Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 09 de agosto de 2020
  • Actualizado 15:40

EL DESCUIDO FACILITA QUE EL DELINCUENTE LOGRE SU OBJETIVO

Suben robos de motos y bajan los de autos durante la cuarentena en la Llajta

Diprove recibe entre cinco a seis denuncias por la sustracción de motos cada semana, principalmente las chinas.

Integrantes de la banda criminal “Los Cambas” presentados en dependencias de Diprove, hace unas semanas. FOTO- Dico Solís
Integrantes de la banda criminal “Los Cambas” presentados en dependencias de Diprove, hace unas semanas. FOTO- Dico Solís
Suben robos de motos y bajan los de autos durante la cuarentena en la Llajta

Las motocicletas se han convertido en la principal atracción de los delincuentes durante las últimas semanas. El descuido de los propietarios facilita el robo del motorizado, señaló el director de la Dirección de Prevención de Robo de Vehículo (Diprove) de Cochabamba, Yuri Tapia.

La banda criminal “Los Cambas” fue desbaratada hace unas semanas. La organización se dedicaba a robar motocicletas en el municipio de Quillacollo y Cochabamba, y luego las comercializaban íntegras en Morochata, Cocapata u otras localidades aledañas.

Los efectivos capturaron a José Fernando M., alias El Camba, el cabecilla, autor material e intelectual de la banda. También aprehendieron a Joan Daniel T.H., que también lleva el alias de El Camba; Néstor Gabriel C, alias El Vampiro y Elvis conocido como El Elvis.

Al menos tres organizaciones criminales dedicadas al robo de motos fueron desbaratadas el pasado mes.

El director de Diprove manifestó que desde que se retomó la cuarentena flexible han recibido más denuncias de robo de motocicletas en relación a las de automóviles. “Mucha gente ha optado por transportarse en moto. Algunos porque les ha sido más fácil eludir algunos controles en la ciudad”.

Apuntó que entre cinco a seis casos de robos de motos atienden cada semana. En cambio, los de automóviles redujeron en un 99%, desde que comenzó la cuarentena.

“MODUS OPERANDI” Un minuto es suficiente para que un ladrón se lleve una motocicleta, manifestó Tapia.

Indicó que los robos se realizan entre tres a cuatro personas. Uno hace el seguimiento de la víctima y asume el rol de “campana”, es decir, alerta a los otros si el propietario está volviendo por su motorizado. Otro realiza un golpe en el manubrio y junta los cables para encenderlo y huir en menos de dos minutos.

Hay un tercero que vigila la zona en una movilidad y suele esperar al que hace de “campana”. “Las motos chinas son las más robadas porque el seguro del manubrio se violenta con facilidad y solo necesitan realizar el contacto directo para conducirla”.

CONSEJOS Tapia indicó que los propietarios facilitan el robo debido a que dejan sus motorizados en calles lejanas y sin la vigilancia de alguna persona.

Recomendó que tomen precauciones como el uso de cadenas con candados para inmovilizar la tracción de sus motocicletas. También podrían acudir a técnicos eléctricos para que les instalen bloqueadores automáticos en la conexión y principalmente que no dejen sus motos en cualquier lugar.

En lo posible dejar el motorizado en parqueos públicos o dejarlo al cuidado de alguna persona y evitar los lugares vacíos y distantes.

Recordó que, tras el robo de un vehículo, el propietario debe reportar de inmediato a Diprove para iniciar la búsqueda. También deberá contar con el registro y los papeles que acrediten que la moto es de su propiedad para que puedan entregárselo si fuera recuperado.

“Lamentablemente muchos que compran vehículos no siguen los procedimientos legales. Deben tener el registro de Tránsito, de la Alcaldía y cuando compren deben verificar su legalidad en Diprove porque algunos delincuentes venden los robadas con placas falsificadas”, manifestó. 

En 2019, Diprove atendió 136 denuncias de robos de automóviles, la mayoría del municipio de Cochabamba. Al menos, el 80% de los vehículos fueron recuperados. En cuanto a las motos, se conoció que aumentó en relación a 2019 y 2018.