Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 27 de septiembre de 2022
  • Actualizado 13:21

Opositores creen que el 27E confirmó el "fracaso" del MAS

Opositores creen que el 27E confirmó el "fracaso" del MAS

La oposición boliviana consideró que el apoyo obtenido por el binomio del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales y Álvaro García Linera, en las elecciones primarias del 27 de enero (27E), solamente ratificó el fracaso del partido gobernante y reiteró que estas autoridades deberían renunciar a su candidatura para los comicios generales.
El MAS tuvo sólo una participación del 40.45 por ciento del total de sus militantes (991.092) que estaban habilitados para votar en las primarias, según los resultados preliminares del Tribunal Supremo Electoral al 95.73 por ciento de las actas transmitidas.
El presidente del Comité Cívico de Santa Cruz, Fernando Cuellar, dijo que al oficialismo "se le volteó la torta" desde hace bastante tiempo y lo que ocurrió en las primarias "simplemente ratifica el fracaso del MAS".
Por eso "creo que el 27E será un día (recordado) por todos los bolivianos porque los mismos militantes del MAS le han dado la espalda (a Morales y García Linera), que han invitado a muchos a la fiesta, pero no asistieron, no hubo una participación masiva de la gente y los recursos gastados en las primarias debieron ser destinados a otra cosa", remarcó Cuellar.
El senador y candidato presidencial por "Bolivia dice No", Oscar Ortiz, afirmó que tras este fracaso del MAS, en su propósito de legitimar la cuestionada candidatura de Morales y García Linera, lo único que queda es la renuncia.
"Si buscaba Evo Morales legitimar su candidatura de prorroguismo, perdió nuevamente (al igual que en el referendo del 21 de febrero de 2016) y sólo ha encontrado la deslegitimación con el rechazo de sus propios militantes; ahora lo único que le queda es renunciar, que busque otros candidatos para el MAS, permita que los bolivianos vayamos en paz a las elecciones (generales de octubre), con unidad y con apego a la Constitución", manifestó Ortiz.
El diputado Rafael Quispe dio por muerto al MAS, quemó su bandera y también sugirió al binomio oficialista renunciar a su candidatura.
"El MAS ha muerto políticamente, símbolo de eso he quemado una bandera del MAS. El insistir en la candidatura de Evo y Álvaro puede tener consecuencias funestas, persistir con esa candidatura aumentará el rechazo", alertó.
El diputado Érik Morón agregó que el resultado de las primarias muestra una falta de unidad en el partido gobernante y una clara desconfianza de los propios militantes del MAS en sus candidatos.
"Por lo tanto, creo que es necesario recapacitar y de pensar en hacer gestión para que (Morales y García) culminen su periodo como establece la Constitución Política del Estado" y no insistir en su repostulación, que fue rechazada en el referendo del 21 de febrero de 2016, sostuvo.
Mientras el diputado Wilson Santamaría señaló que el MAS demostró ser un partido político inflado como los pollos.
"El MAS ayer ha demostrado que es un partido alimentado como los pollos con hormonas, con esteroides, inflado y crecido a la fuerza", aseveró.
Aunque el MAS cree que se fortaleció la democracia y su partido con las elecciones del 27E.
Además, el presidente Morales, que antes de las primarias aseguró que el 27E iba a enterrar al 21F, ahora presume que "alguien está manipulando, alguien está usando y alguien nos quiere perjudicar desde el TSE".