Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 05 de marzo de 2021
  • Actualizado 21:54

Va a prisión mujer que mató y descuartizó a su hija de 2 años; la puso en una mochila

Fotografía ilustrativa de un niño víctima de violencia. Pixabay
Fotografía ilustrativa de un niño víctima de violencia. Pixabay
Va a prisión mujer que mató y descuartizó a su hija de 2 años; la puso en una mochila

Lola E.Ch.L, de 26 años, fue enviada con detención preventiva al centro de orientación femenino de Obrajes como presunta autora del infanticidio cometido en contra de su hija de dos años y seis meses en su domicilio ubicado en la comunidad de Incachaca-San Pablo de la provincia de Larecaja (La Paz).

El 4 de diciembre, los efectivos policiales dieron a conocer el crimen al fiscal de Sorata, Patricio Pérez, con quien se dirigieron al lugar de los hechos cerca de las 21:00. Los investigadores tomaron contacto con el padre de la víctima y el General de la comunidad de Incachaca, quienes denunciaron la existencia del cadáver de una menor de edad enterrado en una mochila azul cerca a la orilla del río Conzata. En ese lugar, encontraron el cuerpo desmembrado (cabeza, dos manos y dos pies) de la niña y la sospechosa se encontraba atada a un árbol y custodiada por los pobladores del lugar, quienes la habrían sorprendido en flagrancia enterrando las extremidades.

La mujer fue aprehendida y conducida a celdas policiales hasta que se desarrolló su audiencia virtual de medidas cautelares, donde el Ministerio Público demostró la existencia de riesgo de fuga y obstaculización tomando en cuenta que los hechos se registraron dentro de su hogar.

Asimismo, el coordinador de la Fiscalía de La Paz, Sergio Bustillos, señaló que en la casa de la acusada colectaron elementos indiciarios del hecho, entre ellos un cuchillo de mesa que estaba escondido debajo del colchón de la cuna. También hallaron un trapo de seda con manchas rojizas y tomaron placas fotográficas del lugar donde presuntamente la mujer habría cercenado el cuerpo de la niña.

La menor falleció por shock hipovolémico por desmembramiento con arma punzocortante. Además, tenía quemaduras post muerte, según la autopsia médico legal del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF).

Con este caso, se registran 50 infanticidios en todo el país. De esa cifra, 16 se atendieron en La Paz.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad