Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 01 de diciembre de 2020
  • Actualizado 07:57

Víctimas de violencia buscan ayuda y se comunican en clave con profesionales

Imagen de spot de Familia Segura.
Imagen de spot de Familia Segura.
Víctimas de violencia buscan ayuda y se comunican en clave con profesionales

Durante la cuarentena, debido a la pandemia del coronavirus, hay personas que quedaron en confinamiento con sus agresores, en su propio entorno familiar. Hay quienes buscan ayuda y se comunican en clave.

La línea gratuita Familia Segura 800 11 3040 es atendida por profesionales y es posible llamar desde cualquier punto del país. Además, hay personal que habla quechua y aymara. Está habilitada las 24 horas del día.

Entre otros aspectos relacionados a la COVID-19, el objetivo de este servicio, que funciona desde el 1 de abril, es la prevención de la violencia a la población de todas las edades y dando debido importancia a la salud mental.

La presidenta del Colegio de Psicólogos de La Paz, Verónica Alfaro, quien trabaja en el programa nacional, informó que esta es una línea de prevención y el personal está en contacto directo con las instituciones que pueden servir como mediadoras para la resolución de algún conflicto en particular. Desde la pasada semana, se sumó la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) a nivel nacional.

"A una llamada, los psicólogos están capacitados como para atender y discernir cualquier llamada de alerta. A veces, las personas nos llaman pidiendo ayuda o queriendo denunciar y nos llaman en clave. Los profesionales están capacitados como para entender cualquier situación de riesgo que se pueda presentar y además estamos trabajando con la FELCV y con otras instituciones, el Viceministerio de Seguridad Ciudadana también, que hace que esta linea estas líneas sean eficientes".

Los casos de maltrato infantil, violencia contra la mujer y otros pueden ser de conocimiento de las autoridades llamando a la línea gratuita.

También está vigente la línea de Telesalud 800 10 1104 y 800 101106.  De acuerdo con los reportes de Unicef, la gente se contacta al call center desde todas las regiones del país con diferentes requerimientos. Los niños incluso cuentan sus experiencias y travesuras. Hay jóvenes y adolescentes que desean mejorar la comunicación con sus padres. Otros piden consejos sobre qué actividades realizar en tiempo de cuarentena.  Las personas adultas acuden cuanto están atravesando diferentes tipos de crisis que generan ansiedad y estrés, buscan consejería y apoyo psicológico y consejos sobre cómo sobrellevar la cuarentena. Los adultos mayores llaman porque desean sentirse escuchados y comprendidos, además de evitar pasar tiempos de soledad o trasmitir sus preocupaciones ante la situación actual.