Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 13 de junio de 2021
  • Actualizado 02:32

Pandilla Vía 9 mata a joven en Sacaba; hay detenidos y buscan a cabecillas

El subcomandante de la Policía, Iván Cordero, informó que dos implicados, que tenían sus prendas con manchas de sangre, fueron aprehendidos. Luego, detuvieron a otros seis posibles partícipes del crimen. La víctima fue golpeada, apedreada y apuñalada.

Policía realiza el levantamiento del cadáver de un joven asesinado por pandilleros, en Sacaba- CORTESÍA
Policía realiza el levantamiento del cadáver de un joven asesinado por pandilleros, en Sacaba- CORTESÍA
Pandilla Vía 9 mata a joven en Sacaba; hay detenidos y buscan a cabecillas

Un joven, de 27 años, fue asesinado por integrantes de la pandilla denominada Vía 9 en Sacaba. La Policía aprehendió a dos hombres, miembros de ese grupo, quienes tenían sus prendas de vestir con manchas de sangre, informó este miércoles el subcomandante departamental de la Policía, Iván Cordero.

Luego, los efectivos policiales detuvieron a otros seis presuntos implicados más. Varias personas, entre ellos menores de edad, prestaron su declaración informativa por el crimen ocurrido el martes, al promediar las 17:30, en cercanías del cementerio de Sacaba. Marvin Roberto Santa Cruz, presidente nacional de Abogados al Servicio de la Sociedad Boliviana (Abosers), quien apoya legalmente a la familia de la víctima, señaló que el joven fue golpeado, apedreado y apuñalado por unas 10 personas; todos integrantes de una pandilla. Perdió la vida en vía pública, mientras pedía auxilio.

El abogado señaló que los aprehendidos dieron elementos importantes para esclarecer el crimen, pero que los cabecillas de Vía 9 aún están siendo buscados por los efectivos policiales. Detalló que los pandilleros, que habían consumido bebidas alcohólicas durante toda la tarde, encontraron a la víctima en otro local y provocaron la pelea que derivó en una muerte.

“La víctima no estaba consumiendo bebidas con ellos, estaba en otro local. La pandilla fue a buscarlo”, manifestó.

El Subcomandante no descartó que se trate de una pelea entre pandillas. Sin embargo, señaló que el caso está en proceso de investigación. Al respecto, Santa Cruz manifestó que no se ha podido demostrar que el fallecido haya sido parte de algún grupo asociado a la delincuencia, pero solicitaron informe de antecedentes penales de la víctima para corroborar la versión de los detenidos, quienes tienen antecedentes por robo y otros delitos.

Al margen de ese aspecto, Santa Cruz expresó su preocupación por la “frialdad” con la que actuaron los pandilleros. “Quisieron asfixiarlo, le lanzaron piedras en la cabeza y el cuerpo, lo apuñalaron y lo patearon. Se ve un ensañamiento contra la vida y son un riesgo porque podrían asesinar a cualquier transeúnte”.

OTRO TESTIMONIO

Una persona declaró que estaba en el local donde se encontraban los pandilleros, de la zona de Guadalupe, consumiendo bebidas alcohólicas. Estuvo con ellos hasta que la dueña del negocio los desalojó porque algunos integrantes de ese grupo estaban golpeando las mesas y haciendo “problemas”.

Antes, vio a la víctima, junto con su hermano y tres personas más, en otra mesa cerca de la puerta. Finalmente, se percataron de que el ahora fallecido estaba delante de ellos, cuando se dirigían a la avenida para tomar un taxi.

Según esa persona, la víctima los provocó argumentando que estaban molestándolo. El joven comenzó a pelear con uno de los pandilleros, pero cayó al piso. Su hermano le habría pasado un cuchillo para que se defienda, mientras él golpeaba a otro.

Después de unos minutos, los pandilleros sostenían a la víctima por la espalda. Uno de ellos le quitó el cuchillo y lo apuñaló al menos dos veces provocando su muerte.

Los vecinos atemorizados no pudieron ayudar a la víctima, pero llamaron a la Policía. Los uniformados encontraron al joven sin vida y realizaron el levantamiento legal del cadáver, y colectaron algunas evidencias cerca de un río y otros espacios.

La Policía investiga el hecho. Se prevé que los detenidos sean puestos ante un juez cautelar esta jornada, donde se definirá su situación jurídica. Santa Cruz señaló que el caso inicialmente ha sido tipificado como homicidio.

Según el artículo 251 del Código Penal, ese delito se sanciona con presidio de cinco a 20 años de cárcel. Se da cuando alguien mata a otra persona.

Otro caso similar ocurrió a mediados de mayo, en Quillacollo. Un joven, de 18 años, fue asesinado por integrantes de la pandilla Los Petardos. La víctima junto a su enamorada y otro acompañante caminaban por la zona de El Calvario cuando se encontraron con los pandilleros, y tuvieron una “rencilla” que derivó en el asesinato del joven.