Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 27 de junio de 2022
  • Actualizado 11:20

LA TRAGEDIA SE REGISTRÓ EN SANTA FE

Yapacaní: hombre mata a su pareja y luego se quita la vida de un disparo

El feminicidio de Lorena deja cinco huérfanos. La prueba de guantelete confirmó restos de pólvora en las manos de Juan, quien asesinó a su pareja y se dio un balazo con una escopeta.r
Investigadores se constituyen al domicilio en Santa Fe donde se registró el
feminicidio seguido de suicidio.       DIARIO ZONA NORTE
Investigadores se constituyen al domicilio en Santa Fe donde se registró el feminicidio seguido de suicidio. DIARIO ZONA NORTE
Yapacaní: hombre mata a su pareja y luego se quita la vida de un disparo

Juan V. de 48 años, mató de un disparo a su pareja Lorena G. y luego se quitó la vida con la misma escopeta. Una inquilina descubrió la tragedia la noche del 20 de junio en un domicilio de la comunidad de Santa Fe de Yapacaní, Santa Cruz.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) de Santa Cruz, Carlos Oporto, confirmó ayer que el caso ha sido tipificado como feminicidio seguido de suicidio. La hipótesis cobró fuerza tras conocerse el informe de la autopsia de ley y la prueba de guantelete practicada a Juan y Lorena. Solo el hombre dio positivo, es decir, tenía restos de pólvora en las manos.

Las familias de ambas víctimas no hallan consuelo y no comprenden lo ocurrido puesto que los veían “tranquilos” con planes a futuro y no conocieron antecedentes de violencia. La pareja, oriunda de Chuquisaca, comenzó su relación sentimental hace poco más de un año, pero no vivían juntos. Juan era agricultor y llegaba a la vivienda de su familia, donde solo vivían inquilinos, solo los fines de semana.

Según las investigaciones policiales, la pareja estaba compartiendo bebidas alcohólicas el domingo y reproduciendo música a un volumen alto en la habitación de Juan. Los inquilinos no escucharon discusiones ni los disparos. Se percataron del hecho al día siguiente cuando debajo de la puerta salía un reguero de sangre. De inmediato, comunicaron a los familiares y ellos llamaron a la Policía. 

Los investigadores realizaron el levantamiento de los cadáveres y los trasladaron a la morgue de la Pampa de la Isla donde se realizaron las autopsias.

HUÉRFANOS Juan y Lorena no tenían hijos en común, pero sí de relaciones anteriores. La víctima enviudó hace unos dos años y cuidaba sola de sus cinco hijos, de entre 5 y 21 años, quienes ahora quedaron huérfanos. En tanto, el hombre dejó en la orfandad a cuatro hijos, de entre 5 y 18 años. 

SILENCIADAS 46 mujeres han sido asesinadas en lo que va de este año, según datos recogidos por el Observatorio de Justicia y Género del Órgano Judicial y el Tribunal Constitucional Plurinacional. 

En La Paz se registra la mayor incidencia con 18 feminicidios. Le sigue, Santa Cruz con 12, Cochabamba con 8, Potosí con 4, Beni con 2 y Tarija con 2. La información está detallada en la página del Observatorio de Justicia y Género.

Según el último reporte del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), al menos el 60% de las víctimas tenían entre 21 a 40 años. Fueron asesinadas mayormente por asfixia manual o a lazo. También hubo casos donde las golpearon hasta generarles traumas o fueron atacadas con armas blancas.