Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 22 de octubre de 2020
  • Actualizado 13:55

TAMBIÉN LOS ACCIDENTES ESTÁN ENTRE LOS MÁS REPORTADOS

Violencia física y violación son los delitos más comunes en el Trópico

La Policía registró 49 casos en 44 días desde que reanudaron sus labores en esa región después de cinco meses. Villa Tunari concentra el 43% de los hechos atendidos.
Violencia física y violación son los delitos más comunes en el Trópico

Fernando M.A., de 22 años, acusado de estupro fue enviado con detención preventiva al penal San Pedro (Sacaba) el pasado 4 de abril. Su víctima es una adolescente, de 15 años, oriunda de la provincia Carrasco que abandonó su casa porque le ofreció trabajo en Chimoré. El hombre aprovechó la situación de la menor y la enamoró hasta convencerla de mantener relaciones sexuales. 

El caso inicialmente se investigó por el delito de violación, pero luego fue tipificado como estupro debido a que el hecho fue consentido, pero él, siendo mayor de edad, cogió provecho de la inmadurez de la adolescente. 

Fernando conoció a la víctima en febrero, cuando se hicieron amigos, pero después le ofreció trabajar de cocinera en Chimoré con un salario de dos mil bolivianos. La menor accedió debido a su condición económica, pero el acusado la convenció de mantener una relación amorosa a fines de febrero.

Después de un mes, ambos fueron sorprendidos en la tranca de Villa Tunari incumpliendo la cuarentena establecida por el brote de la COVID-19, pero Fernando se dio a la fuga. Sin embargo, fue aprehendido y remitido al Ministerio Público el 1 de abril.

MÁS COMUNES Violencia física y violaciones fueron los delitos más atendidos en el Trópico desde que la Policía retomó sus funciones en esa región desde abril, después de cinco meses cuando abandonaron las dependencias que fueron dañadas durante los conflictos postelectorales en noviembre de 2019. También se han atendido accidentes de tránsito.

Villa Tunari concentra el 43% de los casos. Le sigue Ivirgarzama con el 32%, Chimoré con el 19% y Shinahota con el 6%. 

Un contingente, de 85 efectivos, ingresó al Trópico la mañana del 15 de abril. Sin embargo, esa acción no fue del agrado de algunos dirigentes, quienes los conminaron a retirarse en 24 horas. La noche del 16 de abril, un grupo de personas irrumpió en la estacional policial de Shinahota y obligó a los uniformados a desalojar los ambientes. Ellos tomaron sus pertenencias y caminaron por el pueblo, mientras algunos los insultaban y otros los agredían y empujaban.

Ante esa situación, los efectivos de todas las unidades se replegaron al cuartel antidroga de Chimoré hasta el 23 de abril, cuando pudieron reanudar sus labores tras el diálogo de autoridades y dirigentes.

Desde entonces investigan los hechos ocurridos desde abril. Antes, los delitos no eran reportados a la Policía y muchos quedaron impunes. 

En ese sentido, el viceministro de Régimen Interior y Policía, Javier Issa, en una entrevista en marzo, aseguró que las violaciones subieron en un 200% en el Trópico debido que las víctimas no sabían a dónde recurrir para denunciar a sus agresores y ser auxiliadas. Algunas lograban salir hasta las ciudades, pero no podían atender sus casos porque no había garantías para el ingreso policial a esa región.

El 6 de abril, se registró un feminicidio poco antes de que la Policía volviera al Trópico. Constantino Loza M. golpeó en la cabeza y asfixió a Inés H.M., su esposa de 60 años, pero llevó el cadáver hasta un río para hacer creer que murió por causas extrañas. Aprovechando la ausencia policial quiso velarla y enterrarla sin participar a los investigadores. 

Sin embargo, los pobladores que hallaron el cuerpo comunicaron al fiscal, quien propuso su autopsia legal, y los hijos accedieron pese al rechazo de su padre. Constantino, sin salida, admitió ser el autor del crimen y lo sentenciaron a 30 años de cárcel.

ATENCIONES La Policía registró 49 casos que derivaron en el arresto de 19 personas y la aprehensión de 13 en 44 días, hasta el 15 de mayo, de acuerdo con datos estadísticos del Comando Regional del Trópico. El 31% de los hechos son de violencia física y el 15% de violaciones, además el 26% son accidentes de tránsito y el resto son robos, estafas, tentativa de violación, falsedad ideológica, lesiones leves y graves, delitos contra la salud pública, muerte de persona, bloqueos, riñas y peleas y vandalismo.

FELCV 

La Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia atendió 20 casos. De esa cifra, 15 se registraron en Villa Tunari y cinco en Ivirgarzama. En el primer municipio se reportaron 11 hechos de violencia física y cuatro de violación. Además, en Ivirgarzarma hubo cuatro casos de violencia física y una violación.  Del total, cinco agresores fueron aprehendidos y un juez definió su situación jurídica. 

FELCC

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen registró 13 hechos y siete personas fueron aprehendidas. Los casos están distribuidos en cuatro municipios del Trópico. 

En Villa Tunari atendieron un caso de tentativa de violación. En Shinahota una denuncia de robo agravado y otro  contra la salud pública. 

Chimoré concentra la mayor cantidad de casos atendidos por esta unidad. Hubo acusaciones por falsedad ideológica, estafa, lesiones leves y graves, tentativa de violación, muerte de persona y robo agravado. 

También reportaron dos violaciones en Ivirgarzama y otra de lesiones leves y graves, además contra la salud pública. 

Tránsito 

La Unidad Operativa de Tránsito reportó 13 hechos que derivaron en el arresto de 12 personas, pero solo una fue aprehendida. Cinco casos fueron registraron en Villa Tunari, cuatro en Ivirgarzama, tres en Chimoré y uno en Shinahota. Hubo colisión, choque a objeto fijo, encunetamiento, vuelco de tonel y conducción peligrosa.

Comando  

La dependencia policial máxima del Trópico intervino en los bloqueos en Ivirgarzama, además atendió casos de vandalismo y riñas y peleas. Solo dos personas fueron arrestadas.

Auxilio

Las víctimas de violencia pueden contactarse a la línea gratuita 800140348 o al número de WhatsApp 60707069.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad