Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 21 de septiembre de 2020
  • Actualizado 21:22

Pedidos de justicia, cadena perpetua y castración en la despedida de Esther

Zenón M.J., de 42 años, fue capturado ayer cerca de mediodía en El Alto. El presunto autor del asesinato y violación de la niña, de nueve años, vivía como inquilino en la misma casa. La Justicia dio detención preventiva a otro de los involucrados y a un tercero le impuso arresto domiciliario.
Familiares y vecinos despiden a Esther en el cementerio de Mercedario en El Alto. FOTO: APG
Familiares y vecinos despiden a Esther en el cementerio de Mercedario en El Alto. FOTO: APG
Pedidos de justicia, cadena perpetua y castración en la despedida de Esther

“Justicia para Esther. Queremos que le den cadena perpetua y que sea castrado por asesino y violador”, gritaban los familiares y vecinos mientras se dirigían ayer al cementerio Mercedario con el ataúd de la niña, de nueve años, que fue encontrada sin vida en una acera de la ciudad de El Alto, el domingo.

Al mismo tiempo, el principal sospechoso del asesinato de la pequeña llegaba a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), después de casi dos días de búsqueda. El director nacional de esa dependencia policial, Iván Rojas, informó que Zenón M.J., de 42 años, fue capturado cerca del mediodía en la ciudad de El Alto.

Añadió que el sospechoso salió del departamento, con ayuda de terceros, tras cometer el crimen. Sin embargo, por razones que aún no fueron reveladas, decidió retornó y fue capturado en El Alto. 

Rojas indicó que hay tres personas, cercanas al acusado, que fueron aprehendidas el lunes por la noche. Se allanó un inmueble donde presuntamente Zenón alquilaba un espacio. El hombre tiene antecedentes por robo de vehículos y autopartes, además de un accidente de tránsito. 

Identificaron ayer a cuatro personas que pretendían encubrirlo enviando “datos falsos” con la intención de distraer a los efectivos policiales. Sin embargo, el seguimiento e investigación permitió su aprehensión en “tiempo récord”, de acuerdo con el jefe policial. 

EL CRIMEN El cuerpo de Esther fue encontrado en una acera cerca de su vivienda en la zona Luis Espinal de El Alto. La mamá de la pequeña la dejó en el cuarto que alquilaban, mientras fue a vender frutas para mantener a sus tres hijos (una niña de tres años y medio y otro pequeño más de nueve meses). 

Era la mayor de los hermanos y cursaba el cuarto curso de primaria. Yola, su mamá, está desconsolada y exige a las autoridades que pese la máxima pena sobre el autor del crimen.

“Pido ayuda a todos los ministros para que este hombre sea sentenciado. Pediría pena de muerte y castración. Temo por la integridad de mis hijos porque ellos son una familia grande. Ahora, me voy a tener que ir de esa casa, voy a tener que buscar otro alquiler. Soy madre sola y tengo que dejar a mis hijos por salir a vender. Es muy difícil caminar de alquiler en alquiler y por eso le ha pasado todo esto a mi Esther”, manifestó entre lágrimas, a los medios de comunicación.

El presunto autor del infanticidio sería un vecino que subalquilaba en la misma vivienda y que habría ofrecido alimentos a los niños. La niña falleció por asfixia mecánica mixta por sofocación y estrangulamiento. También tenía signos de agresión sexual con data anterior. 

OTROS SOSPECHOSOS El coordinador de la Fiscalía Departamental de La Paz, Sergio Bustillos, informó ayer que el Juzgado Segundo de Instrucción Penal dispuso la detención preventiva de Mario Z.P. en el penal de San Pedro y Alfredo F.K. obtuvo detención domiciliaria por el delito de infanticidio. Ambos están involucrados en la muerte de Esther. 

Zenón y Mario habrían sacado del domicilio a la menor de edad en un taxi blanco. Avanzaron cercad e una cuadra y la estrangularon en vía pública, después huyeron del lugar, de acuerdo con las investigaciones preliminares. 

En cuanto a Alfredo F.K. fue identificado por la madre de Esther como un comerciante de discos, cuya actividad comercial la desempeñaba cerca del domicilio de la víctima. Era una de las personas que constantemente abordaba a la niña con regalos de CD de su mercadería y que tenía una actitud sospechosa.