Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 01 de diciembre de 2020
  • Actualizado 23:27

Reclusos de Cochabamba demandan recursos; hay 121 privados de libertad con COVID-19 en el país

Internos de la cárcel de San Sebastián varones iniciaron una protesta este sábado, tras la muerte de uno de sus compañeros, según informaron, con síntomas de coronavirus. Se espera el resultado de laboratorio.
Un interno en el penal de San Sebastián. DICO SOLÍS
Un interno en el penal de San Sebastián. DICO SOLÍS
Reclusos de Cochabamba demandan recursos; hay 121 privados de libertad con COVID-19 en el país

Privados de libertad de la cárcel de San Sebastián varones, en Cochabamba, iniciaron una protesta este sábado en demanda de medicamentos y atención en salud para prevenir la propagación del coronavirus al interior de todos los penales del departamento.

Desde sus celdas, en medio de gritos y carteles, los reclusos exigieron medicamentos, brigadas de salud, mejoras en la alimentación y la apertura de un centro hospitalario de referencia para su atención, en caso de contraer el virus.

La medida inició tras la muerte de uno de sus compañeros que, según indicaron, tenía síntomas de COVID-19 antes de su deceso y su padre, que lo visitó días antes, dio positivo al virus. Están a la espera de los resultados de la prueba de laboratorio.

"También fueron evacuados otros cuatro enfermos", señaló el delegado.

Por otro lado, el viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, informó que hay 121 privados de libertad con coronavirus y 64 casos sospechosos en el país; 59 confirmados corresponden a Palmasola de Santa Cruz, 29 a San Roque de Chuquisaca, 32 a Mocoví del Beni, aunque no detalló la procedencia de un caso faltante en dicho reporte.

Santamaría señaló que se pusieron en marcha unidades móviles de salud, así como la dotación de medicamentos, colchones y otros elementos para el fortalecimiento de las áreas de aislamiento en los penales.

Los internos de San Sebastián reiteraron que el hecho de haber perdido su libertad no les quita sus derechos humanos.