Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 21 de mayo de 2022
  • Actualizado 02:41

En cuatro meses, 47 animales fueron víctimas de biocidio

La Ley 700 para la Defensa de los Animales Contra Actos de Crueldad y Maltrato es percibida como pobre.

Perros a los que les arrebataron la vida. EL PERIÓDICO TARIJA
Perros a los que salvajemente les arrebataron la vida. EL PERIÓDICO TARIJA
En cuatro meses, 47 animales fueron víctimas de biocidio

El número es lamentable. En el primer cuatrimestre del año, las estadísticas oficiales señalan que 47 animales (perros, gatos y otros) han sido asesinados de manera cruel e ingresaron a la lista de seres vivos víctimas de biocidio en Bolivia.

La Policía Boliviana compartió la información procesada por la Policía Forestal y de Medio Ambiente (Pofoma), entidad que se enfoca en la protección de la vida silvestre y animal, en general.

De esta manera, las estadísticas apuntan a que además de que 47 animales han sido ultimados con puñaladas, asfixia, fuego, envenenamiento o inanición, también han sido rescatados 104 seres vivos domésticos o silvestres. A este dato se suma que 31 fueron "decomisados", según palabras de la Policía.

Las voces de instituciones, fundaciones y activistas en favor del endurecimiento de penas para castigar el biocidio (ese delito tiene un castigo de prisión máximo de 2 a 5 años, bajo la Ley 700) son cada vez mayores. Las escenas dantescas en las que son hallados, principalmente, los canes, generan indignación en la ciudadanía.

"Se necesitan herramientas para aplicar la normativa. Cochabamba tiene buen reglamento, pero no cuenta con brazos operativos”, observó la directora de la Organización para la Protección Animal y el Medio Ambiente (Zooprama), Erika Zelada, en una entrevista anterior con OPINIÓN.

La Ley 700 para la Defensa de los Animales Contra Actos de Crueldad y Maltrato es asumida como muy pobre. 

En ello coincide Estela Durán, de Defensores de Animales San Roque, de Quillacollo. “Las penas son muy cortas. La del biocidio es solo de 2 a 5 años. Lo que ocurre es que no entran a la cárcel y se atienen a medidas sustitutivas. Es hora de que las autoridades reaccionen y se tengan sanciones más fuertes”.

Los seres vivos exóticos no escapan al maltrato y son objeto de comercialización ilegal. El mes anterior, Pofoma rescató media docena de animales silvestres en apenas unas horas. Entre ellos había dos suris. Los avestruces andinos eran criados en el patio de una vivienda particular de Cochabamba. Los uniformados los sacaron y los trasladaron a un refugio en un carro patrullero.

En marzo, Pofoma abrió acciones para investigar e identificar al responsable del envenenamiento de cuatro canes en la zona Ticti Norte, según informó la Alcaldía de Cochabamba. El jefe de Zoonosis, Diego Prudencio, informó que se recibió la denuncia de la causa, que apuntaba al biocidio de perros callejeros.

En febrero, salvaron a tres animales silvestres en solo días, en Cochabamba. Uno de ellos fue un bebé tejón en Sipe Sipe. Pofoma reportó, también, que salvaron del cautiverio a un tucán, en Cercado, y un halconcillo, en Quillacollo.