Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 16 de junio de 2021
  • Actualizado 02:53

Sube en 30% los casos de violencia contra los varones, según la FELCV

La dependencia policial atendió 56 denuncias de hombres contra mujeres en este primer trimestre del año. En 2020, se registraron 40 hechos de ese tipo en el mismo período.

Fotografía ilustrativa de un hecho de violencia hacia un hombre. Prensa Libre-Paulo Raquec
Fotografía ilustrativa de un hecho de violencia hacia un hombre. Prensa Libre-Paulo Raquec
Sube en 30% los casos de violencia contra los varones, según la FELCV

“Tenía que entregarle mi sueldo completo y esperar a que ella me diera a diario para mis gastos y se molestaba si me tomaba una copa con mis compañeros. Pensé que su enojo era normal y que no estaba bien que saliera con mis amigos porque había decidido formar una familia. Luego, comenzó a prohibirme asistir a reuniones familiares y cuando íbamos estaba inquieta, se alejaba de mi familia, se enojaba e incluso me trataba mal frente a mis parientes. Llegó a golpearme y, algunas veces, me esperaba con sus hermanas para agredirme. Nunca la denuncié porque sentía que iban a verme mal, soy hombre y me dio vergüenza”, relató un joven que prefirió mantener su identidad en reserva.

Las mujeres conforman la población más atacada considerando la cantidad de lesiones y de muerte registradas cada año, pero la violencia también alcanza a adultos mayores, niños y, en menor proporción, a varones de todas las condiciones socioeconómicas. Sin embargo, las denuncias por violencia contra varones se incrementaron en casi un 30% en este primer trimestre del año en comparación con los datos del año pasado, en Cochabamba.

Los hombres también pueden ser víctimas de ofensas, insultos, golpes e incluso homicidios o asesinatos. El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) de Cochabamba, Rubén Darío Lobatón, informó que atendieron 56 denuncias de varones contra mujeres que, en su mayoría, son sus esposas, concubinas, exparejas o familiares de ellas, según registros hasta el 30 de marzo.

En 2020, atendieron 16 casos menos. 40 varones denunciaron que fueron víctimas de violencia, en ese mismo período. Del total de casos que atiende en la FELCV, un 10% sería por maltrato hacia hombres.

ACUSADA DE ASESINATO

Alex Jhony Ch., de 36 años, perdió la vida presuntamente a manos de su concubina, en enero de este año. Su muerte fue el primer caso con esas características, donde una mujer es procesada como principal sospechosa del asesinato.

Elizabeth M.S., de 42 años, fue enviada con detención preventiva al penal de San Sebastián (mujeres) por seis meses, mientras se investiga el crimen.

De acuerdo con las investigaciones, Alex fue encontrado sin vida en su dormitorio al promediar las 19:00 del 1 de enero de este año. Su padre, quien se percató del hecho, llamó a los efectivos policiales tras encontrar a su hijo muerto en su cama, con signos de violencia, en su casa ubicada en el barrio Alto Mirador, al sur de la ciudad de Cochabamba.

El cuerpo de la víctima presentaba una herida punzocortante profunda en la región del tórax. Además, de otras lesiones en el cuello y la data de su muerte fue de 48 a 72 horas antes de la intervención del equipo multidisciplinario.

De acuerdo con testigos, el hombre fue visto por última vez en compañía de su concubina el 30 de diciembre de 2020. Su concubina fue aprehendida en una chichería de la zona sur y la condujeron a celdas policiales la mañana del 2 de enero.

La mujer, en entrevista policial, señaló que había peleado con su pareja, pero dijo que él se había causado las heridas que a la postre serían mortales. Ante la Fiscalía, la imputada prefirió guardar silencio cuando la citaron a declarar como sospechosa. La pareja, con dos hijos (de 2 y 7 años), discutía mucho por cuestiones económicas y consumían frecuentemente alcohol, según vecinos.

Los casos similares se tipifican como asesinato u homicidio y eso impide que haya un registro detallado de hombres que hayan perdido la vida a manos de mujeres, a diferencia de las estadísticas de feminicidios.

El primer trimestre cerró con 31 feminicidios a nivel nacional. Cochabamba y La Paz son los departamentos con más casos, siete crímenes en cada uno. Les sigue, Santa Cruz con cinco, Oruro con cuatro, Potosí con tres, Beni con dos, Chuquisaca con dos y Pando con uno.

30 feminicidios se registraron el año pasado, en ese mismo período. Eso significa que la cifra prácticamente se ha mantenido.

CIFRAS

La FELCV registró 56 denuncias de violencia contra varones, donde mujeres son las agresoras, entre el 1 de enero y el 30 de marzo. Esa cifra, da cuenta que se registran unas cuatro demandas con esas características cada semana.

En cambio, atienden unas seis denuncias diarias por violencia a mujeres. Lobatón, señaló que los reportes bajaron en marzo en relación a los meses anteriores, cuando se atendían entre 10 y 12 denuncias cada día.

El director de la FELCV comentó que los celos y el consumo de alcohol son los principales detonantes de la violencia. Al menos el 60% de los agresores se encontraba bajo efectos del alcohol a momento de un hecho violento.

“DESPIERTA HOMBRE” APOYA A QUIENES SON MALTRATADOS

“Despierta hombre” es una fundación que apoya a varones víctimas de violencia y los asesora en sus procesos, principalmente, en relación a la guarda y custodia de sus hijos, en Cochabamba.

Jhonny Torrico, abogado de la fundación, señaló que uno de sus principales intereses es la protección de los menores de edad, cuando existe un proceso de divorcio. Señaló que ya atendieron más de 50 casos.

Dijo que han recibido denuncias donde hombres han sido impedidos de ver y compartir con sus hijos por meses e incluso años después de un divorcio, y que eso ha provocado distancia entre los niños y sus padres.

Torrico indicó que han detectado “injusticias” y que su objetivo principal es proteger a los menores de edad para que no sean privados de su figura paterna. “No se imaginan lo doloroso que resulta que un padre no pueda ver a sus hijos después de un divorcio y por eso hemos generado este movimiento. Hay derechos y obligaciones que deben cumplirse en este aspecto”.

Añadió que también han atendido denuncias de violencia física y psicológica, donde las agresoras son sus esposas, concubinas o exparejas e incluso los familiares de las mujeres. “Todos somos iguales ante la ley. Ahora, las denuncias se están atendiendo de la misma manera, antes no se aceptaban las demandas de hombres y, por eso, muchos ni siquiera se animaban a reportar sus casos”.

Las personas que requieran apoyo de la fundación pueden contactarse con el abogado al 65326872.