Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 02 de diciembre de 2020
  • Actualizado 12:11

Reos de cuatro cárceles se amotinan; piden salud y víveres para olla común

Internos de San Sebastián (varones) se amotinan por temor a contagios de COVID-19, el 27 de julio. FOTO: Noé Portugal
Internos de San Sebastián (varones) se amotinan por temor a contagios de COVID-19, el 27 de julio. FOTO: Noé Portugal
Reos de cuatro cárceles se amotinan; piden salud y víveres para olla común

Privados de libertad de las cárceles de San Sebastián (varones y mujeres), San Pedro de Sacaba y San Pablo de Quillacollo se amotinaron este lunes exigiendo atención médica, ingreso de brigadas para la toma de muestras y pruebas rápidas de COVID-19. Además, de una nueva ley de amnistía e indulto, continuidad de audiencias virtuales y la dotación de alimentos de primera necesidad para que preparen ollas comunes.

Los internos de San Sebastián (varones) subieron hasta los techos con carteles y banderas pidiendo que atiendan su pliego petitorio. En ese penal fallecieron tres personas con síntomas de coronavirus, pero no recibieron los resultados de las pruebas de laboratorio y eso preocupa a la población ante un posible riesgo de contagio.

Al menos cinco reos murieron con sintomatología de COVID-19 en Cochabamba. Solo a uno le realizaron la prueba rápida y dio negativo. El resto fue sometido a un examen de PCR, pero sus resultados no se conocen.

El delegado de la Defensoría del Pueblo en Cochabamba, Nelson Marcelo Cox, lamentó la situación e indicó que les restringieron el ingreso a los penales desde hace un mes. “Se ha confirmado lo que hace más de tres meses se ha pretendido ocultar, el malestar de la población penitenciaria. La ausencia negligente de atención a sus demandas”.

Señaló que los efectivos policiales no cuentan con trajes e insumos de bioseguridad y que hay médicos que se encuentran en aislamiento. “Las demandas son sentidas y deben ser atendidas de forma urgente”.

Se prevé que Régimen Penitenciario se pronuncie sobre las demandas en las próximas horas. Los siete recintos del departamento acogen a 2.647 internos y el 80% tiene detención preventiva.