Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 18 de septiembre de 2021
  • Actualizado 03:34

De secuestrada a sindicada: mujer es imputada por asesinato de su pareja

Rocío M. escapó de una organización criminal de brasileños. Ahora, es investigada, al igual que su madre, por la presunta muerte de su concubino desaparecido en 2019.

La madre del joven desaparecido pide justicia en puertas del Juzgado. UNITEL
La madre del joven desaparecido pide justicia en puertas del Juzgado. UNITEL
De secuestrada a sindicada: mujer es imputada por asesinato de su pareja

Rocío M., víctima de secuestro, y su madre Rosario C. están siendo procesadas por privación de libertad, secuestro y asesinato de Miguel Ángel Mansilla Cruz, un joven de 24 años que fue reportado como desaparecido en junio de 2019 y del que su paradero aún es un “misterio”.

Rocío estuvo secuestrada durante nueve días, desde el 3 de junio, por una organización criminal de brasileños presuntamente por una deuda de su hermano relacionada al narcotráfico. Un video, en el que ella le pide a su familia solucionar los problemas, se viralizó hace unos días en las redes sociales. Ocho acusados del secuestro, trabajadores de la estancia Santa Rita en San Matías (Santa Cruz), fueron liberados por decisión de un juez.

La víctima fue trasladada a Vila Picada, una localidad de Brasil, zona fronteriza con Las Petas de San Matías. Ella, junto con su madre, ingresaba a territorio boliviano el fin de semana, sin reportar a la Policía, y fue interceptada en Concepción. Dijo que pudo escapar de sus secuestradores.

Rocío pasó de ser víctima a sindicada. Tras conocerse que la víctima fue liberada, la familia de Miguel Ángel Mansilla se movilizó para que ambas mujeres sean detenidas puesto que sospechan que tuvieron que ver con la desaparición del joven que fue concubino de Rocío.

Los familiares dieron a conocer que la pareja convivió casi un año. Miguel vivía en la casa de su suegra y desapareció el 11 de junio de 2019. Ese día, el joven antes de desaparecer se comunicó con Rocío y Rosario desde Ascensión de la Frontera (Santa Cruz frontera con Brasil), según verificaron con el flujo de llamadas.

Por este caso, las ahora imputadas no se presentaron ante las autoridades, pese a que fueron citadas durante el proceso investigativo. “Pedimos que no las dejen libres porque ellas desaparecieron dos años, el mismo tiempo que mi primo ha desaparecido”, dijo su prima en contacto con Red Uno.

El fiscal asignado al caso, Iván Quintanilla, informó que hallaron una polera de Miguel Ángel con manchas de sangre en la casa de Rocío. Se hará la prueba de luminol a la prenda de vestir para verificar si la sangre pertenece al desaparecido. También apuntó como prueba el flujo de llamadas.

Aclaró que hay dos casos distintos; en uno Rocío es víctima y en el otro es imputada, al igual que su madre, por la desaparición de Miguel Ángel. Este lunes, ambas fueron puestas ante un juez por el caso Mansilla.