Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 14 de agosto de 2020
  • Actualizado 09:42

Encuentran a sospechoso de feminicidio, colgado de un árbol en Chuquisaca

El hecho tuvo lugar en la provincia de Tomima el pasado lunes. Según los reportes preliminares, el sospechoso perdió la vida a manos de algunos comunarios.
Una imagen del hecho registrado en Chuquisaca. FGE
Una imagen del hecho registrado en Chuquisaca. FGE
Encuentran a sospechoso de feminicidio, colgado de un árbol en Chuquisaca

El presunto autor de feminicidio, que era buscado por la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) de Chuquisaca como sospechoso de matar a su pareja, fue hallado colgando de un árbol, horas después de que las fuerzas del orden iniciaran la búsqueda.

“Se ha tenido el dato de la muerte de una persona por parte de los comunarios del sector de Pata Pampa en la comunidad de Arquillos del municipio de Tomina donde se encontró a una persona de sexo masculino colgado de un árbol, por lo que se ha procedido a hacer el levantamiento del cadáver y el reconocimiento del mismo con la ayuda del médico forense de turno que estableció que la causa de la muerte fue asfixia mecánica por ahorcadura, producida por un lazo”, dijo el fiscal asignado al caso Roberto Maidana.

Dentro de los objetos personales de hombre se encontró una billetera que contenía su cédula de identidad y además que los comunarios de Arquillos se aproximaron hasta el lugar para reconocer y confirmar la identidad del denunciado.

De acuerdo con la información de Trabajo Social del Servicio Legal Integral Municipal - Defensoría Niñez y Adolescencia (SLIM-DNA) de Tomina, los hijos de la víctima fueron puestos bajo guardia provisional de los hermanos de la progenitora, ya que también perdieron a su padre en un accidente en la gestión 2019. Los menores vivirán con su familia ampliada en Aiquile, Cochabamba.

Según los antecedentes, el 29 de junio en la Comunidad de Arquillos del municipio de Tomina se registró un caso de feminicidio. La víctima fue encontrada sin vida en su domicilio con evidentes signos de violencia.

El principal sospechoso trabajaba como peón y vivía en un cuarto en la casa de la víctima, quien fue visto por la hija menor de la mujer ingresando a la habitación de su madre con un hacha y luego de cometer el delito se dio a la fuga.