Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 15 de junio de 2021
  • Actualizado 00:34

Torre de control sabía del desperfecto del K8, pero no alertó por corte de la línea telefónica

Un caza de entrenamiento K8 con matrícula FAB-663, del Grupo Aéreo de Caza 34 de la ciudad de Cochabamba, cayó el miércoles en la zona urbana de Sacaba aproximadamente a las 9:40, cuando retornaba de un vuelo de entrenamiento.
La inspeccion a la zona del accidente aéreo en Sacaba. DICO SOLÍS
La inspeccion a la zona del accidente aéreo en Sacaba. DICO SOLÍS
Torre de control sabía del desperfecto del K8, pero no alertó por corte de la línea telefónica

El informe de la Torre de Control de Cochabamba revela que el controlador no pudo alertar de la emergencia de la aeronave K8 de la Fuerza Aérea de Bolivia (FAB) debido a que el teléfono estaba cortado.

“Esta Supervisión observar que ante este accidente, no era posible realizar ninguna llamada debido a que el servicio telefónico se encuentra cortado, impidiendo poder realizar el trabajo según plan de acción (sic)”, se lee en el informe firmado por Ademar T. Castro Pomier, Supervisor Aeródromo.

La aeronave, un caza de entrenamiento K8 con matrícula FAB-663, del Grupo Aéreo de Caza 34 de la ciudad de Cochabamba, cayó el miércoles en la zona urbana de Sacaba aproximadamente a las 9:40, cuando retornaba de un vuelo de entrenamiento.

Esta jornada, el piloto Iván Z. y el copiloto Juan A.V, tras una audiencia cautelar que se desarrolló en la Corporación del Seguro Social Militar (Cossmil), el Juzgado Primero de Sacaba ordenó liberar con medidas sustitutivas a los dos pilotos.   

El accidente aéreo en Sacaba dejo una persona fallecida y cinco heridos.