Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 18 de enero de 2020
  • Actualizado 04:24

Rescatan a madre enferma, a dos niñas y a padre moribundos

Rescatan a madre enferma, a dos niñas y a padre moribundos


La violencia contra los progenitores y los niños continúa en Bolivia. Mientras que en Santa Cruz el hijo que fue acusado de causarle lesiones gravísimas y la muerte a su madre, Úrsula Cala, fue enviado a la cárcel de Palmasola, en Cochabamba hubo conmoción por tres casos distintos, atendidos ayer en Quillacollo, Vinto y Sipe Sipe. A las cuatro de la tarde, un vecino llamó a la Policía para pedirle que ingrese a una habitación alquilada en la calle 1º de Mayo entre Santa Cruz y Ernesto Céspedes, de Quillacollo, porque desde hace tres meses no veía salir a Cándido, un hombre de 60 años que sus hijos tampoco venían a verlo.

Bomberos de Quillacollo ingresaron a la habitación y descubrieron moribundo a Cándido, tendido en un catre. “Piel y huesos el señor, tenía la boca abierta y no se movía. Pensamos que había muerto. Orinaba en una botella y no tenía un pedazo de pan en el lugar. En total abandono. Nos destrozó. ¿Cómo pudieron olvidarlo de esa manera?”, se preguntó uno de los bomberos, al borde de las lágrimas. Lo trasladaron al hospital Benigno Sánchez y allí aparecieron unos familiares que se lo llevaron con rumbo desconocido.

En Huanchaca Grande, Vinto, la Defensoría de la Niñez rescató a una bebé de tres meses anémica y a su hermanita mayor, de 7 años, con una desnutrición crónica tan grave, que ya no hablaba ni caminaba. Los vecinos denunciaron que su madre, una alcohólica de 32 años, las encerraba en el cuarto sin comida y esperaba que se mueran porque las consideraba “un estorbo”. La niña de 7 está hospitalizada y la madre está detenida, informó la alcaldesa de Vinto, María Patricia Arce. En un tercer caso, Marina Pérez Guzmán, de 43 años, fue rescatada de una casa muy humilde en Sipe Sipe. La mujer tiene un cáncer avanzado, ya no habla y sus tres hijos pequeños sufrían con ella. Los bomberos de Quillacollo la rescataron y la llevaron al Viedma.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad