Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 25 de mayo de 2024
  • Actualizado 00:00

LOS SINDICADOS FUERON RETENIDOS POR NUEVE HORAS

Palca: los sorprenden con objetos robados y se salvan de ser linchados

La Policía dialogó con los comunarios y logró rescatar a Modesto A.R. y Martín L.S. Ambos fueron trasladados ayer a la Fiscalía de Sacaba. 

La Policía interviene en el caso de intento de linchamiento en Palca Chico, Sacaba./ CORTESÍA
La Policía interviene en el caso de intento de linchamiento en Palca Chico, Sacaba./ CORTESÍA
Palca: los sorprenden con objetos robados y se salvan de ser linchados

Modesto A.R., de 34 años, y Martín L.S., de 31, se salvaron de ser linchados por comunarios de Palca Chico, en Sacaba. Los dos hombres fueron sorprendidos con objetos robados de una propiedad del lugar y fueron maniatados bajo amenazas de “justicia por mano propia”. La Policía dialogó con la gente y logró el rescate y traslado de los denunciados después de nueve horas retenidos.

De acuerdo con las investigaciones, Modesto y Martín, provenientes de comunidades en Potosí, estaban viviendo en Palca. Modesto llevaba cuatro años en la zona, mientras que Martín llevaba un año. El miércoles, los dos hombres habían robado una garrafa, cocina y prendas de vestir a una vecina, de 53 años. Los comunarios los descubrieron con los objetos robados y estaban decididos a impartir “justicia por mano propia”, algo que va en contra de la ley.

El investigador de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) alertado por un dirigente, solicitó apoyo al grupo DELTA para rescatar a los acusados de robo y evitar una situación peligrosa. Tras negociaciones, los dirigentes y comunarios accedieron a entregar a los hombres a las autoridades. Los sindicados fueron trasladados a las dependencias de la Fiscalía para prestar declaración.

La intervención oportuna de los funcionarios policiales permitió salvaguardar la vida de Modesto y Martín, quienes ahora enfrentan las consecuencias legales de sus actos. La Policía destaca la importancia de respetar el debido proceso y la ley, evitando la aplicación de “justicia por mano propia”.