Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 29 de noviembre de 2021
  • Actualizado 10:44

Raptora de Samanta va a prisión; sus hijos tienen arresto en casa

La Policía, con ayuda de canes, rastreará la casa de Silvia Y.V. porque el bebé que perdió podría estar enterrado.

 Silvia Y.V., la raptora de la bebé Samanta, tras su aprehensión. APG
Silvia Y.V., la raptora de la bebé Samanta, tras su aprehensión. APG
Raptora de Samanta va a prisión; sus hijos tienen arresto en casa

Silvia Y.V., la raptora de la bebé Samanta, fue enviada este miércoles con detención preventiva al Centro de Orientación Femenina de Obrajes por el delito de trata y tráfico de personas, después de casi seis horas de audiencia.

El juez Onceavo Cautelar de La Paz determinó enviar a prisión, por seis meses, a la mujer que tuvo a la bebé durante 34 días, mientras estaba siendo buscada por sus padres y efectivos policiales. En tanto, los hijos (de 21 y 24 años) de la raptora tienen detención domiciliaria puesto que se presume su participación en el mismo delito, en grado de complicidad.

Ellos habrían tenido conocimiento de que su madre tenía en su poder a una bebé que no era suya e incluso se presume que sabían que se trataba de Samanta, la pequeña que estaba siendo buscada por todas las unidades policiales.

Samanta fue raptada al mes de nacida tras que Silvia Y.V. se ganara la confianza de Yandira A., la madre de la bebé, contándoles sus problemas e invitándola a comer, el pasado 8 de septiembre, en La Paz. La acusada admitió que se llevó a la niña y justificó el hecho diciendo que estaba deprimida tras haber perdido un embarazo de cuatro meses y haberse separado de su esposo.

Además, dijo que Yandira A. le contó que quiso evitar que su hija naciera y que se la robó con la intención de darle una mejor vida, pero esas declaraciones fueron rechazadas por la joven madre, quien aseguró que jamás regalaría ni vendería a su bebé porque la ama.

Yandira dijo que la mujer se le acercó y se mostró triste. Le contó que su nieta tenía un problema de salud y que su vida estaba en riesgo. Los vecinos de la raptora no sospecharon que Samanta podía estar en ese barrio debido a que la hija de Silvia tiene una bebé. La raptora se pintó el cabello para ocultar el mechón blanco al que hacía referencia la madre de la víctima.

Dos personas a las que llaman “ángeles anónimos” coadyuvaron en la investigación para dar con el paradero de Samanta, quien fue rescatada y devuelta a los brazos de su madre, la tarde del lunes.

CANES HARÁN RASTREO

El director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), Iván Rojas, manifestó que realizarán un rastrillaje a la vivienda de Silvia Y.V. debido a que presumen que al interior de ese inmueble podría estar enterrado el cuerpo del bebé que perdió (en un aborto espontáneo).

“Se va a pedir la participación de unidades especializadas como canes para que con el equipo se pueda hacer el rastrillaje al interior de su domicilio en la zona de Kupini, no descartamos nada”, manifestó, citado en un boletín de prensa del Ministerio de Gobierno.