Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 07 de agosto de 2020
  • Actualizado 14:00

Sistema penitenciario registra 121 internos con COVID-19 y 64 sospechosos en el país

En el caso de Cochabamba, se espera la confirmación de un deceso, presuntamente, por coronavirus.
 
Frontis del recinto penitenciario El Abra. ABI
Frontis del recinto penitenciario El Abra. ABI
Sistema penitenciario registra 121 internos con COVID-19 y 64 sospechosos en el país

El sistema penitenciario del país registra, hasta el momento, 121 internos con COVID-19 y otros 64 privados de libertad como sospechosos de portar el virus. En ambos casos, los enfermos guardan el debido aislamiento y las medidas de bioseguridad establecidas, según información del viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría.

"Se han puesto en marcha unidades móviles que atienden de forma oportuna a los privados de libertad. Junto con la Unidad de Gestión Social de la Presidencia se está trasladando esta noche un lote de medicamentos, colchones, catreras y otros insumos para el fortalecimiento de los centros de aislamiento en las cárceles", declaró la autoridad de Estado, en rueda de prensa.

El registro de sanidad penitenciaria de cuenta que en la cárcel de Palmasola, Santa Cruz, son 59 los internos positivos a coronavirus y 52 casos de quienes se espera resultados laboratoriales.

A pesar de esas cifras, la cárcel cruceña muestra una baja en el índice de contagio de la pandemia, debido a las oportunas medidas de contención tomadas y la instalación de un centro de atención, con el apoyo de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos.

El centro de reclusión carcelaria de San Roque de Chuquisaca, da cuenta de 29 casos positivos a COVID-19, por lo que, en ese recinto carcelario, se habilitaron tres áreas de aislamiento para la prevención y contención del virus.

En el departamento de Cochabamba, en las cárceles de San Sebastián, El Abra y de Quillacollo, seis privados de libertad serían sospechosos de portar el virus, de los cuales tres fueron internados en un hospital a la espera de sus resultados de laboratorio y uno fue aislado en el Área Penal 51, donde guarda la distancia física del resto de la población presidiaria, al igual que los tres internos.

En el caso de Cochabamba, se espera la confirmación de un deceso, presuntamente, por coronavirus, hecho que generó la reacción de los privados de libertad exigiendo el respectivo análisis de laboratorio.

La cárcel de Mocoví del Beni, a la fecha cuenta con 32 casos positivos, todos en recuperación favorable y seis aislados por casos de sospecha.

"El Gobierno tiene claro que (los presos) han perdido su derecho a la locomoción, pero su condición de seres humanos se mantiene intacta y, por tanto, tenemos la obligación de atenderlos y lo hacemos con el mismo compromiso con quienes están circulando de forma libre", apuntó la autoridad.