Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 25 de octubre de 2020
  • Actualizado 12:49

Teniente es sentenciado a 30 años de cárcel sin derecho a indulto por feminicidio de Betsabé

El hermano y la cuñada del imputado cumplirán la pena de dos años recluidos en los penales de San Sebastián varones y mujeres, respectivamente.
El teniente de la Policía Adán Boris Mina Alanes. DICO SOLÍS
El teniente de la Policía Adán Boris Mina Alanes. DICO SOLÍS
Teniente es sentenciado a 30 años de cárcel sin derecho a indulto por feminicidio de Betsabé

La justicia determinó una pena de 30 años de cárcel, sin derecho a indulto, para el teniente de la Policía Adán Boris Mina Alanes por el delito de feminicidio contra Betsabé Mara Alacia, cuyos restos óseos calcinados fueron hallados en la zona de La Maica.

El imputado fue sometido a un juicio abreviado, lo cual es tomado como una admisión de culpa en opinión de los administradores de justicia. La audiencia virtual se realizó al rededor de las 10:00 de este domingo, hasta el mediodía.

El abogado de la familia de la víctima, Percibal Torrico, informó sobre la sentencia para el imputado, por el delito de feminicidio, misma que deberá ser cumplida en el penal de El Abra. El hermano del mismo, Rober Mina, y la cuñada, Cinthia Claros, fueron condenados a dos años de prisión en los penales de San Sebastián varones y mujeres, respectivamente, por el delito de encubrimiento.

Mina declaró que "Él, estando en estado de ebriedad habría otorgado el arma con la que ella (Betsabé) se habría quitado la vida, pero el Ministerio Público ha determinado que no ha sucedido así, ya que estos hechos no corresponden con lo investigado", según indicó Garrón en una entrevista con RKC.

Los resultados de las pruebas de ADN, respecto a los restos hallados en La Maica, se darán a conocer este lunes. Sin embargo, el abogado declaró que se determinó que las partes humanas corresponden a la víctima tras la revisión de videos  y otros elementos que corroboran que Mina trasladó a Betsabé, sin vida, desde su propio domicilio hasta la zona sur, solo y en su vehículo.

Betsabé Mara Alacia fue reportada como desaparecida el 11 de agosto. Según relató Garrón, la víctima salió de su casa, en Quillacollo, para encontrarse con el teniente Mina, su novio, cerca del excolegio Calama. Después, la pareja se dirigió al domicilio del Policía. Las investigaciones determinaron que la joven de 24 años murió en dicha casa y el efectivo trasladó el cuerpo a La Maica para quemarlo y así tratar de desaparecerlo.

Los representantes de la Fiscalía, que participaron de la audiencia, manifestaron que el estado en el cual se halló el cuerpo es "deplorable" por el grado de dificultad para identificarlo.

El teniente fue aprehendido la noche del viernes en el municipio cruceño de Montero. Pretendía huir al Brasil. Fue trasladado a Cochabamba y presentado este sábado al público en general.

Autoridades de Gobierno se pronunciaron sobre este hecho e incluso pidieron disculpas por el accionar sangriento y de alto grado de violencia cometido por un miembro de la institución del orden.

Familiares, amigos, conocidos y miembros de grupos en contra de la violencia ejercieron presión sobre este caso, a través de manifestaciones y vigilias. El padre de la víctima denunció que fueron ignorados los primeros días de desaparición de Betsabé. La madre gritó y rompió en llanto hasta el punto de desmayarse en las afueras de la UTOP, el sábado.