Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 28 de noviembre de 2021
  • Actualizado 23:15

Triple infanticidio: tres niños mueren calcinados y la madre es investigada

Yoselin M.C. salió de su vivienda dejando a sus hijos en un cuarto asegurado con llave y con un mechero o vela encendida. La mujer volvió a su casa bajo efectos del alcohol.

Investigadores llegan al lugar donde fallecieron los tres hermanitos. FISCALÍA
Investigadores llegan al lugar donde fallecieron los tres hermanitos. FISCALÍA
Triple infanticidio: tres niños mueren calcinados y la madre es investigada

La Fiscalía de Beni investiga un triple infanticidio registrado en una vivienda de la ciudad de Trinidad. Tres hermanitos, de 11, 8 y 2 años, murieron calcinados a consecuencia de un incendio en su domicilio. Su madre Yoselin M.C., de 27 años, es la principal sospechosa y se encuentra aprehendida en celdas policiales, mientras se define su situación jurídica.

“El Ministerio Público realizó el registro del lugar del hecho, colectó y secuestró indicios materiales, procedió con el levantamiento legal de los cadáveres de los tres niños (dos mujeres y un varón). Además, se realizaron entrevistas testificales, autopsia médico legal que determinó como causa de muerte anoxia anóxica, edema pulmonar acarminado, asfixia química de intoxicación por monóxido de carbono-carbonización”, dijo el fiscal departamental de Beni, Ruthiar Vásquez, citado en un boletín de prensa institucional.

Sobre el caso, la fiscal asignada Luvia Peralta manifestó que la madre de los menores salió la noche del domingo de su vivienda, construida con madera y calaminas, ubicada en la zona El Recreo II dejando a sus tres hijos en un cuarto que estaba asegurado con llave y habría dejado encendido un mechero o vela lo que provocó el incendio donde los niños perdieron la vida.

A las 07:35 de este lunes 8 de noviembre, vecinos del lugar llamaron a Radio Patrullas 110 indicando que se produjo un incendio donde habría tres cuerpos calcinados. Ante ese hecho, personal de la Fiscalía de Beni se hizo presente para dar inicio con las investigaciones.

La Policía del lugar dio a conocer que la progenitora estaba consumiendo bebidas alcohólicas, mientras ocurrían los hechos. Las autoridades tuvieron que aguardar varias horas para tomarle su declaración informativa puesto que estaba bajo efectos del alcohol. El caso está en proceso de investigación.