “Ya no sé qué hacer conmigo” que me parece que son las dos canciones más emblemáticas de este disco, también es una canción como más introspectiva, viste que te planteás con cuestiones filosóficas lo que somos cada uno y lo que buscamos cada uno para llegar a la consagración como seres humanos o a la felicidad o lo que quisieras llamarle, es un tema que está capaz que más vivo todavía hoy que hace quince años, viste. Entonces me parece como que las canciones esas fueron una especie de escudo contra el tiempo que sigue indeleble. De hecho, ya te digo que las reproducciones, las visitas a videos son muchísimo más ahora que los primeros años que salió Raro. 

Para celebrar los 15 años de Raro sacaron un disco de vinilo, una edición especial. ¿Puedes contarme un poco más de esto?

Pensamos en varias opciones para festejar estos 15 años de Raro. Nos pareció que también estaba conceptualmente interesante que fueran en un año más raro todavía que el 2006. Porque si hubo años raros, fueron el 2020 y el 2021. Nos parecía que estaba bueno ese festejo y hacer un festival, un show o streaming dedicado cien por ciento a Raro no nos parecía muy original por el hecho de que, como te decía, la mayoría de las canciones que seguimos tocando de Raro están todavía en todos los días en nuestro show, entonces no era una cuestión muy sorpresiva para los fans, entonces nos pareció el sacar un vinilo que en el momento no salió. Y que el fan de la banda es una persona que es muy melómana y que le gusta también tener un objeto entre las manos, viste y hay un montón de gente que además nos preguntaba por qué no el CD, porque tampoco lo tenían el CD. Nos conoció tan después a Raro que el CD ya no estaba fabricado. Ya el CD era una rareza, imaginate lo que es un vinilo. Entonces nos pareció interesante eso, hacer una preventa limitada para que la gente que lo compre antes del 15 de marzo tenga también alguna sorpresa de regalo, física y objeto que la estamos vendiendo en la tienda del Cuarteto de Instagram y la gente lo valoró mucho. Se agotó enseguidita la primera edición hasta que sacamos una segunda.

Sin duda, Raro es un disco que en su momento rompió muchos esquemas. La esencia del álbum no envejece y sigue cada vez más vigente. 

La segunda edición del disco de vinilo puede adquirirse en cualquier país del mundo a través de la tienda del Cuarteto de Nos online en el siguiente enlace: https://cuartetodenos.com.uy/raro-15-aniversario/

Estudiante Universidad Católica Bolivia “San Pablo” Regional Cochabamba