Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 23 de junio de 2021
  • Actualizado 20:01

Pandilla Vía 9 mató a José con su propio cuchillo; seis van a prisión

La Policía dijo que hubo una “rencilla” entre la víctima, quien también pertenecía a un grupo, y otro pandillero. Lo golpearon, apedrearon y apuñalaron cerca del cementerio de Sacaba. 

Policía presenta a los integrantes de la pandilla Vía 9 de Sacaba. OPINIÓN
Policía presenta a los integrantes de la pandilla Vía 9 de Sacaba. OPINIÓN
Pandilla Vía 9 mató a José con su propio cuchillo; seis van a prisión

Tras unas cuatro horas de audiencia, seis integrantes de la pandilla Vía 9 de Sacaba, imputados por homicidio, fueron enviados preventivamente a distintas cárceles de Cochabamba, informó Marvin Roberto Santa Cruz, presidente nacional de Abogados al Servicio de la Sociedad Boliviana (Abosers), quien apoya legalmente a la familia de la víctima.

José F., de 27 años, quien integraba la pandilla Los Villanos, perdió la vida a manos de los miembros de Vía 9. Lo golpearon, apedrearon, apuñalaron y abandonaron en vía pública en inmediaciones del cementerio de Sacaba. Según la Policía, el cuchillo que usaron para matarlo era de su propiedad y lo había usado para amenazar a sus “rivales”.

Para Santa Cruz, la “frialdad” con la que actuaron los imputados es preocupante porque considera que son un riesgo para la sociedad. “Quisieron asfixiarlo, le lanzaron piedras en la cabeza y el cuerpo, lo apuñalaron y lo patearon. Se ve un ensañamiento contra la vida y podrían asesinar a cualquier joven o señorita que transite por la calle”.

El comandante departamental de la Policía, Johnny Corrales, explicó que primero dos hombres fueron aprehendidos, la noche del martes. Al día siguiente, arrestaron a seis personas más, entre ellos dos mujeres, presuntamente implicados en el crimen. De los ocho detenidos, seis fueron aprehendidos por presunto delito de homicidio.

Tomás Félix S.C., Josué U.Ch., Erwin Pablo F.G., Ariel U.Ch., Henrry S.S. y Bryan Michael M.D., de entre 18 y 37 años, son los integrantes de Vía 9 enviados a prisión. Las mujeres, de 20 y 16 años, prestaron su declaración y fueron liberadas.

La Policía dio a conocer que casi todos los imputados tienen antecedentes por robo agravado, lesiones graves y leves.

“No vamos a descansar hasta dar con todos los miembros de la pandilla que estuvieron presentes en el lugar de los hechos. Al estar presentes tienen grado de participación sea como instigadores, encubridores o cómplices”, manifestó.

CITA QUE TERMINA EN MUERTE

Erwin Pablo F.G., alías El Naruto, y la víctima tenían “rencillas”. Se conocieron en El Abra y entablaron una amistad hasta 2019, cuando consiguieron su libertad. El primero, que estuvo ocho años en prisión, dejó antes la cárcel.

Todo terminó cuando los dos salieron de prisión. El ahora fallecido habría conocido que El Naruto hizo comentarios en su contra y, desde entonces, tenían problemas, detalló el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), Rolando Rojas.

El 8 de junio, ellos se citaron en un local próximo al cementerio de Sacaba. El Naruto estaba acompañado de al menos 10 personas. La víctima se encontraba con su hermano y tres personas más (entre ellos una mujer).

Una persona que estuvo en el lugar declaró que la dueña del negocio desalojó a los pandilleros de Vía 9 porque estaban golpeando mesas y haciendo “problemas”. Todos se encontraron en la calle y comenzó el conflicto.

Según la testigo, la víctima provocó a sus “rivales” argumentando que estaban molestándolo. El joven estaba peleando con El Naruto y Bryan Michael M.D., alías El Fiso, cuando su hermano le pasó un cuchillo para que se defienda. Los amenazó a todos hasta que Henrry S.S., conocido como El Balas, le golpeó en la cabeza con una piedra.

El ahora fallecido cayó al piso y los integrantes de vía 9 aprovecharon para golpearlo y patearlo. El Fiso tomó el cuchillo y le apuñaló al menos dos veces causándole la muerte.

Rojas señaló que la causa de muerte fue shock hipovolémico por hemorragia. No descartan que le hayan producido una contusión en la cabeza por la pedrada.

Destacó que se pudo individualizar a los autores y partícipes del crimen, y se logró desbaratar ese grupo asociado a la delincuencia.

“Se ha podido establecer que este hecho surge a raíz de las diferencias personales entre los exreclusos, ambos miembros de pandillas. Se esclareció el homicidio tras un trabajo exhaustivo de la Policía y sus organismos operativos, y de investigación”, concluyó Rojas.