Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 19 de noviembre de 2019
  • Actualizado 17:38

FELCV REGISTRÓ UN CASO DE TENTATIVA DE HOMICIDIO POR UN MENOR

Robo y violación, los delitos más comunes de los adolescentes

Los infractores tienen entre 12 y 17 años.
El centro de Infractores Cometa que recibe a los menores para su rehabilitación/SEDEGES
El centro de Infractores Cometa que recibe a los menores para su rehabilitación/SEDEGES
Robo y violación, los delitos más comunes de los adolescentes

José y Mario (nombres cambiados), dos hermanitos de 13 y nueve años fueron conducidos por una persona a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) asegurando que los menores le robaron su teléfono celular.

En la dependencia policial, los hermanitos contaron que sus padres se fueron de viaje y no regresaron , por ello, un vecino de 18 años, se hizo cargo de ellos.

Sin embargo, la necesidad de conseguir dinero los empujó a limpiar parabrisas en los carros en las calles. Involucrados con otros muchachos en situación de calle cometieron su primer delito, robaron el celular a un transeúnte.

Según uno de los efectivos policiales, los niños aún tenían la inocencia en sus rostros. Los menores fueron derivados a la Defensoría de la Niñez y  Adolescencia.

Este es uno de los 72 casos que atendió la FELCC en lo que va del año.

Según el director de la dependencia policial, Yuri Tapia, se reportaron 31 casos de robo, 13 de robo, agravado en el que se empleó algún arma, 20 denuncias por lesiones graves y leves y ocho por hurto.

En la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV), la directora interina, Rocío Rivas, sostuvo que se registraron 33 casos, todos relaciones a hechos de violencia.

Entre los autores de los delitos, tres son mujeres y 30 por varones.

Robo

Algunos adolescentes cometen robos utilizando armas blancas. Muchos provienen de familias disfuncionales.

Entre los delitos registrados están 19 casos por violencia familiar o doméstica, un aborto, cuatro por abuso sexual, dos por violación, cuatro por violación a un infante, es decir, una víctima menor a 12 años; cuatro casos de violación a niño, niña o adolescente, cuyas víctimas son mayores a 12 años y un caso por intento de asesinato.

Rivas precisó que en esta dependencia el delito más recurrente es el violencia doméstica debido a que los varones golpean a sus parejas. A ello le sigue el de violación.

Remarcó que esta dependencia no se recibe denuncias por robos o hurtos.

Asimismo, destacó el caso de tentativa de asesinato como uno de los más violentos hasta la fecha. El hecho ocurrió hace una semana en el sector del Valle Alto. Un adolescente de 14 años apuñadó tres veces a su abuelo debido  a que este no quiso darle dinero.

El nieto fue derivado al centro de infractores Cometa en Colcapirhua.

Según la directora, estos menores infractores, en la mayoría de los casos, sufrieron agresiones y situaciones de violencia en sus hogares, por ello repiten las acciones vividas.

“Los padres descuidan a los hijos, ya sea por trabajo, o porque no quieren hacerse cargo de ellos, los dejan con terceras personas y es ahí cuando los menores comienzan a cometer los delitos”, aseveró.

Por su parte, Tapia dijo que al estar expuestos a una situación de calle, son presas fáciles de la delincuencia  e incluso de convertirse en víctimas de  otros infractores de mayor edad.

 

VIOLACIÓN

El representante departamental del Defensor del Pueblo, Nelson Cox, precisó que las denuncias más recurrentes de delitos cometidos por adolescentes son los de abuso sexual y violación.

Cox resaltó que de 10 denuncias por este ilícito, ocho ocurren en el sector del Trópico de Cochabamba.

“Vemos alarmados lo que está ocurriendo en la mancomunidad de Trópico y detectamos que no existe una política estatal de prevención en este tema, solo la persecución del agresor”, precisó. Según el Defensor, se debe realizar una investigación que determine las causas de estas cifras y adoptar políticas de educación sexual en el sistema educativo.

“Las víctimas de los agresores menores de edad, siempre son otros menores, las violaciones, por lo general, son a compañeras y conocidas”, dijo.

El segundo delito más atendido por el Defensor es el robo.

 

CENTRO COMETA

El Centro de  Rehabilitación de Infractores Cometa recibe a todos aquellos menores comprendidos entre los 14 y 17 años que hayan cometido un delito y  que un juez haya determinado su rehabilitación en el lugar.

Este centro depende de la Gobernación, a través del Servicio Departamental de Gestión Social (Sedeges).

El responsable del área de Gestión Juvenil, Rehabilitación y Apoyo Educativo del centro, Carlos Solá, precisó que  en este año ingresaron 425 adolescentes derivados por una orden judicial. Cinco son mujeres y 420 varones.

En cuanto a los delitos cometidos, el de faltas a la propiedad como robo agravado, hurto y otros relacionados corresponden al 50% de los casos. 

En segundo lugar se encuentran los infractores por delitos sexuales como violaciones, abuso sexual, estupro y toques impúdicos. 

El tercer delito más recurrente es el de lesiones graves, seguido de muerte  y finalmente hechos relaciones con la Ley 1008 de transporte de sustancias ilícitas.

En  cuanto a las mujeres, tres de ellas cometieron el delito de infanticidio por matar a sus propios hijos y las otras dos se encuentran en el centro por robo.

Solá agregó que dependiendo de la edad y la falta cometida, los infractores reciben una condena que representa la quinta parte de una que se daría a un mayor de edad.

Vale decir, si un delito tiene una sentencia de 30 años, un adolescente solo recibirá un castigo por seis años, pero, la edad disminuye el tiempo de condena por lo que la mayoría de los infractores solo permanecen entre dos y tres años.

El 1% de los infractores que salen de este centro vuelven a reincidir, dijo el responsable del centro.

En el lugar los adolescentes reciben capacitación en diversas áreas técnicas. También se trabaja con los padres de familia y parientes en la Escuela de Padres.

 

Datos

 

Coincidencia

 

Los abusos, las familias desintegradas o falta de atención de los padres son factores comunes en los adolescentes que delinquen.

 

Ocho años

 

Esa es la edad a la que los adolescentes empiezan a caer en actos criminales y, generalmente, alcanzan la cumbre a los 19 años, de acuerdo con la investigadora de la Universidad Duke Terrie Moffitt.

 

Aumento

 

Los reportes gubernamentales y de organizaciones como el Banco Mundial y Naciones Unidas coinciden: hay más menores de edad acusados de delitos graves como asesinatos en países Latinoamericanos como Argentina, El Salvador, Honduras, México o Uruguay.

 

Y el problema también está presente en otros como Colombia, Guatemala, Panamá o Perú, de acuerdo con una publicación de El Comercio de Perú.

 

La Paz

 

Informes de la FELCC de La Paz revelaron que en dicho departamento los delitos más recurrentes también son los de robo y violación.