Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 31 de julio de 2021
  • Actualizado 07:37

Dos primas denuncian a su tío por agresiones sexuales y él es detenido

Las menores, de 11 y 15 años, confiaron en una tía y le contaron que estaban siendo víctimas de violencia sexual por un familiar, y con ella presentaron la denuncia en la EPI Sur.

Fotografía ilustrativa de funcionarios de la FELCV. ARCHIVO
Fotografía ilustrativa de funcionarios de la FELCV. ARCHIVO
Dos primas denuncian a su tío por agresiones sexuales y él es detenido

Dos menores, de 11 y 15 años, denunciaron a su tío por agresiones sexuales. Una de las tías, tras conocer los hechos, las acompañó a formalizar su denuncia en dependencias de la Estación Policial Integral (EPI) Sur de Cochabamba.

La prima mayor refirió que fue víctima de violación, mientras que la otra menor dio a conocer que su tío la abusó sexualmente; le realizaba toques impúdicos. Ambas eran agredidas en el domicilio que todos compartían ubicada en un barrio al sur de la ciudad de Cochabamba, informó el mayor Patrick Saavedra, de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV).

“Las víctimas son primas y el denunciado es tío de ambas. La Defensoría de la Niñez y Adolescencia realizó el abordaje. Ellas dicen que fueron agredidas en varias oportunidades, pero por sus edades no pudieron establecer desde cuándo y señalar los meses o fechas”, manifestó.

Acotó que la Defensoría de la Niñez y Adolescencia reportó el caso a la FELCV y, de ese modo, procedieron al arresto del presunto agresor. El caso fue remitido al Ministerio Público y este miércoles aguardaban la resolución de aprehensión y posterior imputación para que sea puesto ante un juez cautelar.

Los casos de violencia sexual contra menores de edad se han duplicado en comparación con los atendidos en la gestión pasada, en el mismo período. En siete días, La FELCV reportó otros dos hechos de agresiones sexuales donde las victimas son adolescentes, quienes refirieron que sus agresores eran sus padres.

Los abusos contra niños y adolescentes se dan, en su mayoría, en sus domicilios o en inmuebles de familiares. Los agresores suelen ser cercanos como tíos, primos, padres y padrastros. En otros casos, son amigos de la familia o desconocidos.

Las autoridades recomiendan a los padres estar atentos a las señales. Las víctimas de violencia sexual pueden presentar cambios de conducta, irritabilidad, llanto, pesadillas, infecciones, marcas o moretones en el cuerpo, rechazo a ciertas personas o lugares que antes aceptaba sin problema, entre otros signos.

En adolescentes, los padres también deben estar pendientes si reciben repentinamente regalos o dinero.

Las personas que incurran en violación de infante, niña, niño o adolescente serán encarceladas de 20 a 25 años. El artículo 308 bis del Código Penal dice: “Si el delito de violación fuere cometido contra persona de uno u otro sexo menor de 14 años, será sancionado con privación de libertad de 20 a 25 años, así no haya uso de la fuerza o intimidación y se alegue consentimiento”.

Por abuso sexual a menores, la pena privativa es de 10 a 15 años.