Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 19 de octubre de 2021
  • Actualizado 11:45

LA PERLA DEL VALLE SE HA CONVERTIDO EN UN PUJANTE MUNICIPIO QUE CONSERVA SU NATURALEZA Y OFRECE UN MENÚ VARIADO QUE LOS VISITANTES PUEDEN DEGUSTAR

El turismo y la gastronomía se apoyan en su producción

El turismo y la gastronomía se apoyan en su producción



El municipio de Punata que se encuentra a 47 kilómetros al Sur de la ciudad de Cochabamba, con un clima templado en verano y húmedo en invierno, presenta una variedad de atractivos turísticos y gastronómicos. Así también mantiene tradiciones de antaño y una devoción católica hacia una deidad.

Sus parajes turísticos conservan una naturaleza acogedora. Entre sus atractivos están, desplazándose al Este, en poco menos de 10 minutos en automóvil, el “Valle del Elefante Dormido”. En el fondo se distingue una sorprendente montaña con esa forma. Parece custodiar algunos tesoros de la época virreinal, también llamada colonial. Otro atractivo natural es la laguna Sulti. Muy cerca de ese destino con dirección al Norte se ingresa a laguna Carmen, una población anclada en el tiempo prehispánico. Lo más sobresaliente es que algunas casas conservan habitaciones en forma de cúpula. Villa Rivero, a solo diez minutos, es interesante por los telaristas artesanos. Las obras resultantes son los polícromos gruesos tapetes de lana de oveja. No solo se pueden visitar para tomar fotografías, sino que se pueden adquirir e incluso encargar los tejidos de diseño. Las poblaciones de Punata, en verano, se mecen a la sombra de perales y durazneros.

GASTRONOMÍA El comer bien es algo que caracteriza al cochabambino, y Punata ofrece una variedad de platos para el paladar exigente en base al maíz, un producto del valle.

El cuzqueño, un plato originario de Punata y no de Perú como algunos dicen. Este plato consta de carne de pollo criollo o cordero, preparado con ají amarillo, rosquete seco molido y el quesillo seco. Se acompaña con papa blanca y relleno de papa o achojcha.

Otro plato típico es la P’utachhanqa, preparado a base de conejo cuis; un ají de puro locoto acompañado de arveja y haba; arroz, chuño y papas blancas.

LA PRODUCCIÓN Punata tiene cualidades innatas por sus servicios patrióticos a la causa de la independencia en el siglo XIX, la fecunda tierra apta para la agricultura y ganadería y el profundo sentimiento de superación constante.

Pujante en su desarrollo es respaldada por 89 comunidades campesinas que producen cereales, leguminosas, frutas, tubérculos, verduras, etcétera.

Como herencia de saberes de un esplendoroso pasado continúa con la fabricación de rosquetes, Patrimonio Cultural del Departamento desde el 2011. Son aros crujientes y dulces elaborados por los panificadores hechos en base a harina , huevo, manteca y azúcar. Existen cinco tipos de rosquete, el de canela, blanco, especial y el súper especial que es de mayor tamaño.

El maíz sigue siendo el príncipe de los cultivos del que se fabrica el néctar amarillo (chicha) y el tinto (kulli).

La chicha es una bebida alcohólica hecha en base al grano de maíz molido. En Punata podrá encontrar del tipo dulce y sin azúcar, además de rojas y de color dorado. Esta bebida puede también ser acompañada con helado de canela y coco rallado, convirtiéndose de esa forma en garapiña.

Datos.



Presidente

Gualberto Villarroel, uno de los presidentes de Bolivia, nació en Punata. La que fuera su casa es en la actualidad una escuela.

El maíz

Cuando se desgrana fresco puede molerse y con queso convertirse en “huminta”. Una vez seco es “mote”; si se lo muele sirve para preparar sopa llamada “lawa” y con azúcar es “pito” y “api” y si se le agrega leche “tojorí”. Con agua y hielo es un refresco.

Economía

La producción de chicha, es considerada una de las actividades que mueve la economía más grande del valle.

La celebración patronal y lo religioso se impone

El sentimiento religioso de Punata está latente con la celebración patronal de todos los años en honor al Señor de los Milagros que fue establecida el 24 de septiembre de 1919.

La fiesta de la deidad, que junto a San Severino de Tarata y la Virgen la Bella de Arani, constituyen los festejos principales del Valle Alto. La celebración patronal andina paraliza las actividades en Punata por tres días consecutivos y consigue la participación de 60 conjuntos folklóricos aproximadamente, tanto locales y de Cercado en una “Entrada” o desfile de comparsas y fraternidades. Se dice que la escultura del santo, tallada en madera, proviene de Burgos, España, tierra por excelencia donde abundaron artesanos talladores de Cristos en madera.

Otra fiesta importante es de Todosantos donde las mesas se llenan de comida para las almas que, se dice, llegan a visitar a sus familiares por una noche.



HISTORIA La iglesia principal fue declarada Monumento Nacional por los importantes tesoros religiosos que custodiaba y sus antecedentes coloniales. Conserva tres enormes y magníficos retablos en pan de oro del barroco andino clásico y refinado. Se trata de una parte de muchos encajes tallados en cedro.

“Una verdadera joya del arte virreinal”, como lo describe Olker Sandi en la revista Punata 2012.

En 1985, el alcalde Dn. José Camacho Ferrel (1985), junto a los sacerdotes párrocos Roberto Lara y Cleto Hinojosa, concluye con la obra de dotarle al templo una segunda torre, además hace un reforzado y mejora la estética de los techos.