Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 05 de diciembre de 2020
  • Actualizado 10:14

Niño de 9 años fue flagelado por su padre en Villa Tunari

Personal de salud reportó el caso de maltrato infantil a la Policía. El menor de edad tiene trauma abdominal y equimosis en los brazos y espalda.

Las marcas de los golpes en la espalda del niño. FELCV
Las marcas de los golpes en la espalda del niño. FELCV
Niño de 9 años fue flagelado por su padre en Villa Tunari

Un hombre, de 28 años, fue arrestado acusado de flagelar a su hijo de nueve años en su domicilio particular en el municipio de Villa Tunari, en la región del Trópico. Personal del centro de salud identificó signos de violencia en el cuerpo del menor de edad y reportaron a los efectivos policiales para su investigación, informó este martes la directora interina de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) de Cochabamba, Rocío Rivas.

La investigación comenzó la tarde del lunes y fue tipificado como violencia doméstica y familiar. La víctima presentaba evidencias de maltrato infantil consistente en trauma abdominal y equimosis en los brazos y espalda. Tenía marcas en la piel de haber sido golpeado con un cinturón.

Rivas indicó que las investigaciones preliminares dan cuenta de que el progenitor agredió física y psicológicamente al niño. No fue la primera vez que reaccionó con violencia en contra de su hijo mayor.

La Defensoría de la Niñez y Adolescencia (DNA), con el equipo multidisciplinario, realizaron la valoración psicológica al menor de edad. Los funcionarios municipales y policiales pidieron a la fiscal asignada al caso que fundamente la aprehensión del padre puesto que hay evidencias y antecedentes de los hechos de violencia.

“Se está procediendo a realizar todos los actuados investigativos donde participa el equipo multidisciplinario para establecer lo ocurrido con el menor de edad. Está claro que el niño presenta lesiones en el cuerpo”, manifestó.

Añadió que la madre de la víctima no brindó la información suficiente respecto al caso. En ese entendido, la Defensoría determinó realizar una valoración psicológica a la familia. La pareja tiene tres hijos; el mayor es el que fue golpeado.