Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 17 de noviembre de 2019
  • Actualizado 19:41

VARIOS PRESTAN DECLARACIONES, ENTRE ELLAS LA EXENAMORADA

El piloto de BoA recibió golpiza y apuñalamiento antes de morir

La Policía mantiene tres hipótesis. La Fiscalía convocó a una persona con la que Marcelo Zegarra discutió horas antes. La familia cree que lo mataron en otro lugar y entre varios.
El piloto de BoA recibió golpiza y apuñalamiento antes de morir


Percy Marcelo Zegarra Villarroel era piloto desde hace más de 22 años en Boliviana de Aviación, BoA. Tenía un negocio de autoventa y otro de comercialización de mochilas, y expresó su deseo de jubilarse. Pero su cuerpo fue hallado la madrugada de ayer, en el maletero de su auto BMW, con signos de haber recibido una golpiza, apuñalamiento y un golpe certero en la cabeza..

El examen médico forense dice que la muerte se debió a un traumatismo encéfalo craneano, es decir un golpe contundente en la cabeza.

“Traumatismo encéfalo craneano, lesión en el centro nervioso superior y maciso facial multifraqueriana máximo facial”, dice el certificado forense.

Uno de los familiares especifica: “Quiere decir que le dieron un golpe con un garrote o con una piedra”.

Horas antes, el comandante de la Policía, Raúl Grandy, especificaba que se encontraron lesiones en la cabeza, heridas punzocortantes en el cuello y varias partes del cuerpo.

El cuerpo tenía signos de violencia. Grandy informó que, ayer a las 06.00, efectivos policiales identificaron, en la Organización Territorial de Base Arocagua del municipio de Sacaba, una vagoneta blanca BMW, aparentemente abandonada. Tras acercarse vieron que la puerta trasera estaba manchada con sangre y encontraron en el interior de la maletera al piloto, de 58 años.

Tras las primeras investigaciones, el jefe policial explicó que se determinó que el cuerpo pertenecía a Zegarra, piloto de la aerolínea estatal BoA.

El Comandante manifestó que se presume que el crimen está vinculado a un ajuste de cuentas, un hecho sentimental o un posible secuestro sin resultados. Dijo que llama la atención que no se haya detectado indicios de robo, porque lo único que desapareció fueron el celular de Zegarra, billetera y la llave del auto.

A la familia, la idea de ajuste de cuentas le parece descabellada. La excuñada del piloto, Jacqueline Claure, señaló que Zegarra era una persona muy buena y trabajadora, que tenía un negocio legal de autoventa en Sacaba a cuya comercialización pensaba dedicarse luego de jubilarse. “Estaba pensando en jubilarse, no dijo cuándo exactamente, pero preparaba otras actividades a las que se podía dedicar, como lo hacen todos los pilotos que se jubilan. No creo ajuste de cuentas, porque es cuando se hacen negocios extraños”.

Otros familiares dieron cuenta que en la tarde del lunes, Zegarra discutió muy acaloradamente con una persona por una deuda, y que incluso se requirió de la intevención de terceros para evitar que lleguen a la violencia.

Ayer se supo que esta persona fue convocada a declarar y que incluso se dictó su arresto con fines investigativos. Grandy prefirió no referirse al tema señalando que el caso está en manos de la Fiscalía y el investigador policial.

Zegarra se divorció hace aproximadamente 15 años. Tenía tres hijos. El mayor es de una anterior relación y vivía en Cochabamba. Su exposa y dos hijos de 24 y 33, se fueron a Estados Unidos. En todo este tiempo vivía solo en el Condominio Mediterráneo. Pero hace dos meses llegó su hijo Marcelo, con quien compartían la casa.

Según la familia, esa noche el padre salió a las 20:00 horas y a las 21.00 llamó a su hijo señalando que pronto retornaría a la casa. Pasaron las horas, no retornaba y su hijo se preocupó e inició la búsqueda, hasta que finalmente fue hallado en Sacaba en las condiciones descritas.

Respecto a alguna relación sentimental, se supo que tenía una exenamorada quien también trabajaba en la misma empresa de aviación. Ella fue convocada a declarar.

El informe médico forense explica que Zegarra murió aproximadamente a las 0:30 de la madrugada. Se presume que el vehículo fue abandonado a las 4 de la mañana, dos horas antes de que sea encontrado por los policías.

Hoy, los hijos de Zegarra prestarán declaraciones informativas. En las próximas horas llegarán a Cochabamba la exesposa y la hija, de Estados Unidos.

La familia aún desconoce la hora y lugar del entierro porque el cuerpo recién fue liberado del Instituto de Investigación Forense, IDIF, anoche.

La abogada de la familia, Claudia Mancilla, explicó que el médico ya entregó el protocolo forense que detalla cuántas puñaladas recibió, en qué lugar y cómo. “El enforme lo tiene la fiscal del caso”.

Dijo que Zegarra, además del autoventa, tenía un comercio con mochilas. “Es un ciudadano trabajador y nos extraña tanto que haya sucedido esto”.

Agregó que la Policía está en plena investigación. Indaga con allegados a él, con la persona que no era socia, pero tenía negocios. El vehículo es de propiedad de Zegarra y, de acuerdo a cálculos policiales, está valuado en 100 mil dólares.

La familia presume que mataron antes a Marcelo y que fueron a dejar el vehículo en Sacaba. Además, no fue solo una persona la autora. “Tiene un ojo morado, eso significa que peleó”.