Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 20 de septiembre de 2021
  • Actualizado 21:20

EL AGRESOR FUE TRASLADADO A CHONCHOCORO DE LA PAZ

Policía acusado de golpear a su pareja e hijastra va a prisión

El efectivo agredió físicamente a su concubina embarazada y a la hija de ella, de cuatro años. Las víctimas se encuentran en una casa de acogida y reciben terapia.

Frontis de la cárcel de Chonchocoro de La Paz. ABI
Frontis de la cárcel de Chonchocoro de La Paz. ABI
Policía acusado de golpear a su pareja e hijastra va a prisión

Un policía, acusado de golpear a su concubina embarazada y a su hijastra de cuatro años, fue enviado ayer con detención preventiva al penal de Chonchocoro de La Paz.

La fiscal de materia Verónica Miranda informó que el efectivo policial, de 35 años, fue imputado por violencia intrafamiliar doméstica.

“De acuerdo a las declaraciones de la víctima no sería la primera vez que sufre este tipo de agresiones, ya en junio intentó sofocarla”, señaló en entrevista con Unitel. 

El último hecho violento se registró el 21 de julio. Ese día, el policía desalojó a su pareja, de 27 años, de su vivienda. La niña de ella habría sido correteada antes de que la echara del inmueble. “El imputado le generó lesiones a la menor. No conforme con eso, agarró a su concubina y le causó lesiones físicas arrastrándola hasta sacarla de la casa”, manifestó la autoridad fiscal, según la publicación de Éxito Noticias.  Las víctimas fueron valoradas por el médico forense; la madre tiene cuatro días de incapacidad, mientras su niña tiene dos. 

La denunciante, natural de Santa Cruz, se encuentra con su hija en una casa de acogida debido a que en su domicilio viven su suegra y su cuñada. “Pese a que se ha determinado la restitución a la vivienda, ella no quiere retornar puesto que tiene miedo a los familiares del sindicado”, dijo la fiscal.  La mujer recibe terapia psicológica. Su concubino fue aprehendido el jueves y trasladado ayer a prisión preventiva donde permanecerá, mientras se investiga el caso.

DATOS El comandante general de la Policía, Jhonny Aguilera, dio a conocer, en recientes días, que 306 funcionarios policiales denunciados por violencia están siendo procesados judicialmente, pero también serán sometidos a terapias que permitan “reencauzar y reeducar para que no haya reincidencia en el futuro”.