Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 01 de diciembre de 2021
  • Actualizado 00:02

AGENTES DE LA ASOCIACIÓN DE SUBOFICIALES, SARGENTOS, CLASES Y POLICÍAS SE SIENTEN “DESPROTEGIDOS” POR SUS JEFES. EL COMANDANTE DEPARTAMENTAL, ERWIN MONTAÑO, NEGÓ TAL SITUACIÓN

Policías en emergencia piden destitución de autoridad local

Policías en emergencia piden destitución de autoridad local



La Asociación Nacional de Suboficiales, Sargentos, Clases y Policías (Anssclapol) se declaró ayer en emergencia pidiendo la destitución del comandante departamental de la Policía, coronel Erwin Montaño.

El secretario de Relaciones e Información de la Anssclapol, Dieter Peña, dijo que los policías están desprotegidos cuando cumplen sus funciones ya que son víctimas de “agresiones físicas” en tal labor.

El último caso que provocó la reacción de los policías es la agresión física de un periodista al cabo Mario Patzi, de la Unidad Policial de Apoyo al Control Migratorio, el pasado viernes en un centro nocturno en la calle España, mientras se realizaba un operativo migratorio.

El secretario ejecutivo de la Anssclapol, Jorge Cáceres, criticó la actitud del comandante respecto a la agresión física a Patzi, porque la Policía no se constituyó en querellante, lo que habría causado que W.G.M., el agresor, se beneficie con medidas sustitutivas a la detención preventiva.

El comandante respondió, en contacto telefónico con la red ATB, que el caso fue “politizado”.

“Yo tomo (las protestas) como de un tinte meramente político, con un tinte que está afectando muchos intereses”, afirmó Montaño, a tiempo de destacar, en la entrevista, que la mayoría de los policías, de los 2.700 que hay en Cochabamba, apoya los cambios que se han aplicado en su gestión.

Este medio intentó comunicarse con la autoridad, sin embargo su celular estaba apagado.

ASAMBLEA El estado de emergencia fue definido ayer en un ampliado que terminó por la noche. A esta medida se sumaron las esposas y los policías jubilados.

Peña informó que hoy a las nueve de la mañana darán una conferencia de prensa para “denunciar otras irregularidades”.

ANTECEDENTES Durante un operativo de Migración, la noche del viernes, el cabo Patzi recibió un golpe en el ojo izquierdo de parte del periodista W.G.M., quien se resistió a mostrar sus documentos de identidad.

El agresor fue aprehendido y conducido a celdas de la fuerza anticrimen junto a otras dos personas que lo apoyaron.

La Dirección de Migración se constituyó en querellante y se aperturó un caso por lesiones y amenazas.

El periodista admitió que golpeó a Patzi y le pidió disculpas.

Debido a la agresión, Patzi necesitó una sutura de seis puntos debajo de su ceja y tiene 12 días de impedimento, según el informe forense.

Patzi acudió a un médico oftalmólogo quien le dio 25 días de baja médica.

La audiencia de medidas cautelares se realizó al día siguiente. Sin embargo, W.G.M. fue beneficiado con medidas sustitutivas, pagó una fianza de 5 mil bolivianos y tiene arraigo.